Vivendi, la pieza secreta de Amber para ganar la partida en Prisa
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
Toma un 7,6% del capital

Vivendi, la pieza secreta de Amber para ganar la partida en Prisa

El entendimiento alcanzado por ambas firmas en otros proyectos parece augurar que la firma gala actuará en Prisa de forma coordinada con el máximo accionista del grupo

placeholder Foto: Foto: EC.
Foto: EC.

La entrada de Vivendi en el accionariado de Prisa es una de esas operaciones que solo parece ofrecer lecturas positivas para la compañía objeto de la compra. La apuesta del conglomerado francés de compañías de medios y entretenimiento por el grupo editor del diario 'El País' representa la muestra más efectiva —tras los recientes movimientos de tanteo de Blas Herrero y Vocento— del interés que vuelve a suscitar en el sector el negocio de la compañía que dirige Manuel Mirat, tras años de decadencia. Las ganancias de hasta el 21% que han llegado a registrar sus acciones evidencian la visión favorable con la que lo ha recibido el mercado.

Vivendi se ha hecho con un 7,6% del capital de Prisa, facilitando la salida de HSBC, uno de esos accionistas por accidente que tanto abundan en el capital de la compañía, y que ha logrado desprenderse de su paquete de acciones en un momento relativamente bueno, tras la revalorización de las acciones cercana al 150% desde el pasado septiembre —aunque aún cotizan más de un 34% por debajo de los niveles previos a la pandemia—, y sin asumir apenas descuento sobre el precio de cierre del día anterior.

La perspectiva de una próxima recuperación de la economía se ha aunado con la mejora de la posición financiera del grupo (tras la reciente venta de Santillana España y la refinanciación de su aún abultada deuda) y la buena acogida que ha recibido su plan estratégico de segregar sus dos patas principales de negocio (los medios de comunicación y la plataforma de educación en Latinoamérica) para ofrecer una imagen menos inquietante de las perspectivas de futuro de la compañía, como parece demostrar el movimiento de Vivendi.

Las acciones de Prisa han llegado a escalar hasta un 21% este viernes

"Que una empresa como Vivendi, que conoce el sector, entre de este modo, después de las recientes subidas, lo que te dice es que se sigue viendo valor por explotar en los negocios de Prisa", considera Virginia Pérez, analista de Intermoney.

Entre estas buenas nuevas se ha colado, sin embargo, en las últimas semanas, las sombras que arrojan sobre la marcha del grupo, las batallas internas que fracturan desde hace tiempo el consejo, y que se evidenciaron el pasado diciembre en la destitución del presidente Javier Monzón, en lo que supuso un claro golpe de mano del máximo accionista de la compañía, Amber Capital —con la cooperación de Telefónica—, frente a Banco Santander y sus aliados.

Foto: EC.

Para una compañía inmersa en un plan de reestructuración tan delicado, los frecuentes enfrentamientos internos han supuesto una vulnerabilidad muy gravosa. Y la débil mayoría lograda por Amber en su último movimiento no permitía dar por cerradas las hostilidades. Sin embargo, la entrada de Vivendi en el accionariado de Prisa podría ayudar a inclinar la balanza del lado del fondo que capitanea Joseph Oughourlian —actual presidente en funciones del grupo de medios—.

Y es que Vivendi y Amber Capital son viejos conocidos en el sector, donde comparten posiciones relevantes en el grupo de medios francés Lagardère, en el que han aunado fuerzas durante meses en una lucha por conseguir un viraje en la gestión de la compañía. Este entendimiento, si se replicara en Prisa, podría suponer un apuntalamiento de la hoja de ruta diseñada por el fondo activista, que pasa principalmente por llevar a buen término la separación del grupo en dos compañías diferenciadas y cristalizar valor —ya sea dando entrada a un nuevo socio comercial o a través de una salida a bolsa— en la rama de educación.

Amber y Vivendi ya han aunado fuerzas en el grupo de medios galo Lagardère

"Este es, en mi opinión, el ángulo más importante de la entrada de Vivendi. Se puede ver como un refuerzo de la gobernanza, si Amber y Vivendi mantienen una orientación común, como en Lagardère, permitirá que la compañía encare con más decisión una hoja de ruta clara, que es razonable y estructurada", apunta Manuel Lorente, analista de Mirabaud Securities.

Sin duda, el aterrizaje de Vivendi en Prisa ofrece posibilidades adicionales que van desde las pretendidas sinergias en contenidos digitales a un refuerzo de las hipótesis de M&A, si se acepta la idea de que el grupo galo podría plantearse incrementar su participación, aprovechando que, como en el caso de HSBC, aún son muchos los accionistas de Prisa cuya presencia en la empresa no responde a ningún tipo de apuesta estratégica.

Sin embargo, no hace falta dar mucho peso a estos factores para comprender que el mero hecho de desactivar la inestabilidad en el mando de la compañía ya supone un logro de calado para un grupo que debe enfrentar retos de gran calado. Y Vivendi puede ser la pieza ganadora de Amber para desalentar a quienes aún pudieran pretender disputarle las riendas de la compañía.

La entrada de Vivendi en el accionariado de Prisa es una de esas operaciones que solo parece ofrecer lecturas positivas para la compañía objeto de la compra. La apuesta del conglomerado francés de compañías de medios y entretenimiento por el grupo editor del diario 'El País' representa la muestra más efectiva —tras los recientes movimientos de tanteo de Blas Herrero y Vocento— del interés que vuelve a suscitar en el sector el negocio de la compañía que dirige Manuel Mirat, tras años de decadencia. Las ganancias de hasta el 21% que han llegado a registrar sus acciones evidencian la visión favorable con la que lo ha recibido el mercado.

El País HSBC Amber Capital Noticias del Grupo Prisa
El redactor recomienda