IV IBERIAN VALUE EL CONFIDENCIAL Y FINECT

De fármacos a cerveza: los 'value' defienden su modelo para esta crisis

Los mejores gestores del estilo 'value' rastrean líderes en sus sectores para buscar potencial de subidas. Santander AM, azValor, Mapfre AM y Magallanes presentan sus apuestas

Los mejores gestores ‘value’ están combinando en esta crisis la apuesta por valores clásicos con intensificar la gestión activa para aprovechar oportunidades. Así lo dejaron claro los participantes de la tercera jornada de la IV edición del Iberian Value, organizado conjuntamente por El Confidencial y Finect, con el patrocinio de Cecabank y la colaboración de Ibercaja, Mapfre AM, Singular Bank y March AM. Más de 3.300 usuarios atendieron a las tesis de inversión de los máximos exponentes del estilo de inversión en valor.

Un clásico entre los gestores ‘value’ como Miquel y Costas, Laboratorios Rovi para aprovechar el potencial de crecimiento del sector farmacéutico, el gigante cervecero AB InBev o una empresa vinculada al petróleo como Maersk fueron las inversiones protagonistas. Todos los gestores participantes apostaron por la gestión activa, aunque no es fácil encontrar oportunidades, ya que, como recordaron varios protagonistas, Warren Buffett, símbolo del ‘value investing’, no ha comprado nada en esta crisis.

Vicente Varó, CCO de Finect, y Manuel Rodríguez de Coca, director de Inversiones de renta variable de Mapfre AM.
Vicente Varó, CCO de Finect, y Manuel Rodríguez de Coca, director de Inversiones de renta variable de Mapfre AM.

La compañía elegida por Lola Solana, gestora de Santander AM, fue Laboratorios Farmacéuticos Rovi, que vale 1.400 millones en bolsa y ha resistido mejor que el conjunto de la bolsa española el impacto de la crisis del coronavirus. “En incertidumbre, es vital invertir en compañías con negocios sólidos y con visibilidad”, aseveró la gestora, que añadió: “Está en un sector, el farmacéutico, que creemos que sale favorecido de esta crisis. No queremos estar en sectores estructuralmente dañados”.

De cara al futuro, la responsable de 'small & mid cap' y fondos ESG de renta variable en Santander AM destacó que Rovi tiene previsto un ambicioso plan de crecimiento, tanto ampliando el número de países en los que comercializa sus fármacos (como las heparinas Bemiparina y Becat, usadas para tratar el covid-19) o lanzando nuevos productos (como Doria, para la esquizofrenia, o Letrozol, para el cáncer de mama) como con la tecnología ISM de fabricación para terceros (‘in situ microparticles’), “desarrollada internamente y patentada, que permite la liberación prolongada de fármacos administrados mediante inyección”, y que puede ser integrada verticalmente en “multitud de nuevas áreas terapéuticas de enfermedades crónicas”.

La gestora apuntó al objetivo de la empresa hasta duplicar las ventas de 2018 en 2023 y multiplicar por 2,3 el ebitda con mayor generación de caja. “Es una empresa que va a tener crecimientos del ebitda en torno al 20%, y de las ventas sobre el 15%, y con un balance saneado y sin deuda. Tenemos confianza en el equipo directivo, que ha demostrado credibilidad en los últimos 15 años, y encontramos que hay una valoración muy atractiva de cara a los próximos tres años”, arguyó Solana.

Recuperación del petróleo

Fernando Bernad fue el siguiente gestor en participar en la tercera jornada del IV Iberian Value. El codirector de Inversiones de azValor eligió para su presentación Maersk Drilling, compañía dedicada a las plataformas de petróleo. La empresa danesa se ha visto perjudicada en bolsa con el desplome del petróleo, con una caída en 2020 del 68%, hasta reducir su valor a unos 800 millones de euros. “Está en un sector cíclico y sufre la mayor crisis de la historia, pero confiamos en su recuperación”, matizó, recordando que “tiene el balance suficiente para pasar esta crisis y hace 12 meses cotizaba tres veces más caro, con un precio objetivo que nos parecería conservador”.

Javier Molina, periodista de El Confidencial, y Fernando Bernad, codirector de inversiones de Azvalor.
Javier Molina, periodista de El Confidencial, y Fernando Bernad, codirector de inversiones de Azvalor.

La tesis de azValor es que el precio del petróleo tenderá a recuperarse. Bernad explicó que ha habido una reducción “drástica” del Capex 'offshore', al pasar de una horquilla de 34.000 millones a 39.000 millones entre 2012 y 2015 hasta los 13.000 millones en 2019. “Hay que remontarse 30 años para ver caídas así”, señaló Bernad. La crisis en 'offshore' ahonda en la tendencia a la baja de la tasa de descubrimientos respecto a los barriles consumidos. “Llevamos varios años en que la exploración arroja un barril por cada 10 que consumimos”, arguyó. También ha habido una caída en precios del uso de las plataformas.

Así, la oferta de plataformas ha caído un 37% entre las 307 de 2014 y las 193 de hace un mes, aunque ya estaría en 185, apuntó el socio de azValor. Esto ha sido posible por el incremento de producción estadounidense con el 'fracking', del 117% entre 2011 y 2019. Pero hay un descenso del 63% en perforadoras desde 2018 hasta las 325 actuales. Por ello, el cofundador de la gestora ‘value’ prevé un aumento de plataformas, en un contexto que Maersk encara cotizando con un valor en bolsa que es el 25% del valor contable, y que cuya capitalización es inferior al flujo de caja que llegó a generar en máximos.

Líder cervecero

El tercer participante de la jornada fue Manuel Rodríguez López de Coca, director de Inversiones de renta variable de Mapfre AM, que eligió la mayor cervecera del mundo, ABInBev, con un valor bursátil de 78.000 millones de euros, y que arrastra un descenso en bolsa del 50% en el año. Un factor clave, señaló el gestor, es el flujo de caja de la compañía, con 13.400 millones, más del 40% del ebitda, por delante de otros gigantes bursátiles que destacan en ‘cash flow’ como Coca-Cola, Diageo, Procter & Gamble o Nestlé, mientras que respecto a las ventas es del 25%, solo por detrás de Coca-Cola.

Rodríguez resaltó en su presentación el enfoque “en la sostenibilidad y en la innovación” del grupo cervecero, resultado de la fusión en 2008 de AB e InBev, y de la compra de SAB Miller en 2015. El gestor señaló que ha mejorado los criterios ESG (ambientales, sociales y de gobernanza, por sus siglas en inglés), y que cuenta con una cuota de mercado del 27%, con presencia en los países con mayor potencial de crecimiento. En este sentido, “hay una palanca de crecimiento en las economías emergentes conforme avanza la renta per cápita”, indicó el ejecutivo de Mapfre AM. Además, espera que la industria impulse su ritmo de aumento de ventas desde niveles del 4% hasta superar el 5% anual.

También señaló la capacidad de aumentar producción mediante el envío a domicilio de cerveza o participando en la elaboración de cerveza casera. Sobre el precio, los niveles actuales implican una ratio sobre ebitda de 10 veces, por debajo de las 12 veces en promedio histórico o de otros grandes valores de la industria del consumo. El talón de Aquiles puede ser la deuda, que supera las cuatro veces el ebitda, pero Rodríguez considera que hay coherencia en el objetivo del ‘management’ de reducir esta ratio de forma tendencial hasta las dos veces.

Un clásico ‘value’

En el caso de Iván Martín, director de Inversiones de Magallanes, que fue el último gestor en participar en el IV Iberian Value, la elección fue un valor español clásico entre los ‘value’: Miquel y Costas. La empresa papelera cotiza con una capitalización de 375 millones, y cae un 27% en 2020. Martín destacó positivamente que es una empresa familiar con un “altísimo estándar de calidad y tecnológico”, y clientes importantes como Inditex, Tous, Chanel, Hornimans o Imperial Brands. También que el 90% de su producción se exporta, y que su pequeña escala y especialización le permite tener mayor rentabilidad que sus competidores, con un ROCE del 18%.

Vicente Varó, CCO de Finect, e Iván Martín, director de inversiones de Magallanes Value Investors.
Vicente Varó, CCO de Finect, e Iván Martín, director de inversiones de Magallanes Value Investors.

La producción de Miquel y Costas se dividió en 2019 entre un 56% para papeles industriales especiales y un 44% para tabaco. En el primer caso, es el segundo jugador del mercado, con una cuota del 15%, frente al 40% de Glatfelter. Los fundamentales son más sólidos, con un margen sobre ebitda del 17%, frente al 8% del líder de mercado, y un ROCE del 10%, el doble que Glatfelter, con 19 millones de caja neta. En tabaco, es el quinto, con un 8% de cuota, lejos del 35% de SWM. Pero supera en 10 puntos porcentuales en margen de ebitda en el segmento, con un 29%, y casi cuadruplica el ROCE, con un 25%. “Todas las métricas son muy atractivas”, comentó Martín, que mostró cómo en los dos últimos años ha habido alzas del beneficio y caídas en bolsa. Según su valoración, el potencial es que el precio se doble desde los niveles actuales.

