tras el fuerte rebote de la víspera

Incertidumbre bursátil para Tesla... China y los datos de producción se le hacen bola

El valor cotiza con subidas del 2%, después de iniciar la sesión en Wall Street con un desplome del 5%

Foto: Varios vehículos eléctricos Tesla cargan en una estación en Pakín (China)
Varios vehículos eléctricos Tesla cargan en una estación en Pakín (China)

Tesla se enfrenta a otra difícil jornada bursátil. Y es que al fabricante de coches eléctricos se le ha hecho bola. Por un lado, ayer presentó las cifras de producción del primer trimestre del año y aunque ha logrado elevar el ensamblaje del Model 3 a 2.020 unidades semanales y el propio Elon Musk ha sacado pecho por ello, no ha cumplido con las expectativas del mercado. Por otro, un nuevo capítulo en la guerra comercial entre Estados Unidos y China con un 25% de aranceles a la importación de coches hacia el país asiático.

Ya antes de la apertura del parqué de Nueva York, los futuros daban una pista de por donde podía desarrollarse la sesión con caídas superiores al 5% y tras sonar la campana el castigo se ha confirmado. La compañía ha empezado a cotizar con descensos que superan el 5%, para después darse la vuelta y moverse con subidas del 2%.

Cada vez son más las voces que ponen en duda la buena marcha de la compañía. Sobre las cifras concretas anunciadas el martes, la producción total entre enero y marzo fue de 34.494 vehículos, lo que supone un incremento del 40% respecto al cuarto trimestre de 2017. Sin embargo, no ha alcanzado las expectativas y para JPMorgan no es suficiente. La entidad remarcó que las entregas se mantuvieron "más o menos sin cambios desde el cuarto trimestre, aunque el crecimiento estaba destinado a ser "sobrealimentado" mediante la incorporación del primer modelo de mercado masivo de la compañía".

Además, la empresa ha reconocido que va a necesitar ampliar capital este año, igual que dijo a principios de 2016 antes de levantar miles de dólares, recuerda el equipo de análisis capitaneado por Ryan Brinkman en su nota. Por ello, JPMorgan reitera su recomendación de infraponderar las acciones y la reducido sus estimaciones y precio objetivo a los 185 dólares, frente a los 190 dólares. Es decir, augura una corrección del 30% desde el cierre del martes.

Víctima de la guerra comercial

Pero no solo eso. La compañía despertaba con el anuncio de China de imponer un arancel del 25% a las importaciones de varios productos estadounidenses, como reacción a la guerra comercial emprendida por el presidente Donald Trump, entre los que se encuentran los vehículos. Una medida que afecta especialmente a Tesla teniendo en cuenta que, a diferencia de otras marcas como General Motors y Ford Motor con fábricas en el país asiático, todos los vehículos que vende la firma de Musk se ensamblan en EEUU.

Elon Musk, fundador y CEO de Tesla
Elon Musk, fundador y CEO de Tesla

"El aumento de las tasas al que más daño hace es a Tesla, en tanto que no ha comenzado a producir localmente en China", ha afirmado el propio secretario general de la China´s Passenger Car Association. "GM y Ford siempre pueden tirar con los que se han fabricado en China". De hecho, la propia compañía, previendo evitar una situación de estas características, llevaba desde el año pasado trabajando con el gobierno de Shanghai la posibilidad de montar fábrica en el país, pero hasta la fecha no habían logrado llegar a un acuerdo por la disparidad de criterios en cuanto a la propiedad de la fábrica.

Y no es un tema menor para Tesla teniendo en cuenta que el año pasado vendió 14.833 coches en China que solo representan el 3% de las ventas de vehículos eléctricos en el país mientras que para la de Palo Alto supuso el 17% de sus ingresos en 2017.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios