Es noticia
Menú
Vuelven las apuestas en renta fija: los gestores españoles se encomiendan al BCE
  1. Mercados
IX ENCUESTA DE SENTIMIENTO DE MERCADO

Vuelven las apuestas en renta fija: los gestores españoles se encomiendan al BCE

Los fondos y las bancas privadas esperan que se mantenga a raya las primas de riesgo y que los tipos de interés no suban más de lo que ya ha descontado el mercado

Foto: (iStock)
(iStock)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los inversores conservadores, que llevan años de represión financiera y solo quieren preservar el capital, sufren en 2022 pérdidas históricas. Porque las caídas de los bonos están siendo históricas, las mayores en décadas, ante las subidas verticales de los tipos de interés, que descuentan la acción de los bancos centrales para contener la inflación.

Sin embargo, esta espiral podría haber tocado suelo, según las estimaciones de los gestores de fondos y banca privada que han participado en la Encuesta de Sentimiento de El Confidencial. De las 27 entidades participantes, con más de 600.000 millones bajo gestión, casi dos terceras partes creen que los bonos han tocado suelo.

Foto:
Los fondos capitulan: asumen otra crisis y se preparan para más caídas en bolsa
Óscar Giménez Carlos Rodríguez Rocío Márquez Fernando Anido Laura Martín

De hecho, el sesgo hacia la deuda soberana ha mejorado y, por primera vez en las nueve ediciones mensuales de esta encuesta, es mejor que para la renta variable española o para el universo bursátil europeo. También es positivo el consenso a 12 meses en deuda corporativa y en deuda 'high yield'.

Para estas proyecciones, es clave el éxito que pueda tener el Banco Central Europeo (BCE). La autoridad monetaria quiere empezar a subir tipos este mes para controlar la inflación, aunque el mercado ha reducido la curva prevista de alzas. En paralelo, el BCE prepara un plan antifragmentación financiera. Dicho de otra manera, quiere evitar que las primas de riesgo de la deuda periférica, incluyendo la española, o de bonos corporativos, se descontrolen.

Las firmas españolas confían en que el BCE puede alcanzar los dos objetivos, con lo que no habría un 'trade off' en este sentido. Además, creen que la economía crecerá menos o entrará en recesión, con lo que no serán necesarias tantas subidas de tipos y, por lo tanto, esperan ganancias para los que compren ahora renta fija. En una escala en la que 10 es éxito absoluto y 0 es fracaso total, la media de las respuestas es 6,2.

Los gestores, en general, han elevado su pesimismo antes del mercado, con la excepción de la renta fija. De hecho, han aumentado la liquidez, desde el 10% al 12,5%, que tendrían en una cartera moderada que, tradicionalmente, tendría la mitad de los activos en renta variable y la otra mitad en deuda.

Las perspectivas han empeorado para la renta variable, pero mejoran en deuda. La tesis que gana enteros entre los inversores es que hay un deterioro macro que reducirá la inflación, evitando que los bancos centrales se pasen de frenada con las subidas de tipos de interés. Esto es, que el 'precio del dinero' no subirá más de lo que ya está descontado en el precio de los activos.

El bono español a 10 años, por ejemplo, ha pasado en 2022 desde el 0,5% hasta el 2,4%, pasando el mes pasado por un pico por encima del 3%. Esto supone pérdidas para quien tuviera deuda española en enero. Y lo mismo ha ocurrido en todo el universo de renta fija por las subidas de tipos de interés ante una inflación desbocada.

Foto:
Encuesta sobre sentimiento de mercado a gestoras y bancas privadas españolas
Óscar Giménez C. Rodríguez Fernando Anido Rocío Márquez Laura Martín

El crecimiento de los precios se agravó con la guerra de Ucrania. El BCE anticipa una inflación media del 6,8% este año en la eurozona y del 3,5% el que viene. Aunque el miedo ahora es que la recuperación tras el covid descarrile. Por lo pronto, hay señales que preocupan, como la inversión de la curva de bonos en Estados Unidos.

Los gestores han empeorado el sesgo sobre la posibilidad de que haya revisiones a la baja en las previsiones económicas para España y, también, a nivel global. Un deterioro que también se traduce en que el mayor riesgo que ven en los próximos meses es un descenso del consumo. No en vano, junto a la incertidumbre, los hogares se enfrentan a una disminución de su poder adquisitivo por la subida de los precios y del euríbor.

Han participado, por orden alfabético, Andbank España, Augustus Capital AM, BBVA AM, Beka Finance Private Banking, Belgravia (Singular Bank), Buy & Hold SGIIC, CaixaBank AM, Caser Asesores Financieros, Creand Wealth Management, Credit Agricole Indosuez Wealth Management España, Deutsche Bank, Ibercaja Gestión, iCapital, Mapfre Gestión Patrimonial, Miralta, Mutuactivos, MyInvestor, Olea Gestión de Activos SGIIC, Openbank, Sabadell Urquijo Gestión SGIIC, Santander AM, Santander Banca Privada España, Trea AM, Tressis, UBS, Velar Inversiones y Welzia.

Los inversores conservadores, que llevan años de represión financiera y solo quieren preservar el capital, sufren en 2022 pérdidas históricas. Porque las caídas de los bonos están siendo históricas, las mayores en décadas, ante las subidas verticales de los tipos de interés, que descuentan la acción de los bancos centrales para contener la inflación.

Banco Central Europeo (BCE) Renta fija Inflación
El redactor recomienda