IV edición de Iberian Value

El reto de la gestión activa de superar la gestión indexada

A la hora de invertir se debe pensar en la opción que más se ajusta a nuestras necesidades y perfil de inversor, y tener en cuenta que la gestión activa y la pasiva no son excluyentes

Foto: (iStock)
(iStock)

Uno de los temas más candentes en el mundo de la inversión es el debate entre la gestión activa y gestión pasiva. En los últimos años ésta última está viviendo un auge al calor del momento complicado que está sufriendo el estilo value investing. Ahora, y frente al periodo bajista que plantea la covid-19 es cuando, supuestamente, la gestión activa tiene un mayor sentido. Y es en este momento cuando los gestores activos deben sacar pecho y demostrar que son capaces de mitigar al partícipe las pérdidas.

Con la celebración online de la IV edición de Iberian Value, evento organizado por El Confidencial y Finect, con el patrocinio principal de Cecabank y el apoyo de Ibercaja, Mapfre AM, March AM y Singular Bank, no podíamos dejar pasar la oportunidad de traer este debate a nuestra mesa. El martes, Marta Campello, socia y gestora del equipo de gestión de Abante; Unai Ansejo, cofundador de Indexa Capital; y Daniel Tello, CIO de Azagala Capital debatieron de la mano de Vicente Varó sobre esta cuestión.

En España, en concreto, tal y como apuntó Marta Campello, se ha vivido un auténtico despliegue de la gestión en general. “En los últimos años hemos pasado de no tener mucho dinero en fondos a tenerlo, con una clara preferencia por intentar encontrar valor en gestores activos”, apunta. Pero lo cierto es que en los últimos tiempos, sobre todo en Estados Unidos, pero también en Europa, la gestión pasiva está protagonizando un especial auge.

Precisamente esta tendencia se reflejó entre el público de Iberian Value. Al ser preguntados pos sus posiciones en carteras, el 51% respondió tener solo gestión activa, un 27% contar con algo de pasiva, casi a partes iguales un 9%, y un 12%, una mayor parte en gestión indexada.

Para Unai Ansejo el debate se define cuando se recurre a los datos. Según el informe SPIVA, que analiza como se comportan los fondos activos frente a su índice de referencia, en Estados Unidos solo un 10% de los fondos activos lograron batir al S&P 500 en los últimos 15 años. En Europa, en los últimos 10 años, solo el 12% lo hizo mejor que sus índices representativos. “La estadística está en contra de los fondos activos, lo normal es que al inversor le vaya mejor con un fondo indexado”, afirmó Ansejo.

Lo cierto, es que es en ese 10% y 12% donde la buena gestión activa cobra sentido. Pero en este sentido, según Ansejo, la gestión activa solo puede ser una mejor opción en cuanto a rentabilidad cuando el foco de inversión está en un activo poco seguido y con pocos inversores capaces de analizarlo. Y lo cierto, es que el cofundador de Indexa Capital ve pocas opciones. “En los mercados cotizados me cuesta muchísimo pensar en alguna opción que la gestión activa sea más atractiva. Fuera, si a caso, el capital riesgo”, zanjó.

Iberian Value 2

Sin embargo, Tello ve más opciones en las que la gestión activa pueda aportar valor. Por ejemplo, las 'small caps', aunque no en las de menos de 500 millones de dólares de capitalización bursátil –categorización que realiza el mercado- sino, tal y como lo hacen en Azagala Capital en las menos de 100 millones de dólares. Un universo, que aunque pueda parecer pequeño no lo es. Según Tello, solo en Estados Unidos hay más de 8.000 empresas que cumplen con esta condición y que no son invertibles para la mayoría de fondos por considerarse que no son líquidas. En cuanto al mercado de renta fija, el CIO de Azagala ve posibilidades en los bonos “diferentes”, y resaltó que en Europa el 60% de las emisiones no tienen categoría ‘investment grade’ y que por lo tanto no son incluidas en muchos fondos por considerarse “no invertibles”.

Tello hizo hincapié en que una buena gestión activa también es aquella que gestiona con inteligencia la liquidez. “Siempre hay que tener liquidez, los grandes inversores han demostrado que han conseguido rentabilidad porque han tenido liquidez en los momentos adecuados… Nunca sabes cuándo la vas a necesitar, ya lo vimos en marzo”.

Pero la gestión activa y pasiva no tienen porque estar reñidas. De hecho, cada vez son más los gestores de uno y otro lado que son capaces de reconocer ventajas e inconvenientes en ambas estrategias. También cada vez son más las firmas que han adoptado los dos estilos para dar respuesta a las demandas de sus clientes. Es el caso de Abante.

Siempre hay que tener liquidez, los grandes inversores han demostrado que han conseguido rentabilidad porque han tenido liquidez en los momentos adecuados

Marta Campello construye carteras de fondos de fondos con ambos estilos de inversión. A la hora de seleccionar unos u otros la socia y gestora explica que en lo primero que piensa su equipo es en la idea de inversión para luego elegir el instrumento o vehículo. En este proceso a lo que más suele dar importancia es a la beta. De lo que si es consciente Campello es en la realidad de que algunos mercados, como el europeo o el mundial, son más eficientes que otros, por lo que es más probable encontrar gestores activos que batan a los índices. Y otros, como Estados Unidos, donde es más complicado, precisamente porque el mercado se retroalimenta a sí mismo ante el crecimiento tan fuerte que está protagonizando la gestión pasiva.

En lo que no cabe duda es de quien gana la partida es en el tema de las comisiones, y más ahora cuando hay incluso productos de gestión pasiva que, incluso, pagan al partícipe. Eso sí, Tello no encuentra ningún sentido en invertir en productos baratos solo porque sean baratos. “Hay fondos indexados de renta fija de Gobierno que aunque tengan un per de 0,12 o 0,15 en el mejor de los casos nos van a aportar un 0,40% de rentabilidad en ocho años”, ejemplificó.

En definitiva, al invertir en fondos de inversión nos encontramos con amplio abanico de opciones, tanto por tipo de activo, como estrategia o estilo de inversión, entre otras variables. El universo de opciones es enorme y todo promete a que se seguirá ampliando los próximos años. Es por ello que a la hora de invertir se debe pensar en la opción que más se ajusta a nuestras necesidades y perfil de inversor, y tener en cuenta que la gestión activa y la pasiva no son excluyentes y que ambos estilos pueden convivir y ayudarnos a alcanzar la rentabilidad que esperamos en el largo plazo.

¿Cuánto puedo ganar invirtiendo a largo plazo?:

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios