Banca March inicia el juicio contra UBS y 12 exbanqueros por competencia desleal
  1. Mercados
PIDE MÁS DE 4 MILLONES

Banca March inicia el juicio contra UBS y 12 exbanqueros por competencia desleal

La demanda es solidaria por competencia desleal, según los argumentos de March. La cifra que pide el banco mallorquín al suizo y sus empleados es de más de cuatro millones

Foto: Sede central de Banca March en Palma de Mallorca.
Sede central de Banca March en Palma de Mallorca.

Después de tres años, se ha iniciado el juicio por la demanda de Banca March contra UBS y 12 banqueros, un proceso que tiene en vilo al sector. El litigio, junto al que tiene también el banco mallorquín contra Diaphanum o el de Julius Baer contra varios exbanqueros, servirá para dilucidar si las entidades tienen margen para evitar la salida de clientes cuando hay bajas de banqueros y, en esencia, si el cliente es preferentemente del banco o del banquero.

El proceso arrancó en 2017, cuando March se querelló contra UBS y Diaphanum en medio de la salida de decenas de banqueros y un cambio de timón en el área patrimonial. El juicio se ha iniciado durante este otoño, según fuentes del mercado, aunque no pudo terminarse por la duración de los interrogatorios. Estos fueron más extensos de lo habitual, y el juez debe dar ahora nueva fecha, según fuentes jurídicas.

Foto: Oficinas de Safra, en una imagen de archivo. (Reuters)

Para este proceso, March ha contratado al despacho español Cortés Abogados, mientras que UBS trabaja con su propia asesoría jurídica y con el bufete estadounidense Ashurst, según fuentes financieras. Ninguna de las dos entidades ha querido hacer comentarios. Tampoco ninguno de los 12 banqueros, entre los que están Alejandro Vidal, Rafael Baselga de la Vega, Juan Orbe, Diego Calvo, Isabel Oraá, Javier San Pío, Carlos Domínguez, Eva Padilla, Silvia González, Andrés Calderón, Pedro Sagastizabal y Teresa Ortiz de Zárate.

Fuentes financieras apuntan que March pide entre cuatro y cinco millones por competencia desleal, con una demanda solidaria contra los 12 exempleados, entre los que quien tenía un papel más importante era Vidal, como director de Estrategia de Mercado y director de Inversiones, y contra el propio banco suizo.

Logo de UBS. (Reuters)
Logo de UBS. (Reuters)

Entre 2017 y 2018, coincidiendo con el cambio en la dirección del banco, hubo decenas de altas y bajas en el área de gestión de altos patrimonios. March decidió apostar por el producto, con carteras de gestión discrecional, la coinversión en alternativos a través de Corporación Financiera Alba y, desde este año, una nueva gestora de 'private equity'. Es decir, ha potenciado la oferta y ha tirado de marca para evitar entrar en la guerra salarial que se produjo en banca privada. También ha desmontado redes pseudoagenciales, según aseguran siempre fuentes de la entidad, que recuerdan que en el periodo aumentó la plantilla de banqueros hasta superar el centenar.

Dentro de las mencionadas bajas, hubo 12 banqueros que se fueron a UBS, y también varios profesionales pusieron rumbo a Diaphanum, sociedad de valores en la que están Rafael Gascó o Hugo Aramburu, exejecutivos de March. Estas demandas son importantes en el sector por el impacto que puedan tener en futuros movimientos de banqueros y en la opinión de los jueces sobre el potencial efecto arrastre de clientes. También está pendiente una batalla legal entre Julius Baer con Auriga y varios exempleados.

Después de tres años, se ha iniciado el juicio por la demanda de Banca March contra UBS y 12 banqueros, un proceso que tiene en vilo al sector. El litigio, junto al que tiene también el banco mallorquín contra Diaphanum o el de Julius Baer contra varios exbanqueros, servirá para dilucidar si las entidades tienen margen para evitar la salida de clientes cuando hay bajas de banqueros y, en esencia, si el cliente es preferentemente del banco o del banquero.

UBS Banca Banca privada Corporación Financiera Alba
El redactor recomienda