Acuerdo de El Corte Inglés y Mutua: una devaluación que deja buen sabor de boca
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Valoración cercana a los 7.000 millones

Acuerdo de El Corte Inglés y Mutua: una devaluación que deja buen sabor de boca

El precio asumido por Mutua para comprar el 8% del grupo de grandes almacenes muestra una devaluación desde 2015 bastante menor de la que cabía asumir

Foto: Foto: EC.
Foto: EC.

La entrada de Mutua Madrileña en el capital de El Corte Inglés supone un hito de enorme relevancia en la historia de recuperación del grupo de grandes almacenes. En una doble operación en la que ha invertido unos 1.105 millones de euros, la entidad que dirige Ignacio Garralda se ha hecho con una porción mayoritaria del negocio asegurador de El Corte Inglés, así como con un 8% del capital del 'holding'.

A esta segunda operación, Mutua ha destinado, según han informado ambas compañías, unos 555 millones de euros, lo que supone dar una valoración al conjunto del negocio de 6.937,5 millones. Poco más de seis años después de la entrada del jeque catarí Hamad Bin Jassim Al Thani, con una inversión de 1.000 millones para hacerse con el 10% de las acciones, el movimiento de Mutua permite obtener una medición certera de la depreciación que ha sufrido la compañía a lo largo de estos últimos años. Y a primera vista, los números hablan de un deterioro muy sensible, pues en este periodo la compañía que preside Marta Álvarez ha visto caer su valoración en algo más de un 30%, desde los 10.000 millones en que se fijó su precio en la operación de Al Thani.

Esta pérdida, con todo, no puede suponer en ningún caso una sorpresa. El negocio de los grandes almacenes se ha visto fuertemente golpeado en el último lustro por lo que en ocasiones se ha dado en llamar el "apocalipsis del 'retail". La fuerte irrupción del comercio 'online' pilló a grupos como El Corte Inglés con el pie cambiado, con una estructura inadecuada para plantar cara a los nuevos ‘players’ del sector, que acabaron azuzando una guerra de precios que dejó muy tocada la rentabilidad del negocio. Esta realidad ha costado desde el verano de 2015 algo más del 60% de su valor en bolsa a compañías semejantes a El Corte Inglés, como la británica Marks & Spencer o la estadounidense Macy’s.

Mientras Macy's y M&S han perdido un 60% de su valor, ECI se habría devaluado un 30%

Atendiendo a estos números no parecía descabellado estimar una devaluación de El Corte Inglés, al menos, semejante. Porque, además, en el caso de la compañía española, el escenario general del sector se ha visto agravado por los efectos de su elevado endeudamiento —consecuencia de su agresiva política de crecimiento de las décadas anteriores— y, más importante aún, una virulenta guerra interna entre el entonces presidente, Dimas Gimeno, y sus primas, las hermanas Álvarez, que acabaron arrebatándole el mando del grupo.

Con todos estos elementos sobre la mesa, el deterioro asumido en esta operación puede dejar un buen sabor de boca en las oficinas de la dirección de El Corte Inglés. No en vano, tomando como referencia los resultados de 2019, los anteriores al efecto de la pandemia, Mutua Madrileña estaría pagando hasta 22 veces los beneficios del grupo español, mientras que Marks & Spencer y Macy’s muestran actualmente valoraciones, con relación a sus ganancias prepandémicas de entre ocho y 12 veces.

Parece obvio que el precio asumido por Mutua conlleva cierta prima, asumida como parte del acuerdo para poder acceder al potente canal de distribución que representa Seguros El Corte Inglés, que a partir de ahora estará bajo el control de la firma de Garralda. Queda así en evidencia el aún relevante poder de marca que aún conserva el grupo de grandes almacenes y el valor que aún tiene su implantación y arraigo a lo largo de toda la geografía nacional.

Foto: El Corte Inglés de Nuevos Ministerios, Madrid. (Reuters)

Asimismo, estos números parecen dar un voto de confianza al plan estratégico recientemente anunciado por la compañía, con el que pretende impulsar de forma muy sensible sus resultados, al tiempo que termina de sanear una posición financiera que hoy luce bastante menos comprometida que hace apenas unos años, pese al daño de la pandemia.

La calma que parece haberse instalado en sus órganos de dirección juega a favor de la consecución de sus objetivos y los fondos obtenidos en esta operación representan, sin duda, una poderosa palanca a partir de la que implementar los siguientes pasos de su estrategia.

Una estrategia que tiene como meta final —una meta planteada desde hace años sin alcanzarla— la salida a bolsa del grupo. Será cuando llegue ese momento cuando el mercado ofrezca una idea más realista del valor que se otorga a los activos de El Corte Inglés. Y no será fácil replicar las valoraciones vistas en esta operación. Pero, de momento, el acuerdo con Mutua deja un buen sabor de boca.

La entrada de Mutua Madrileña en el capital de El Corte Inglés supone un hito de enorme relevancia en la historia de recuperación del grupo de grandes almacenes. En una doble operación en la que ha invertido unos 1.105 millones de euros, la entidad que dirige Ignacio Garralda se ha hecho con una porción mayoritaria del negocio asegurador de El Corte Inglés, así como con un 8% del capital del 'holding'.

Ignacio Garralda
El redactor recomienda