TRAS EL ANUNCIO DE TRUMP Y EL DE POWELL

La bolsa vuelve a caer con fuerza en Wall Street tras la bajada en creación de empleo

la creación de nuevos empleos cayó hasta un total de 164.000 empleos no agrícolas en el séptimo mes del año frente a los 193.000 de junio

Foto: (Reuters)
(Reuters)

Continúan las caídas en Wall Street. La tasa de desempleo del país norteamericano se mantuvo estable en el mes de junio en el 3,7%, en los mínimos de 1969, según los datos publicados este viernes por la oficina de estadísticas laborales del Departamento de Trabajo estadounidense. Sin embargo, la creación de nuevos empleos cayó hasta un total de 164.000 empleos no agrícolas en el séptimo mes del año frente a los 193.000 de junio, situandose gran parte de estos nuevos en el sector financiero y el sanitario. Estas cifras, sin embargo, estuvieron en línea con lo esperado por los analistas.

Tras conocerse los datos, las bolsas vuelven a cotizar rojo en EEUU. Después de las pérdidas del jueves, cuando el presidente Donald Trump anunció unos aranceles del 10% de Estados Unidos a China, el S&P 500 cae el viernes más de un 0,8%, mientras que el índice Dow Jones lo hace al 0,6. y, por último, el Nasdaq cae al 1,6% El precio de los bonos, a su vez, cotiza al alza con el bono a diez años alcanzando un tipo de interés del 1,869% y el título a tres meses cotizando a una rentabilidad del 2,06%, ahondando la inversión de la curva premonitoria. El VIX, índice que mide la volatilidad de la renta variable, se ha disparado un 50% en los últimos tres días.

Y es que a este dato de empleo y el varapalo de Donald Trump se le añade la decisión de la Reserva Federal de este miércoles, cuando recortó el precio del dinero por primera vez desde 2008 (algo que, con todo, ya se venía descontando desde hace meses). Eso sí, el presidente del banco central, Jerome Powell, avisó de que esta no era la primera bajada de un largo ciclo de descuentos en los tipos, si no que era más bien un recorte "a medio ciclo", y que la Fed continuaría monitorizando el ritmo económico (inflación, empleo, y crecimiento) antes de tomar nuevas posturas.

Si los datos de empleo son sólidos, disminuyen los puntos de que la Fed baje tipos (algo que a su vez disminuye las perspectivas de abaratamiento de la deuda corporativa y que, a su vez, lleva a las empresas a cotizar a la baja en las bolsas). No obstante, unos datos de empleo sólidos también habrían sido más razón para esperar un buen crecimiento económico y, en teoría, aguante de la inflación. Con todo, dada la volatilidad desatada esta semana por el anuncio de Trump y en un contexto general de nerviosísmo, los mercados cotizan bajo un contexto muy especial. Por ejemplo, en junio los datos fueron más sólidos, pero, al igual que este viernes, Wall Street reaccionó a la baja, pero la Fed todavía no había bajado los tipos y, lo que es más importante, EEUU y China se encontraban negociando la paz comercial.

"Los principales impulsores de esta semana fueron la reunión del FOMC y la amenaza arancelaria de Trump a China", argumentan los expertos de BBVA Research. "El primero tuvo un efecto limitado en los mercados financieros, sin embargo la amenaza inesperada de Trump desencadenó la aversión al riesgo en los mercados".

En detalle

Profundizando más en los datos del empleo, la cifra de parados de larga duración, aquellos que han permanecido en situación de desempleo durante un mínimo de 27 semanas, cayó a 1,16 millones de personas, lo que equivale a un descenso de 248.000 personas y es la cifra más baja desde junio de 2007. Su peso con respecto al total de parados cayó en más de cuatro puntos porcentuales, hasta situarse en el 19,2%.

La cifra total de parados se situó en 6,06 millones de personas en junio, por lo que aumentó en 88.000 desempleados con respecto al mes precedente. Por su parte, la tasa de participación en el mercado laboral avanzó una décima, hasta el 63%. Con respecto a junio, la población activa aumentó en 370.000 personas.

Por grupos de trabajadores, la tasa de paro entre las mujeres se elevó una décima, hasta el 3,4%, al tiempo que el desempleo entre los hombres repuntó hasta el 3,4%, desde el 3,3% de junio. Entre los jóvenes, la tasa de paro también avanzó una décima con respecto al mes precedente, hasta el 12,8%.

En el séptimo mes del año, el número de empleados en el sector de los servicios profesionales creció en 31.000 personas, al tiempo que el sector de la salud creó 30.000 puestos de trabajo. De su lado, el segmento de asistencia social sumó 20.000 empleos y el número de trabajadores en el sector de las actividades financieras creció en 18.000 personas.

La duración de la semana cayó hasta las 34,3 horas en el mes de julio. Los ingresos medios por hora aumentaron en ocho centavos con respecto al mes anterior, hasta los 27,98 dólares.

Asimismo, el Departamento de Trabajo ha informado de que el número de empleos creados en mayo se ha revisado a la baja, hasta 62.000 (10.000 menos), mientras que el dato de junio se ha ajustado hasta 193.000 puestos de trabajo (31.000 menos).

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios