SEGÚN INFORMES REMITIDOS A SUS CLIENTES

Los 'proxy' cargan contra los programas de bonus a largo plazo de MásMóvil

Estos puntos cobran especial importancia en esta junta, ya que aparte del punto habitual del informe de remuneración anual, la empresa también renueva estos dos programas de largo plazo

Foto: El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger. (EFE)
El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger. (EFE)
Adelantado en

MásMóvil celebra este miércoles su junta de accionistas. Dos de los mayores ‘proxy advisors’ del mundo, los estadounidenses Institutional Shareholder Services (ISS) y Glass Lewis, recomiendan votar en contra de las cuatro propuestas de remuneración a los ejecutivos (del octavo punto al decimoprimero).

Estos puntos cobran especial importancia en la junta de MásMóvil de este año, ya que, aparte de la propuesta habitual del informe de remuneración anual, la empresa también renueva sus dos programas de remuneración vinculada a largo plazo, que caducan este año tras ejercicios de vigencia. La compañía propone la renovación del Plan de Derechos sobre Revalorización de Acciones (DRA, por sus siglas en español) para 2020-2024 y del programa trienal vinculado al plan de negocio que, en este caso, se vincula al rendimiento fundamental comprendido entre 2019-2021.

En sus informes a clientes a los que ha tenido acceso Cotizalia, los ‘proxy’ celebran que las empresas tengan incentivos vinculados al largo plazo que se alineen con los intereses del accionista, pero no están de acuerdo con la forma en que los ha presentado la teleco.

[Lea aquí los detalles de las propuestas]

Por ejemplo, ISS no entiende por qué los incentivos a largo plazo están duplicados a través de la evolución bursátil y de la evolución fundamental. “No hay una razón obvia por la que debería haber dos planes de incentivos a largo plazo de forma simultánea”, explica en un informe remitido a sus clientes.

Además, también tiene quejas en cuanto a la naturaleza de cada uno de estos incentivos. Sobre el plan vinculado al plan de negocio de 2019-2021, especifica que “la empresa no da suficiente información sobre las métricas vinculadas a este plan”. Sobre el DRA, teme por la flexibilidad que se le da al programa, sobre todo, dado que la cotizada está opada por KKR, Cinven y Providence. “El consejo se toma la libertad de imponer condiciones de irrevocabilidad ante eventos imprevistos a la vez que la empresa se encuentra actualmente bajo opa”, zanja. “Esto es motivo de preocupación”.

El consorcio de fondos ya avisó en el folleto de la opa de que “no tiene objeciones a que se someta a aprobación el plan de 2020 a la junta”. Teniendo intención de proponer la exclusión de la empresa si la oferta triunfa, los fondos tendrían “la intención de negociar un plan de incentivos con directivos y empleados alternativo en los términos habituales de compañías privadas cuyos titulares son inversores de capital privado”. Como adelantó El Confidencial, los fondos y el equipo directivo ya tenían apalabrado un bonus especial de 120 millones de euros antes del lanzamiento oficial de la opa.

La opa de los fondos tiene el apoyo de un 29% del accionariado asegurado (con ciertas cláusulas), pero también ha estado en el foco por un precio que ha sido considerado demasiado bajo tanto por analistas como por algunos de los propios accionistas de la empresa.

A su vez, también Glass Lewis aconseja votar contra los cuatro puntos sobre la remuneración de los ejecutivos por la falta de límites en el programa vinculado a la subida en bolsa de MásMóvil. La retribución fija y variable de los consejeros de MásMóvil sí que tiene límite: establece unas cantidades máximas en la parte fija y unas proporciones respecto del salario fijo en el bonus variable. No obstante, esta característica no se da en el DRA, que únicamente tiene un límite en el número de acciones a repartir. “En este caso, parece que los ejecutivos son elegibles a recibir una compensación ilimitada a través de este plan”, defiende Glass Lewis, explicando que le gustaría ver unos límites “claros y transparentes” en los programas.

En cuanto al bonus vinculado al plan de incentivos de 2019-2021, Glass Lewis tampoco aprecia que la compañía haya facilitado “suficiente información sobre los procesos que determinan el reparto” del bonus, ni que la empresa haya hecho lo mismo en el plan de 2015 a 2018. “Sin este tipo de transparencia, los accionistas son incapaces de evaluar hasta qué punto la compañía se esfuerza por alinear la compensación de los ejecutivos con el rendimiento”.

El año pasado, el informe de remuneración del consejo de administración de MásMóvil recibió en la junta el voto en contra del 24%

Los accionistas parecen haberse percatado de los jugosos bonus que reciben los directivos de la teleco. El año pasado, el informe de remuneración del consejo de administración de MásMóvil recibió en la junta el voto en contra del 24% de los accionistas representados en la junta general —el 79,5% del total—.

La empresa ha introducido ciertos cambios en la política general de remuneración, como la reducción en la indemnización por años de servicio en caso de cambio de control, que han sido bien vistos por los ‘proxy’. No obstante, estos siguen viendo problemas en aprobar otros puntos más allá de la remuneración a largo plazo. Por ejemplo, mientras que ISS se queja de que MásMóvil informa del bonus anual del consejero delegado, Meinrad Spenger, con un año de retraso (“fuera de los estándares del mercado”), Glass Lewis desconfía de la subida del 14% del salario base del ejecutivo.

Los ‘proxy advisors’ son firmas que asesoran a accionistas, habitualmente institucionales, en el ejercicio de su derecho de voto en las juntas. En EEUU, los más grandes son ISS y Glass Lewis, mientras que en Europa tenemos a Expert Corporate Governance Services (ECGS), con Corporance como socio en España y Portugal.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios