Ida impulsa al petróleo más de un 10% ante el recorte de la producción en el Golfo de México
  1. Mercados
SE REDUCE UN 96%

Ida impulsa al petróleo más de un 10% ante el recorte de la producción en el Golfo de México

El crudo deja atrás sus mínimos de agosto: el WTI supera los 68 dólares y el Brent ya roza los 73

Foto: Plataforma petrolera en el Golfo de México. (EFE)
Plataforma petrolera en el Golfo de México. (EFE)

Esta vez no ha sido la OPEP, la pandemia o el ciclo económico. Sino un huracán. La volatilidad es una constante en el mercado del petróleo, y cualquier factor sobrevenido puede alterar los precios, sobre todo si reduce un 96% la producción de crudo en el Golfo de México. Ida, el fenómeno extremo que ha dejado a Nueva Orleans sin luz, lo ha hecho, y el oro negro ya se ha revalorizado más de un 10% desde el mínimo del 20 de agosto.

La caída de la oferta en Estados Unidos ha tenido especial incidencia en la cotización del West Texas International (WTI), de referencia en el país norteamericano, y ha conseguido disipar, al menos por un momento, los temores sobre un abaratamiento del precio del crudo debido a la ralentización de la recuperación por la incidencia de la variante delta. Sin novedades en los últimos días sobre la demanda, la reducción de la oferta ha disparado los futuros para octubre del WTI desde los 62,32 dólares con los que cerró el 20 de agosto a los alrededor de 69 a los que cotiza este lunes. Los 70 vuelven a estar cerca.

Foto: Una refinería de petróleo. (EFE)

Pese a mantener un signo mixto durante la sesión —el impacto del huracán ya se descontó la semana pasada— el crudo consolida su 'rally', también en Europa. El barril de Brent se sitúa muy cerca de los 73 dólares, frente a los 65,04 de los mínimos del día 20: casi un 11% más.

Las mejores expectativas sobre el futuro de la economía, tras la reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos en Jackson Hole, también ha influido en el ánimo de los inversores, que vuelven a apostar por el crudo después de un agosto marcado por la preocupación sobre la evolución de la pandemia y las dudas sobre el crecimiento de China, el mayor consumidor mundial.

En ese escenario, la decisión de la OPEP ampliada de revertir la reducción de barriles que había establecido debido al coronavirus llevó al crudo a su peor racha desde febrero de 2020: se dejó un 15% en las tres primeras semanas de agosto, cuando empezaron a introducirse en el mercado los 400.000 barriles adicionales al mes que acordó el cártel. Ahora, gran parte de esas pérdidas ya se han recuperado gracias a Ida.

Petróleo OPEP
El redactor recomienda