Es noticia
Menú
El repunte de la inflación mete más presión al BCE y dispara la rentabilidad del bono al 1,54%
  1. Mercados
Por la crisis energética

El repunte de la inflación mete más presión al BCE y dispara la rentabilidad del bono al 1,54%

Tanto la evolución de los precios en Alemania como en España ha repuntado con fuerza y más de lo previsto, lo que ha provocado un nuevo repunte de rentabilidades en la renta fija

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (Reuters/Daniel Roland)
Christine Lagarde, presidenta del BCE. (Reuters/Daniel Roland)

La inflación mete más presión a los bancos centrales para que tomen medidas. Este miércoles se han conocido los datos preliminares de IPC del mes de marzo, tanto de España como de Alemania, que han mostrado un fuerte repunte de los precios, muy por encima de lo esperado, lo que añade aún más presión si cabe a Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE), para que lleve a cabo la ansiada subida de tipos. Así, se produce una oleada de ventas de bonos que provoca, al comportarse de manera inversa al precio, un fuerte repunte de las rentabilidades.

La rentabilidad del bono español a 10 años, el de referencia, sigue con su repunte y este martes alcanza el 1,539%, su nivel más alto desde 2018. Lejos del 1,5% al que cerró la sesión anterior y aún más del 0,565% que arrancó este curso.

El bono español replica la tendencia alcista que registra su homólogo alemán, que es el de referencia en Europa y considerado el más seguro, que se ha situado en el 0,6530%, lo que también supone un nuevo máximo desde 2018 y deja la prima de riesgo en los 90 puntos básicos. En Estados Unidos, el bono a 10 años se mantiene estable respecto a la jornada previa, en el 2,354%, máximos desde mayo de 2019.

Foto: Sede del BCE, en Frácnfort. (Reuters / Kai Pfaffenbach)

Este repunte de la rentabilidad se ha agudizado en las últimas sesiones y, sobre todo, este miércoles tras conocerse los datos de inflación. En Alemania, los precios han subido un 7,3% en marzo, 2,2 puntos más que la registrada en febrero y por encima de lo esperado por los expertos, que era de un 6,3%.

Misma situación que se ha producido en España. La crisis energética ha disparado la inflación hasta el 9,8% en marzo, su nivel más alto desde 1985 y 2,2 puntos más que en el mes de febrero. El 'shock' energético provocado por la guerra en Ucrania ha reventado todas las previsiones de los expertos durante las últimas sesiones, ya que los bancos de inversión preveían que se situaría solo en el 8%.

El economista jefe del BCE, Philip Lane, quien hasta la fecha se ha caracterizado como uno de los miembros de la institución más partidarios de las políticas de estímulos, reconoció que "hay escenarios en los que sería apropiado comenzar a normalizar los tipos de interés a finales de este año", aunque también señaló que otros escenarios podrían hacer aconsejable esperar.

El repunte de los precios amenaza con descarrilar el crecimiento económico. De hecho, la rentabilidad del bono estadounidense a dos años superó, brevemente, al de 10 años este martes por primera vez desde 2019, lo que manda una señal de alerta a Jerome Powell, gobernador de la Fed, de que las subidas de tipos pueden provocar que se caiga en una recesión. De ahí que haya muchos temores a una subida de tipos temprana o tardía.

La inflación mete más presión a los bancos centrales para que tomen medidas. Este miércoles se han conocido los datos preliminares de IPC del mes de marzo, tanto de España como de Alemania, que han mostrado un fuerte repunte de los precios, muy por encima de lo esperado, lo que añade aún más presión si cabe a Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE), para que lleve a cabo la ansiada subida de tipos. Así, se produce una oleada de ventas de bonos que provoca, al comportarse de manera inversa al precio, un fuerte repunte de las rentabilidades.

Christine Lagarde Bancos centrales Inflación Rentabilidad
El redactor recomienda