Tranquilidad en las oficinas de Caja Castilla-La Mancha: “He venido a ingresar mi dinero”
  1. Mercados
  2. Finanzas personales
LOS EMPLEADOS, LOS MÁS PREOCUPADOS

Tranquilidad en las oficinas de Caja Castilla-La Mancha: “He venido a ingresar mi dinero”

En la fría mañana de este lunes, 30 de marzo, el ambiente era de sorprendente normalidad en Alcalá, calle madrileña que acoge la sede central de

placeholder Foto: Tranquilidad en las oficinas de Caja Castilla-La Mancha: “He venido a ingresar mi dinero”
Tranquilidad en las oficinas de Caja Castilla-La Mancha: “He venido a ingresar mi dinero”

En la fría mañana de este lunes, 30 de marzo, el ambiente era de sorprendente normalidad en Alcalá, calle madrileña que acoge la sede central de Caja Castilla-La Mancha en la capital. Una sucursal enorme, prácticamente vacía. A primera hora de la mañana, no había colas, ni nervios, ni prácticamente clientes. Los pocos que se han acercado a la oficina han manifestado su satisfacción por el hecho de que el Banco de España interviniera ayer de urgencia la entidad. Los más preocupados, sin duda, los empleados, que incluso han enviado al agente de seguridad a expulsar del edificio a la periodista que entrevistaba a los clientes.

Una constante entre los entrevistados ha sido la manifestación de una mayor tranquilidad después de la intervención del regulador. “He venido a ingresar mi dinero”, ha declarado una jubilada, que afirma sentirse más segura hoy que anteayer. “La intervención era lógica. Me ha dado más seguridad”, asevera. No se puede decir que no estuviera al tanto de la difícil situación de la caja: “Esto tenía que ocurrir, porque había muchos rumores. Y al final la fusión con Unicaja no cuajó. Pero mira, aquí no hay movimiento, o sea que la gente está tranquila”.

No opina lo mismo un cliente más joven, que se ha pasado esta mañana por la oficina para sacar algo de dinero. “Seguramente voy a sacar el poco dinero que tengo”. Sin embargo, no estaba muy alarmado, porque tenía dos personas delante y ha preferido dejarlo para más tarde. Eso sí, ha manifestado extrañeza y desconfianza: “Esto que ha pasado es muy extraño. No me lo esperaba. Yo pensaba que hoy aquí iba a haber cola”. Y coincide con todas las personas consultadas en destacar la mala gestión de la entidad. “La gestión tiene que haber sido mala, porque para que ocurra esto, algo tiene que haber. El problema es ¿Dónde metes el dinero?“.

La gente lleva meses retirando depósitos

Precisamente en la gestión incide un empleado de la caja que esperaba su turno –delante sólo tenía una sola persona- como cliente para realizar sus operaciones mensuales. “Soy empleado. ¿Qué quieres que te diga de la gestión?” El hombre se mordía la lengua. Eso sí, ha reconocido que “La gente está muy preocupada” y, como los demás, confiesa que “esto, si me apuras, tranquiliza”.

Otra clienta de la caja castellano-manchega que trabaja en Madrid ha comentado que “en Madrid no habrá tanta preocupación, pero en Castilla-La Mancha hacía mucho tiempo que se oían rumores. La cosa es muy seria, porque hay muchos pueblos en la comunidad que sólo conocen una caja, y tienen metidos ahí los ahorros de muchos años trabajando”. Pese a todos, como los demás, ha mostrado su intención de “mantener aquí mis ahorros por ahora”. Ahora bien, ha reconocido que “la gente lleva meses retirando depósitos”.

Efectivamente, sólo en el pasado mes de enero se retiraron unos 300 millones de euros en depósitos de Caja Castilla-La Mancha. Cifra que asciende a los 1.500 millones de euros en un año. El sindicato Comisiones Obreras ha elevado el dato hasta los 2.000 millones de euros. La entidad culpa de este extremo a la intensidad de la “campaña de desprestigio”.

Caja Castilla-La Mancha Banco de España