se deja casi un 7% en el año

Tesla sufre en bolsa tras el bochorno de pedir dinero a sus proveedores

La empresa caía en bolsa después de que The Wall Street Journal informase de que Tesla había pedido la devolución de pagos para proyectos que se remontan a 2016

Foto: El CEO de Telsa, Elon Musk. (Reuters)
El CEO de Telsa, Elon Musk. (Reuters)

No es oro todo lo que reluce. Tesla caía el lunes a media sesión un 4%, habiendo llegado a caer un 6,6% hasta los 292,86 dólares por acción después de que The Wall Street Journal informase el domingo de que la automovilística había estado solicitado reembolsos a algunos de de sus proveedores, en un intento de llegar a conseguir beneficios.

Básandose en un memorándum enviado a un proveedor internacional de la compañía de coches eléctricos, The Wall Street Journal informó de que Tesla estaba pidiendo a sus proveedores devolver pagos efectuados para proyectos que se remontan a 2016. El documento, detalló el periódico estadounidense, caracterizaba la solicitud de ser esencial para la existencia de la compañía y calificaba los reembolsos de ser una inversión en la empresa para así dar continuación al crecimiento a largo plazo entre ambas partes.

The Wall Street Journal incluía en la noticia la confirmación por parte de Tesla de que la empresa está intentando lograr que los provedores le reduzcan el coste de proyectos, algunos de los cuales se remontan, efectivamente, a 2016. A su vez, el CEO de Tesla, Elon Musk, tuiteó el lunes en respuesta a uno de los artículos sobre la solicitud a proveedores que "solo contarán los costes que realmente afectan al tercer trimestre y más allá. No sería correcto imponer medidas históricas de ahorro en el actual trimestre".

"Tesla tiene la oportunidad de llegar a ser una firma de vehículos electricos dominante en el mercado, y es líder en la tecnología de vehículos autónomos", explicaba el lunes David Whiston, analista de Morningstar, "pero no vemos que llegue a cubrir el mercado de masas hasta dentro de, al menos, otra década".

Las informaciones sobre el comentario de Tesla a los proveedores es solo la punta de un iceberg que ya lleva tiempo cuajando, especialmente si se tiene en cuenta que, sus 15 años de historia, la empresa nunca ha dado beneficios. Sin embargo, ha sido a raíz de la producción del coche Model 3, con el que la empresa busca acercar el coche eléctrico a un segmento de menos poder adquisitivo, que Tesla ha estado quemando liquidez como si no hubiese mañana.

Ya en abril, The Economist informaba de que, según Jefferies,Tesla necesitaría entre 2.500 millones y 3.000 millones de dólares de financiación adicional en 2018, algo que Musk desmentía en Twitter. No obstante, el CEO se tuvo que tragar sus palabras en mayo, cuando Tesla anunció ajustes en la estructura de la empresa al presentar unos resultados de producción decepcionantes, admitiendo que iba a tener que ampliar capital.

En lo que va de año, Tesla acumula una caída de casi el 7%. El 37,5% de los analistas que siguen el valor en Bloomberg recomiendan vender, entre los que se encuentran analistas de Morningstar, JM Morgan, Barclay's o Goldman Sachs, frente al 31,3% que recomienda comprar. JP Morgan justificaba el viernes su posición frente al valor explicando que "seguimos manteniendo nuestras perspectivas a la baja tras los resultados de finales de trimestre de la firma sobre las entregas del Model 3, las cuales fueron más débiles de lo esperado".

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios