GUERRA DEL PETRÓLEO

Trump dispara un 20% el crudo con un 'petrotuit': Arabia y Rusia harán recortes

El presidente de EEUU anuncia que es posible que ambos países acuerden recortes en el bombeo de entre 10 y 15 millones de barriles

Foto: El presidente de Estados Unidos, Donald Trump
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump

El presidente del Estados Unidos, Donald Trump, lo ha vuelto a hacer. Uno de los ya famosos 'petrotuits' está disparando el precio del petróleo más de un 20% y permite al Brent de referencia en Europa recuperar los 30 dólares por barril y al Texas estadounidense los 25 dólares tras las fuertes caídas experimentadas desde que Rusia se levantó de la mesa de negociación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para acordar un recorte de la producción el pasado mes de febrero y Arabia Saudí le declaró abiertamente una guerra de precios inundando el mercado de crudo y lastrando el barril a mínimos de 2002.

Para el EEUU esta batalla ha ido demasiado lejos, más teniendo en cuenta un empeoramiento del escenario de la pandemia provocada por el Covid-19 en el país y la fuerte sacudida que ya está sintiendo su economía. Así, la industria del fracking, que ya antes de esto se encontraba tocada, no se puede permitir que el precio del barril se sitúe por debajo de los 50 dólares. Es más, el miedo a un tsunami de quiebras en el sector está sobre la mesa de la Casa Blanca y, de hecho, hace algo más de dos semanas el Departamento de Energía confirmaba que, siguiendo órdenes del presidente, iba a elevar al máximo de su capacidad las reservas estratégicas de petróleo mediante la compra de 77 barriles de producción nacional. Una medida que no ha sido suficiente para apuntalar los precios, en caída libre en 2020, que acumula un desplome superior al 60%.

Unas medidas que, sin embargo, no han frenado la espiral bajista en la que se encuentra el petróleo ante la combinación del desplome de la demanda por el parón económico en cada vez más países, que están aplicando duras restricciones y medidas de confinamiento para frenar los contagios con el coronavirus de Wuhan, y el exceso de oferta derivado de la estrategia de Arabia Saudí para hacer claudicar a Rusia. Por eso, Trump ha levantado el teléfono y ha llamado a su 'socio' Arabia Saudí para instarle a poner fin a esta guerra insostenible en el tiempo. Y no solo eso, lo más importante es que lo ha anunciado vía Twitter, a través de su cuenta personal, que se ha convertido en una fuente más de información de los inversores.

"Acabo de hablar con mi amigo MBS (Príncipe heredero) de Arabia Saudí, quien ha hablado con el presidente Putin de Rusia, y espero y deseo que ambos recorten, aproximadamente 10 millones de barriles y, quizá, sustancialmente más, lo que, si sucede, será maravilloso para la industria del petróleo y el gas". A lo que ha añadido en un segundo mensaje que esa cifra podría ser hasta de 15 millones de barriles.

Un mensaje que ha quedado meridianamente claro para el mercado que ha reaccionado al alza ante la posibilidad de que la guerra de precios que ha hundido el precio hasta su nivel más bajo de los últimos 18 años haya llegado a su fin.

Sin embargo, al poco, Rusia ha salido al paso asegurando que Vladimir Putin no ha hablado con Mohamed Bin Salam y el rebote se ha moderado ligeramente hasta el 16% de subida, mientras que, por su parte, Arabia Saudí ha hecho un amplio llamamiento a todos los productores de petróleo a sentarse a negociar..

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios