Criptomonedas

El 'Eurocoin' del BCE: la revolución desde arriba para enterrar a Libra (Facebook)

¿Por qué Lagarde está defendiendo ahora públicamente estudiar una criptomoneda europea después de que Bancos Centrales y reguladores hayan cargado contra la de Marck Zuckerberg?

Foto: Chritine Lagarde en el Banco Central Europeo. (Reuters)
Chritine Lagarde en el Banco Central Europeo. (Reuters)

Si no puedes con tu enemigo, únete a él. Eso es lo que parece que está pensando el Banco Central Europeo tras las palabras de Christine Lagarde esta semana, en las que afirmaba que están evaluando la posibilidad de lanzar una moneda digital del BCE como respuesta a Libra (Facebook). Tras meses de críticas, advertencias y escrutinio de los reguladores estadounidenses y europeos el proyecto de Facebook (en forma de cartas con amenazas de regulaciones y citando a Zuckerberg en el Congreso de EEUU), este se encuentra en un momento crítico, donde los socios se bajan del barco y parece complicado que llegue a buen puerto en el corto o medio plazo.

[Carta de Senadores de EEUU a las empresas de Libra]

Entre otros ataques, miembros del BCE como Yves Merch, han calificado esta iniciativa como "un riesgo sin precedentes para la estabilidad financiera, para la protección de los datos de la población y para la soberanía monetaria de los países que podría reducir el control del BCE sobre el Euro".

Pero se trata de una crítica generaliza, reguladores de todo el mundo han cargado contra la idea, por ejemplo, Shaktikanta Das, gobernador del banco central de la India, ha defendido que las instituciones "nunca aceptaremos una divisa digital privada porque la emisión de moneda es una función soberana y debe hacerla el soberano".

Zuckerberg dando explicaciones en el Congreso de EEUU sobre Libra
Zuckerberg dando explicaciones en el Congreso de EEUU sobre Libra

Entonces, ¿por qué Lagarde está defendiendo ahora públicamente la posibilidad de una criptomoneda europea?

La necesidad del 'Eurocoin'

La presidenta del BCE no ha nombrado a Zuckerberg en su última intervención pero sí ha dejado claro que "la ventaja que aportan es clara los pagos serían inmediatos, seguros, baratos y potencialmente semianónimos" y, lo más importante, "los bancos centrales mantendrían una posición segura en los pagos".

En otras palabras, Lagarde y otras instituciones entienden que la tecnología tiene un potencial y beneficios claros que, a diferencia de los privados, permiten a los reguladores mantener su control y la estabilidad financiera. Por ello, afirmó que "debemos considerar emitir moneda digital porque puede haber un papel para el Estado en el suministro de dinero en este medio".

El profesor de finanzas en la Edem, Felipe Sánchez Coll explica que "el dinero físico va a tender a desaparecer y eso acelera la necesidad de este tipo de medidas". Además a las instituciones "también les interesa este proceso hacia las criptodivisas porque supone más seguridad, supervisión y control".

Por ello ve sentido a que las criptomonedas públicas empiecen a aparecer para garantizar que no sean las privadas las que se imponen. Recuerda que esto tendría riesgos como que Facebook (entre otras compañías que podrían sumarse a este sector) "podría usar los datos de las transacciones de Libra igual que usa la información de la actividad en la red social de sus usuarios".

¿Cómo será?

Aunque, este 'Eurocoin' aún no es más que un proyecto a explorar, ya se saben ciertas características que tendría esta moneda. La primera es que será una 'stablecoin' respaldada por el euro y otra, que mantendría a las entidades bancarias como agentes dentro del sistema financiero, a imagen y semejanza del modelo actual.

El pasado mes de noviembre se filtró un borrador del BCE publicado por Reuters en el que se plantea la posibilidad de lanzar una criptomoneda europea y que explicaba estos puntos, además, hablaba de una regulación paralela que permita prohibir proyectos "demasiado peligrosos para la estabilidad financiera".

Desde eToro explican para El Confidencial que el desafío que afrontaría el BCE sería enorme porque tienen que "construir billeteras frontales, monitorear transacciones, mantener esta tecnología, y ver cómo educar mejor a la población", especialmente a las generaciones menos familiarizadas con lo digital. Remarcan que todas estas cosas son importantes porque "cualquier fallo podría socavar la reputación del Banco Central".

Los damnificados

También recuerdan que este cambio de paradigma traerá grandes perdedores más allá de Libra. Los proyectos de 'stablecoins' como el de Facebook (Tether, por ejemplo) "serán innecesarias" porque "las monedas estables ancladas al valor de una divisa tendrán en frente a otra que hace lo mismo y que está respaldada por la UE".

También destacan el ejemplo de Ripple, la criptomoneda 'blockchain' del Santander para transacciones transfronterizas, que según eToro perdería también parte de su sentido. Bitcoin, igualmente se dejaría enteros como valor de intercambio más allá de un activo de inversión. En ambos casos el eurocoin "podría cumplir los requisitos para los que estos fueron diseñados".

Cripto-Yuan, Ayatolacoin, el Petro…

El de la Unión Europea no es el primer proyecto así que surge en los últimos años. Aunque la llegada de la Libra ha espoleado al viejo continente en esa dirección ya hay otros países que están coqueteando con la idea por necesidad o anticipación.

Uno de los más conocidos es China que, según su Banco Popular, lleva ya años trabajando en una divisa con 'blockchain' y "estamos dando los retoques finales" debido a que, tras el anuncio de Libra decidieron acelerar el proyecto.

Casos como el de Venezuela o Irán son más impactantes. El primero, el Petro, se está intentado generalizar con el objetivo de encontrar un refugio de la hiperinflación de bolívar. Este tiene como referencia el petróleo y ha tenido escaso éxito. El proyecto de Irán está mucho más lejos de ver la luz y no se sabe nada de cómo sería. Fue anunciado en 2016 con el principal objetivo de evitar las sanciones económicas levantadas durante el Gobierno de Obama, por lo tanto ahora podría volver a recuperar su interés.

Otros países como Suecia, Rusia, Israel o Suiza ('cripto-franco' se llama aquí) han admitido que estudian implementar estas monedas. Incluso la Fed, de Estados Unidos, ha afirmado que valora la opción pero reconoce que actualmente se encuentra muy lejos de ese escenario.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios