Tesla Motors: Promesa frente a realidad: Las pérdidas de Tesla contrastan con la bonanza del sector. Noticias de Empresas
musk aún mantiene la confianza del mercado

Promesa frente a realidad: Las pérdidas de Tesla contrastan con la bonanza del sector

La compañía aumenta el agujero negro contable trimestre a trimestre al mismo ritmo que se retrasan sus objetivos. Por el contrario, los gigantes del automóvil venden más y ganan más en 2017

Foto: Concesionario de Tesla. (Reuters)
Concesionario de Tesla. (Reuters)

El deslumbrante lanzamiento espacial celebrado por Elon Musk esta misma semana no ha servido para disfrazar los malos resultados presentados por Tesla. La compañía elevó sus pérdidas hasta los 1.890 millones de euros, lo que supone un incremento de los números rojos del 190%, pese a que también aumentó un 68% la facturación. Esta circunstancia, valorada de forma positiva por Musk, le ha costado un 8,63% de caída en bolsa en la sesión posterior a la publicación de sus números.

El fundador y CEO de Tesla, Elon Musk. (Reuters)
El fundador y CEO de Tesla, Elon Musk. (Reuters)

Sin embargo, la acción de la compañía sigue por encima de los 315 dólares, por lo que aún cuenta con la aquiescencia del mercado. Y todo a pesar de que la producción de unidades del Model 3, el vehículo pensado para convencer al ciudadano medio al que se encomienda el negocio de la compañía, quedó en 1.550 unidades, muy por debajo de las 4.000 que se esperaban y de los 20.000 que el propio Elon Musk llegó a decir en julio que podrían producir ya el pasado mes de diciembre.

Muchos analistas consideran que no se puede sostener siempre lanzando promesas y nuevos productos que va financiando a base de ampliaciones de capital. Pero el mercado es soberano, y la realidad dice que los inversores siguen confiando en el constructor de vehículos eléctricos de gama alta y baterías de almacenamiento eléctrico. Solo hay que ver el fulgurante ascenso de la acción desde 2013, periodo en el que se ha multiplicado por 10.

Como ya explicaba en 2016 el analista de Bankinter, Javier Hombría, uno de los mayores obstáculos para Tesla es la feroz competencia que tiene en frente. Las incursiones en el desarrollo de vehículos eléctricos de los gigantes del automóvil cada vez son mayores. Y hoy por hoy cualquier gran fabricante tiene una escala de producción incomparable con la de Tesla de cara a abastecer a un potencial mercado de vehículos eléctricos aún por desarrollarse.

Akito Tachibana, director de Toyota Kirloskar Motor. (Reuters)
Akito Tachibana, director de Toyota Kirloskar Motor. (Reuters)

Pese a la vitola innovadora que tiene ganada Tesla, fabricantes masivos como Toyota están moviéndose. Recientemente, la nipona ha comprado por 240 millones el 15% de la minera de litio australiana Orocobre con el objetivo de desarrollar baterías, pieza clave en el devenir del vehículo eléctrico. Lo puede hacer tirando de recursos propios de la impresionante caja que genera.

El segundo mayor fabricante del mundo presentó sus resultados también esta semana. La firma nipona aumentó su beneficio un 40,5% en 2017 y rozó los 15.000 millones de euros. Toyota vendió un 1,7% más coches que el año anterior, con lo que elevó sus ventas hasta los 10,1 millones de vehículos.

Al tiempo que Tesla publicaba sus pérdidas más abultadas (nunca ha dado beneficios), Ford registraba un aumento de sus ganancias del 65,5%, hasta los 7.628 millones de euros. En este periodo vendió 6,2 millones de vehículos en el mundo, un 1,4% menos que el año anterior. Los inversores le han castigado duramente en bolsa y los títulos de la compañía han retrocedido a niveles de hace cinco años, tras anunciar que esperan problemas para 2018 por el aumento de precios de materias primas como el aluminio.

Planta de Landaben, en Navarra, donde se fabrica el Volkswagen Polo para toda Europa.
Planta de Landaben, en Navarra, donde se fabrica el Volkswagen Polo para toda Europa.

El que más aumentó el número de automóviles vendidos en el año fue Renault-Nissan, que con la alianza alcanzó las 10,1 millones de unidades en el mercado. De las dos marcas, la contribución más destacada es la de Nissan, ganando entre abril y diciembre —aún no ha concluido su año fiscal— 4.300 millones, un 40% más. Extrapolado, serían unos 5.700 millones de beneficio al año.

Durante este mes de febrero deberá presentar sus resultados Volkswagen, que ya dio carpetazo al 'dieselgate' hace un año, cuando logró un beneficio de 5.144 millones de euros. El Grupo Volkswagen (Volkswagen, Audi, Seat, Skoda) fue el que más vendió a nivel global en 2017, cuando aumentó un 3,9% su comercialización de vehículos. En total, 10,4 millones de coches.

La única excepción entre estos grandes fabricantes mundiales es General Motors. Pese a vender en 2017 más automóviles que un año antes —6.875.098 (+0,5%)—, sus resultados fueron negativos. Perdió 3.131 millones de euros frente a los 7.642 millones de beneficios que logró el año anterior. El gigante americano achacó estas pérdidas a la reforma fiscal de Trump, que le ha supuesto un varapalo contable, así como al impacto por la venta de Opel/Vauxhall al Grupo PSA. Su acción también está en un claro rango lateral, en un nivel similar al de hace tres años y al de hace seis: 40 dólares.

Ahora mismo todas estas compañías son una realidad palpable como demuestra la fortaleza generalizada de sus negocios, avalada en una cuota al alza de ingresos por venta de vehículos. Sus ratios están ajustadas, con un per (beneficio sobre acción) de entre cinco y diez veces.

Tesla Roadster viajando por el espacio.
Tesla Roadster viajando por el espacio.

Esta situación es diametralmente opuesta a la de Tesla. Su acción vuela pese a que no hay ratios de valoración atribuibles, dado que cuenta todos sus trimestres de vida por pérdidas. Sin embargo, su facturación y cuota de mercado, aún muy pequeña, se acelera con fuerza cada año al partir de niveles muy bajos.

La gran pregunta ahora es saber si la innovación y las promesas de Elon Musk para lograr un producto diferencial se traducirán en un gran negocio, como esperan los inversores que apuestan por la compañía. Sobre todo, en un entorno en el que la competencia, los pesos pesados de la automoción, han puesto la directa sobre el vehículo eléctrico que viene.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios