Es noticia
Menú
El fútbol regatea a la Bolsa y aprovecha el tirón de las 'criptos' para engordar sus ingresos
  1. Mercados
Barça y Atlético ya tienen su propia moneda

El fútbol regatea a la Bolsa y aprovecha el tirón de las 'criptos' para engordar sus ingresos

A pesar de que los 'fan tokens' mueven volúmenes de dinero mucho más pequeños, ¿por qué los equipos españoles se decantan por esta opción en vez de salir al mercado?

Foto: Partido entre el F.C. Barcelona y el Getafe. (Reuters)
Partido entre el F.C. Barcelona y el Getafe. (Reuters)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

"En los próximos dos años habrá algún club en Bolsa". Estas palabras las pronunció el presidente de LaLiga, Javier Tebas, en una entrevista al diario 'El Mundo' que se publicó en abril de 2018. Han pasado más de tres años desde entonces y todavía no hemos visto a ningún directivo del fútbol español tocando la campana en la Bolsa de Madrid. Pero esto no significa que los dirigentes se hayan quedado de brazos cruzados en la búsqueda de financiación, sino que han apostado por otro tipo de activos: los 'fan tokens'.

Se trata de criptomonedas lanzadas por las entidades deportivas que, además de suponer una forma de inversión, dotan al aficionado de ciertos privilegios (descuentos en las camisetas, acceso a asientos vip, conocer jugadores...). Se calcula que, en la actualidad, este mercado mueve alrededor de 460 millones de euros y podría alcanzar los 8.400 millones en pocos años, de acuerdo con los datos de la web especializada Fan Token Rank. Algunos históricos del fútbol español ya están apuntados a esta revolución, como el F.C. Barcelona, el Atlético de Madrid, el Valencia C.F. y el Levante. Hasta la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) lanzó su propio 'token' este verano.

A pesar de que los 'fan tokens' mueven volúmenes de dinero mucho más pequeños, ¿por qué se decantan por esta opción en vez de dar el salto al parqué? La profesora del Máster en Dirección de Empresas del Deporte de la Universidad de Barcelona, María del Carmen García Ramos, lo tiene claro: "Suponen una fuente de ingresos ágil para el club, sin tener que hacer frente a los procedimientos y requisitos que marca la salida a Bolsa". Y es que para empezar a cotizar debe entregarse la documentación legal pertinente y hay que hacer frente a una auditoria de las cuentas de los tres últimos años, un proceso que conlleva una inversión en tiempo y esfuerzo importante.

Foto: Foto: Bitci.

Para los equipos de fútbol, acostumbrados al oscurantismo en su gestión, tanta burocracia puede suponer un problema. De ahí las reticencias a adentrarse en el mercado bursátil, donde quedarían bajo el paraguas de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Este organismo regulador obliga a facilitar información de forma periódica tanto en lo financiero (las cuentas del club) como de los hechos relevantes que pueden provocar movimientos importantes en la cotización (fichajes de relevancia). "Se enfrentan a una falta de cultura en este tipo de financiación, factor que puede tener mayor peso del que pudiéramos pensar", sostiene García Ramos.

Misma reflexión es la que arguye Laura Bolaños, consultora de negocios digitales. "No están dispuestos a realizar la completa transparencia de sus cuentas", mientras que los 'fans token' les "ayudan a generar ingresos rápidos" sin necesidad de cambiar su 'modus operandi', apunta en declaraciones a este medio.

"La actual situación económica tampoco es la ideal (para empezar a cotizar), dada la crisis del covid-19", añade esta experta que conoce de cerca el mundo de los 'criptos' en el deporte. No tanto por el estado de las cuentas de las entidades que militan en primera y segunda división, que se han tenido que apretar el cinturón por el cierre de los estadios, sino por el 'momentum' del mercado. En los últimos años, y sobre todo durante la pandemia, no se han dado las condiciones necesarias para empezar a cotizar, como demuestra la sequía de estrenos sobre el parqué español.

Foto: Foto: Reuters.

Este argumento es compartido por el socio y responsable de la División de Mercados de Capital en Fellow Funders, Mariano Colmenar: "En el ámbito futbolístico, la pandemia se ha acabado hace dos días, lo que hace que los clubs se estén replanteando sus decisiones". Para este experto, tampoco es un impedimento que las cuentas se encuentren en números rojos, ya que en los últimos tiempos se han observado debuts bursátiles de compañías tecnológicas, sobre todo de EEUU, que nunca habían generado beneficios.

En la búsqueda de respuestas que expliquen por qué el fútbol español rehúye la Bolsa, Colmenar mira más allá del aspecto económico y apunta a la propia idiosincrasia del fútbol: "Son entidades atípicas para este tipo de financiación". Se trata de organizaciones que tienen una gobernanza que no se asemeja totalmente a lo que puede ser una compañía normal, porque "se mezcla la gestión deportiva con la gestión económica", explica. La forma que habitualmente han encontrado los dirigentes para aunar estos dos aspectos, sin tener detrás a un accionariado que pueda castigar cualquier decisión, es acudir a las fuentes tradicionales como la financiación bancaria.

Mismamente, el F.C. Barcelona formalizó este verano un crédito de 525 millones de euros con Goldman Sachs para desahogar sus cuentas, aunque es cierto que este club no podría cotizar al no estar estructurado como una sociedad anónima deportiva (SAD). Lo mismo sucede con el Real Madrid, el Athletic Club y el Osasuna, que tendrían que cambiar el tipo de sociedad en la que están constituidos.

Foto: El Cádiz, primer equipo de LaLiga en estar patrocinado por una criptomoneda (Cádiz CF)

En estos momentos, desde Fellow Funders están asesorando a dos equipos con la finalidad de que empiecen a cotizar. Basado en esta experiencia, Colmenar mantiene que "los grandes clubs de primera división tienen todos los mimbres para salir al mercado" y, de hecho, cree que este hito llegará en un futuro no muy lejano. "Es una vía estupenda para obtener financiación alternativa, sobre todo en este periodo de crisis, y además, serviría para profesionalizar y transparentar la gestión de los clubes", defiende. Por el momento, solo el C.F. Intercity, que milita en la Segunda División RFEF —la cuarta categoría del fútbol español— ha anunciado su intención de dar el salto al parqué.

Una opinión totalmente contrapuesta es la que transmite el analista de XTB, Darío García, para quien sacar al mercado un equipo de fútbol "es una opción desfasada y completamente descartada". En los tiempos que corren, ve los 'fan tokens' con mejores ojos porque ofrecen una volatilidad que las carteras más arriesgadas están dispuestas a asumir. "No es lo mismo ver subir a tu equipo subir en Bolsa un 5% por haber ganado un partido o haber hecho un fichaje estrella, que ver un 'fan token' revalorizarse a doble dígito o incluso duplicarse bajo los mismos preceptos", explica basándose en las variaciones que observan los precios de las criptomonedas en los últimos meses. Aunque, en este sentido, también conviene recordar que las pérdidas también pueden alcanzar el doble dígito si el equipo pierde un partido importante.

Afianzar al aficionado

La decisión de lanzar 'fan tokens' no atiende únicamente a razones económicas. Los clubs ven en estas criptomonedas una manera de fortalecer el sentimiento de pertenencia de su hinchada. "Son instrumentos que, por un lado, incentivan a los aficionados a generar más crecimiento a nivel deportivo y, por otro, son una vía alternativa de financiación", explica el CEO de 2gether, Ramón Ferraz. Además, este experto comparte las reflexiones de sus colegas: "Es mucho más ligero lanzar un 'token'", porque no supone tanto papeleo como preparar un debut bursátil.

Conviene recordar que ninguna inversión está exenta de riesgo y las 'criptos' de las entidades deportivas no iban a ser una excepción. "Es mucho más peligrosa la inversión en 'tokens' que en acciones", advierte el analista de renta variable de Singular Bank, Nicolás López. Considera que "es una especie de moda que en este momento consigue captar dinero por la fiebre de las criptodivisas y los clubes la están aprovechando". Precisamente ahí está el riesgo que señala este experto, porque su precio depende simplemente del interés de los aficionados, que puede desvanecerse a medida que pase la moda y depreciar su valor.

"En los próximos dos años habrá algún club en Bolsa". Estas palabras las pronunció el presidente de LaLiga, Javier Tebas, en una entrevista al diario 'El Mundo' que se publicó en abril de 2018. Han pasado más de tres años desde entonces y todavía no hemos visto a ningún directivo del fútbol español tocando la campana en la Bolsa de Madrid. Pero esto no significa que los dirigentes se hayan quedado de brazos cruzados en la búsqueda de financiación, sino que han apostado por otro tipo de activos: los 'fan tokens'.

Bolsas y Mercados Españoles (BME) Renta variable
El redactor recomienda