Es noticia
La Agencia Internacional de la Energía culpa a Putin de la crisis de gas que asola Europa
  1. Mercados
EL SUMINISTRO CAE UN 25% EN EL Q4

La Agencia Internacional de la Energía culpa a Putin de la crisis de gas que asola Europa

El director de la AIE asegura que Rusia podría aumentar el flujo más de un 30% y es responsable de la mitad de la escasez: "El déficit de reservas se debe en gran medida a Gazprom"

Foto: El presidente ruso, Vladimir Putin. (EFE)
El presidente ruso, Vladimir Putin. (EFE)

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) tiene claro cuál es el principal culpable de la crisis del gas que asola Europa. Y, sí, es el que usted está pensando. El director ejecutivo del organismo, el turco Fatih Birol, lo ha expresado con gran claridad en un encuentro con periodistas celebrado este miércoles: "Hay una fuerte escasez en el mercado europeo del gas por el comportamiento de Rusia". Y ha añadido: "El déficit de reservas se debe en gran medida a [la compañía semipública rusa] Gazprom".

Europa atraviesa el invierno con las reservas en mínimos de una década, después de que el país presidido por Vladimir Putin redujese un 25% el suministro durante el cuarto trimestre de 2020. La situación ha llevado a varios récords de los futuros del gas, que este miércoles se pagan a 86 euros el megavatio por hora en la Bolsa de Ámsterdam, el triple que el año pasado. Y, con ellos, a los máximos en el mercado mayorista de la luz.

En ese contexto, que ha supuesto un duro golpe para las economías del Viejo Continente, Birol ha remarcado que los bajos flujos coinciden con las tensiones geopolíticas a cuenta de Ucrania y que Rusia tendría la capacidad de aumentar hasta en un tercio su suministro. Esto supondría unos 3.000 millones de metros cúbicos más al mes, el equivalente a un buque de gas natural licuado (GNL) al día. Precisamente, los países europeos han aumentado las importaciones de GNL, principalmente desde Estados Unidos, para compensar los problemas de suministro a través de los gaseoductos rusos.

Foto: El presidente de Rusia, Vladimir Putin. (Reuters)

Pese a los precios elevados y la gran demanda procedente de la Unión Europea, Putin mantiene cerrado el grifo. Las exportaciones aún están un 22% por debajo de los niveles previos a la pandemia, según los datos proporcionados por la AIE. El organismo, al que no pertenece Rusia, fue creado tras la crisis del petróleo de 1973 para coordinar las políticas energéticas de los países miembros, entre los que están la mayoría de los socios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Moscú ha limitado los flujos hacia el continente, mientras que otros proveedores, como Noruega, Argelia y Azerbaiyán, los han aumentado, siempre según Birol. Las instalaciones de almacenamiento de gas en la UE están a un 51% de su capacidad, frente al 70% habitual. Gazprom es responsable de la mitad del déficit de existencias en Europa, aunque las instalaciones de la empresa rusa solo representan el 10% de la capacidad total instalada en el continente, dijo el dirigente.

"Aunque Gazprom está cumpliendo sus compromisos en los contratos a largo plazo, ha reducido las ventas al contado"

Putin ordenó el año pasado a Gazprom que llenara sus almacenes europeos. Aunque se añadió algo de gas, no fue suficiente para satisfacer las necesidades del continente. Los altos precios de la energía han hecho que las industrias pesadas, desde las fundiciones de metales hasta los productores de fertilizantes, reduzcan su producción o la detengan por completo. Esto ya ha ocurrido en España con Sidenor, por ejemplo, o Ferroatlántica, que este mismo miércoles anunciaba que trabajará con un solo horno hasta abril.

"Aunque entendemos que Gazprom está cumpliendo sus compromisos contractuales en los contratos a largo plazo, ha reducido las ventas al contado a Europa, y ello a pesar de que el precio de los contratos a largo plazo están muy por debajo de los niveles actuales de los precios al contado", dijo Birol.

La agencia con sede en París también recomendó que los países de Europa establezcan niveles mínimos de inventarios para salvaguardar el suministro en el futuro. "Europa en su conjunto no ha prestado suficiente atención a la importancia crítica del almacenamiento de gas para su seguridad", concluyó el director ejecutivo de la AIE.

Gas natural Pandemia Exportaciones Unión Europea
El redactor recomienda