China, baterías o el negocio de las suscripciones: las oportunidades pos covid
  1. Mercados
FINECT

China, baterías o el negocio de las suscripciones: las oportunidades pos covid

Los gestores internacionales coinciden en que el fondo de recuperación europeo será clave en el desarrollo e impulso de diferentes sectores económicos

Foto: (iStock)
(iStock)

La sociedad china avanza imparable en medio de una gran crisis a nivel mundial. Mientras que la pandemia da tregua en las regiones asiáticas, los rebrotes siguen haciendo estragos en Europa. Aunque los expertos coinciden que nos encontramos en el inicio de la recuperación, las posibles oleadas de la covid-19 suponen una amenaza para la recuperación de los beneficios de las empresas del continente.

Europa todavía tiene varias tareas pendientes. Para resolverlas, el fondo de recuperación, que pretende ayudar a las economías más rezagadas, jugará un papel fundamental. Para ello, las directrices de la Comisión Europea son claras: tecnología y economías verdes deberán ser impulsadas en aquellos países que se encuentren a la cola de la digitalización y el respeto hacia el medio ambiente.

Foto: (iStock)

Los retos en un escenario como el actual son enormes para todas las economías europeas y sus empresas, pero las oportunidades también lo son. Estas oportunidades fueron analizadas esta semana en Best Investment Opportunities Summit (BIOS II), un evento online organizado por Finect, en el que diferentes gestoras internacionales repasaron el panorama actual y defendieron su visión de cara a los próximos años.

China y la mejora de su clase media

El consumo en China ya está siendo el gran protagonista en el país asiático y esto repercute en su mercado de renta variable, que “es el mejor comparado con todas las clases de activos a nivel mundial”. Así lo afirmó Catherine Yeung, directora de inversiones de Fidelity International, quien apuntó que el consumo chino es hoy fundamental para el PIB del país.

Y es que la mejora de la clase media, sus estándares de vida, el aumento del gasto y la preferencia por productos de marca está provocando un gran éxito en los mercados, lo que hace que China cada vez sea menos dependiente de las exportaciones y cada vez más de su propio consumo. “A la actual generación le encanta gastar, incluso se ha introducido un nuevo término: clan lunar, para aquellos jóvenes que se gastan el sueldo antes de ingresar el del mes siguiente”, explicó.

El consumo en China ya está siendo el gran protagonista en el país asiático y esto repercute en su mercado de renta variable

Según la experta, la sociedad china está constantemente pendiente de los servicios y las marcas para mejorar su propia imagen, lo que ha llevado a que la calidad sea el factor más apreciado por los consumidores. Además, también hay una tendencia creciente hacia el impulso de las marcas locales. “Hay una clara preferencia por lo diseñado y creado en China”, apuntó Yeung, quien explicó que las marcas domésticas tendrán más relevancia en los próximos años.

Pero, ¿significa esto que no hay oportunidades en Europa? Todo lo contrario. Aunque es cierto que el continente se encuentra más rezagado, las empresas europeas están dispuestas a hacer importantes inversiones en la próxima década, especialmente apoyando la digitalización. “Podemos encontrar empresas con gran potencial de negocio y que pueden hacerlo muy bien en la próxima década”, apuntó Ben Ritchie, director de renta variable europea de Aberdeen Standard Investments y gestor del fondo Aberdeen Standar Sicav I European Equity. Uno de los ejemplos mencionados por el gestor fue el retail italiano del mercado de audífonos, Amplifon. “Es cierto que se ha apreciado un recorte de dividendos, pero muchas compañías siguen demostrando que su tesorería va a seguir creciendo en los próximos años”, explicó.

¿Cuánto puedo ganar invirtiendo a largo plazo?:

Tecnología y baterías para impulsar el coche autónomo

Si hay un sector que se ha visto acelerado con la llegada de la pandemia ese es el tecnológico. La educación online, el aumento de la telemedicina, las transacciones online en los servicios financieros o, incluso, los vehículos autónomos están empezando a cobrar una gran importancia debido a los paquetes de estímulos que se están lanzando por parte de los bancos centrales como respuesta a la covid-19. “Es imposible ignorar la tecnología como propuesta inversora”, apuntó Rob Powell, Head of Thematic y Sector Product Strategy de BlackRock.

Según Powell, las empresas tecnológicas pueden ser los vectores disruptores de otros muchos sectores, ya que existe una mayor dependencia de la tecnología por parte de la sociedad en general. Además, se trata de una industria que asciende ya a los 11 billones de dólares y equivale al 15,5% del PIB global. Todo ello se refleja en sus resultados. Y es que el sector ha tenido una rentabilidad acumulada del 300%, tal y como explicó el experto. De este comportamiento se beneficia el fondo BGH Next Generation Technology Fund.

Es imposible ignorar la tecnología como propuesta inversora

Uno de los sectores en los que las tecnológicas son claros vectores de disrupción es el de la movilidad y los coches conectados, una tendencia que seguirá evolucionando en los próximos años. Pero no solo se trata de invertir en coches autónomos, sino que las oportunidades de inversión se encuentran en toda la cadena de producción.

Una de las más prometedoras son las baterías, que serán claves para conseguir que los vehículos autónomos reduzcan su precio. “Hemos visto un aumento de la densidad energética, el rango, la eficiencia y la seguridad de las baterías al mismo tiempo que los tiempos de carga y los costes están disminuyendo”, explicó George Saffaye, Managing Director y Global Investment Strategist en BNY Mellon. El experto, que gestiona el BNY Mellon Mobility Innovation Fund, apuntó que la expansión continuada de la electrificación tiene mucho que ver, ya que se están creando plantas de baterías alrededor de toda Europa, lo que irá impulsando una reducción de costes y el acercamiento de los coches autónomos a la población.

El crecimiento de la economía de la suscripción

La economía de la suscripción crece a un ritmo vertiginoso. Las razones son varias: la digitalización, que permite a los usuarios ser suscriptores de una plataforma en apenas un minuto; los aspectos demográficos, ya que se pueden disfrutar de esos servicios prácticamente desde cualquier hora y lugar, y una generación “a la que no le importa poseer”. Estas fueron las razones con las que Nolan Hoffmeyer, gestor de Thematics AM (Natixis IM), defendió el potencial de los servicios de suscripción.

Una de las virtudes que existe en el negocio de las suscripciones tiene que ver con la estimación y generación de ingresos, ya que las empresas pueden prever de manera sencilla el porcentaje de usuarios que renovará el próximo ejercicio, asegurándose una gran parte de los ingresos. Además, la pandemia no ha hecho más que incrementar el uso de plataformas como Spotify, Zoom o YouTube, algo que llega para quedarse en la sociedad.

Según el experto, estos servicios ya suponen entre un 5% y un 6% de los gastos mensuales de europeos y estadounidenses, por lo que existe un gran potencial de crecimiento. Entre las empresas que destacan en este sector, Hoffmeyer apuntó a China Mobile, con 10 millones de usuarios, y otras como Microsoft, Netflix, Amazon Prime, Costco o Adobe Creative Cloud.

Comisión Europea Pandemia Tecnología Exportaciones Digitalización PIB Renta variable
El redactor recomienda