Martín argumentó que hay ventajas competitivas en la industria de papeles especiales, como que cuenta con una escala tan reducida en el volumen de ventas que aleja a los grandes productores de papel, “es un sector de valor añadido”, puntualizó. El ‘switching cost’ o coste de cambiar también es una ventaja, ya que el coste del papel especializado en cada productor es demasiado bajo respecto del riesgo a perder a un proveedor con el que se está satisfecho.

El ‘value’, ante la pandemia

Una de las claves de la gestión activa es aprovechar oportunidades, expresó Lola Solana: “Cuando vimos los primeros efectos de la pandemia en China, redujimos la exposición a hoteles, aerolíneas, inmobiliario o petróleo, porque veíamos que iban a estar en una situación complicada”. La gestora también asegura haber dado más importancia a los criterios ESG, así como a quitar de la cartera empresas con deuda. A cambio, añadió, “incrementamos la posición en sectores como el farmacéutico, telecomunicaciones, alimentación o renovables”, y apostilló también que en contra de lo que se suele creer, las ‘small caps’ suelen estar menos endeudadas que las grandes.

En azValor también ha habido cambios, aunque en otra dirección. “Ha habido sectores relacionados con los servicios o con la movilidad, que se han visto muy afectados por esta crisis, y está en nuestra naturaleza ser contrarios y buscar oportunidades en ellos”, afirmó Bernad. La gestora llevaba tiempo advirtiendo de desequilibrios e ineficiencias en los mercados, con valoraciones excesivas. “Es difícil de saber si esta crisis puede ser el detonante para purgar excesos que identificamos”, admitió el gestor.

"Buscamos la preservación de capital, invertimos en compañías de alta calidad que se comportan excepcionalmente en estas circunstancias"

Desde Mapfre AM, Manuel Rodríguez comentó que no han hecho cambios estructurales en la cartera: "Una de las características que buscamos es la preservación de capital, con lo que invertimos en compañías de alta calidad que se comportan excepcionalmente en estas circunstancias, por eso se ha comportado mejor el fondo que el índice. Lo que sí hemos hecho es incluir empresas que estábamos vigilando y que tras las caídas se han puesto interesantes, la empresa suiza del sector salud Geberit y la empresa finlandesa de ascensores Kone". "A lo largo de esta corrección entre febrero y marzo, hemos encontrado ejemplos de empresas que por sus características de apalancamiento financiero, y como ejemplo podemos poner a AB InBev, no han sido muy favorecidas, pero pensamos que el castigo es exagerado", apostilló el experto, que recordó también que "ineficiencias siempre hay en los mercados, como el peso de sectores como salud en los índices".

Iván Martín, de Magallanes, reconoció que "el impacto en el primer trimestre ha sido significativo" en las carteras. "Aunque el potencial de revalorización es importante, ahora hemos rotado la cartera priorizando el grado de supervivencia, que sean sectores y valores con balances robustos". "Siempre estamos atentos a las proyecciones macroeconómicas, no es para estar ahora de espaldas a ello", apostilló. El 'manager' cree que "hay una oportunidad muy interesante de mercado en las 'small caps' y 'mid caps". El experto considera que "la crisis está agrandando los extremos emocionales que ya se veían en los comportamientos del mercado entre estilos de gestión hacia valores considerados seguros y los que se ven como sensibles".

Sobre el uso de la liquidez, Lola Solana respondió que sus estrategias están invertidas al 100%, mientras que Fernando Bernad comentó que no hay una estrategia al respecto, sino que es un residuo en su proceso inversor de buscar oportunidades. Manuel Rodríguez sí confesó que la cartera cuenta con un porcentaje de liquidez de entre el 4% y el 5% del patrimonio: "Estamos pendientes de que empresas que estamos analizando desde hace tiempo nos den una posibilidad de entrada". Iván Martín, por su parte, dijo que tienen "una aproximación prudente con la liquidez, llegando hace años al 10% o 15%, pero ahora la hemos reducido hasta niveles del 2% o 3% por movimientos tácticos para aprovechar oportunidades".

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios