La década maravillosa de la bolsa americana a la que no afectan los políticos
  1. Mercados
FINECT

La década maravillosa de la bolsa americana a la que no afectan los políticos

En los últimos 10 años, dominados por la presidencia de Obama y de Trump, el S&P 500 ha subido más de un 200%

Foto: (Reuters)
(Reuters)

Las elecciones presidenciales en EEUU no dejan de acaparar las miradas de los inversores. Pese a que las encuestas preveían una victoria clara de los demócratas y su llegada inmediata a la Casa Blanca, unos resultados electorales muy reñidos han cambiado todo el panorama para los estadounidenses y también para los mercados.

Las elecciones de este 2020 dejan una clara conclusión: no existe un color político favorito en EEUU. Pero el hecho de que haya cierto desconcierto en los mercados no impide que la bolsa americana deje de brillar. Y es que en la última década la bolsa estadounidense ha demostrado que los colores políticos no le suponen un traspiés para mantener su tendencia al alza. Olas azules y rojas son solo baches en el camino a corto plazo pero no determinan el rumbo de los mercados a un periodo mayor. Muestra de ello es el espectacular recorrido del S&P 500, que en la última década, dominada por Obama y Trump, sube más de un 200%.

Los máximos de la bolsa americana

Aunque es cierto que un resultado poco claro no era el escenario ideal para los expertos, la historia en los mercados viene demostrando que a largo plazo la volatilidad se puede esquivar. “Una mirada rápida al pasado muestra que no es relevante quién se siente en la Casa Blanca para los mercados financieros, que en su mayoría están impulsados por las realidades macro y micro”, explica Nina Lagron, CFA, responsable de Large Cap de La Française AM. De hecho, durante los mandatos de Obama y Trump tanto las acciones como los bonos tuvieron un buen comportamiento. Además, con ambos presidentes los sectores que registraron mayores rentabilidades fueron los mismos: consumo discrecional, tecnología y salud, mientras que los sectores más rezagados también fueron, en ambas presidencias, los sectores financiero y energético. “Las pequeñas diferencias de rendimiento registradas bajo estos dos presidentes difícilmente justifican toda la agonía de los inversores”, apunta Lagron.

Foto: Bolsa de Estados Unidos

Y es que es cierto que durante el último mandato de Obama y el de Trump las diferencias en el comportamiento de índices como el S&P 500 han sido muy reducidas. En concreto, desde noviembre de 2012 hasta noviembre de 2016, durante la presidencia de los demócratas, el S&P 500 subió por encima del 60%. Por su parte, durante la época de los republicanos, desde que Trump ganó las elecciones en noviembre de 2016 hasta la actualidad, el índice se revaloriza más de un 56%. Gracias a la trayectoria durante ambos mandatos, el S&P 500 ha alcanzado máximos históricos este año, por encima de los 3.500 puntos, incluso en medio de una gran pandemia a nivel mundial.

¿Cuánto puedo ganar invirtiendo a largo plazo?:

https://static.finect.com/js/pillbuilder.min.js" data-attr-height="500" data-pill="https://www.finect.com/pills/es_ES/el-confidencial/default/cuanto-tendras-segun-riesgo-asumido/steps/amountToInvest" async >

Y es que tal y como asegura Yves Bonzon, el CIO del banco privado suizo Julius Baer, “las tendencias estructurales subyacentes en la economía y la sociedad persistirán más allá del inquilino que ocupe el despacho oval durante los próximos cuatro años.”

Por este motivo, los inversores no deberían dejarse influenciar por los resultados y las tendencias electorales a corto plazo. “Una estrategia de compra y mantenimiento independientemente de quién ocupe la presidencia, ha superado claramente a una cartera orientada a un partido político en el poder. No creemos que en esta ocasión sea distinto”, apunta Brad Neuman, director de estrategias de mercado de Fred Alger Management.

Los fondos de inversión que se benefician de las subidas

Los máximos de la bolsa americana no solo se quedan en uno de sus índices. Tanto el Dow Jones como el Nasdaq han marcado máximos históricos a lo largo de este año y todo ello se traslada a muchos de los fondos que invierten en las empresas americanas que cotizan en estos parqués.

Uno de ellos es el Morgan Stanley US Growth Fund, un fondo de renta variable centrado en empresas de gran capitalización, que sube más de un 72% en lo que va de año. Pero su rentabilidad no se queda aquí, ya que a tres años anualizada el fondo registra unas ganancias cercanas al 32%.

Otro de los fondos más beneficiados de la bolsa americana es el Franklin US Opportunities Fund, que invierte en empresas americanas de capitalización flexible y que registra unas ganancias en este 2020 del 28%. Asimismo, a tres años su comportamiento sigue al alza, ya que obtiene una rentabilidad anualizada superior al 18%.

Con rendimientos similares también destaca el Alger Sicav – Alger Small Cap Focus Fund que invierte en empresas de pequeña y mediana capitalización en EEUU. Este producto también registra una rentabilidad superior al 25% en el año y sus ganancias anualizadas a tres años se sitúan cercanas al 20%.

Inversores Política Tecnología Tendencias de futuro Nasdaq
El redactor recomienda