LEVANTA 6.535 MILLONES DEL MERCADO

España paga hasta 2,6 veces más para colocar su deuda tras el aviso del FMI

La cita clave era la deuda a más largo plazo y esta ha venido a confirmar las dudas que empiezan a tener los inversores de cara a la recuperación

Foto: La ministra de Economía, Nadia Calviño (Efe)
La ministra de Economía, Nadia Calviño (Efe)

La incertidumbre sobre la salida de la crisis sanitaria y las consecuencias económicas que va a tener para España comienza a pasar factura a su acceso al mercado. Si el martes las letras a doce meses experimentaron un fuerte repunte volviendo a intereses positivos, este jueves, la cita clave era la deuda a más largo plazo y esta ha venido a confirmar las dudas que empiezan a tener los inversores de cara a la recuperación, más después de que esta misma semana las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para el país hayan sido una bofetada de realidad.

En estas circunstancias, el Tesoro ha acudido al primario con una subasta de bonos a 3, 5 y 10 años y de obligaciones a 15 años, con la que ha logrado levantar un total de 6.535,5 millones de euros. Eso sí, pagando por todos los plazos rentabilidades más elevadas a las registradas en las subastas anteriores de referencias comparables.

La peor parte, en este sentido, se la ha llevado el papel a más corto plazo. Los bonos a tres años han experimentado un fuerte repunte de la rentabilidad, del 0,107% previo al 0,282% que ha tenido que pagar en esta ocasión para que el mercado le prestara 1.968 millones de euros. Se trata de un repunte de 2,6 veces. No en vano, el FMI avisó el martes de que la crisis será especialmente dura para España y que la recuperación será más lenta, alejando el escenario de un rebote en V.

En el caso del papel de plazos más largos, la presión sobre el precio ha sido menor, aunque también elevada. Para vender 1.193 millones de euros de la referencia con vencimiento en 5 años el Tesoro ha tenido que ofrecer un interés marginal del 0,419% frente al 0,276% anterior; la subasta de bonos a 10 años se ha saldado con 2.232 millones con un interés del 0,601% frente al 0,535%; y en el caso de las obligaciones a 15 años ha levantado 1.142 millones de euros a un interés del 1,202% frente al 0,859%.

A pesar de ello, España ha superado el objetivo que se había marcado para la subasta, de un máximo de 6.500 millones y, el mercado ha recibido con buenos ojos el aumento del interés. De hecho, la demanda ha sido elevada y ha superado en 12.407 millones de euros la oferta, con una ratio de 1,89 veces.

El Tesoro llegaba con un repunte en la prima de riesgo española por encima de los 130 puntos básicos en las últimas sesiones tras más de un mes de estado de alarma.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios