FINECT

Guerra de comisiones en las carteras de fondos: ¿Cuáles son las más baratas?

En el mundo de la inversión, ante la oportunidad, se está empezando a desarrollar una frenética actividad comercial para atraer el ahorro de los clientes

Foto: (iStock)
(iStock)

La contratación online de servicios financieros se ha disparado en los últimos años y muy pocos dudan de que la tendencia se va a acelerar todavía más con los cambios de hábitos que ha generado la pandemia. Y en el mundo de la inversión, ante la oportunidad, se está empezando a desarrollar una frenética actividad comercial para atraer el ahorro de los clientes.

Así sucede en la oferta de carteras de fondos de inversión, donde se está desatando una auténtica batalla estas últimas semanas. Una refriega en la que, además, la banca se enfrenta realmente por primera vez en España con un rival que agita el mercado: las fintech basadas en gestores automatizados o roboadvisors, como se les conoce en el mundo anglosajón, con estructura de costes muy inferiores y una enorme capacidad de ser agresivos en precios.

Lo bueno es que, en vez de daños colaterales, estas contiendas dejan un gran beneficiado: el inversor, que tiene a su disposición una gama de opciones cada vez mayor de contratar carteras diversificadas desde costes cada vez más reducidos y muy inferiores a los tradicionales de la banca.

La última gran escaramuza la hemos visto esta semana precisamente entre un banco establecido y una fintech. Primero fue Bankinter, quien redujo las comisiones de su servicio Popcoin hasta el 0,62%, lo que le convertía en la forma más barata de contratar una cartera de fondos diversificada del mercado, pero apenas unos días después respondió Indexa Capital, anunciando también una reducción del coste en las suyas con la que iguala al banco naranja en el ranking (ver comparativa).

En ambos casos, se trata de carteras de fondos indexados. Es decir, fondos que replican el comportamiento de los príncipes índices de renta variable o renta fija mundiales y que las entidades combinan en una u otra proporción en función del plazo que el inversor se plantea y de su perfil de riesgo.

También Inbestme, otro gestor automatizado que ofrece tanto carteras de fondos como de ETFs, redujo días antes el coste total de las suyas, en esta ocasión hasta el 0,74%, y otras fintech como Finizens o Finanbest también ha ido recortando en los últimos meses los costes de las suyas (este último combina gestión indexada y activa en las carteras, lo que eleva el coste de los fondos en los que invierte, aunque la comisión de gestión que aplica es la más baja).

.
.

De momento, la gran banca está tardando más en responder, pero durante los últimos años también han ido lanzando sus propios servicios de carteras ‘low cost’. Mejor dicho, de costes bajos respecto a sus carteras gestionadas tradicionales, aunque por encima de los costes de los roboadvisors antes comentados.

Por ejemplo, para una inversión de 10.000 euros, cobran más del 1% en total tanto Caixabank con sus carteras Smart Money, como Openbank, del grupo Santander, con su roboadvisor Invertimos por ti, aunque esta última ofrece promociones especiales por la contratación del servicio que reducen su coste real.

La batalla se libra más intensa según gana ceros la cantidad a invertir por parte del cliente. Por ejemplo, para una cartera de 100.000 euros, Invertimos por ti de Openbank reduce su comisión de gestión hasta el 0,67%, IVA incluido, y para una cartera de un millón de euros, hasta el 0,35% (a lo que habría que añadir el coste de los fondos indexados),

En el caso de los fintech, las cifras acaban siendo muy similares en cuanto a comisiones de gestión según va subiendo el tamaño de la cartera. Así, las comisiones de gestión de Indexa, Inbestme o Finizens rondan, décima arriba o abajo, el 0,4% para una cartera de 100.000 euros y al 0,25% para inversiones por encima del millón de euros.

Para los que no quieren contratar carteras, sino directamente montarse la suya propia con fondos al menor coste posible, también hay batalla y les favorece. En concreto, la última gran ofensiva la lanzó MyInvestor, del grupo Andbank, ofreciendo acceso a fondos de Vanguard que replican los principales índices desde una comisión total para el cliente de sólo el 0,1%, por debajo de la que ofrecen otras firmas que dan acceso a otros productos como Renta 4 Banco, Openbank, Singular Bank o EBN Banco.

La batalla no ha hecho más que empezar. Y para la gran banca, plantea una duda importante. ¿Debe acelerar desde ya la bajada de sus comisiones de carteras tradicionales para competir con esta nueva oferta más competitiva en Internet o les seguirá valiendo el poder de sus marcas para mantener unos costes más elevados? Los clientes tienen la palabra.

¿Cuánto puedo ganar invirtiendo a largo plazo?

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios