Tesla Motors: El fondo que ha ganado un 65% en 2017 tiene su mayor posición en cortos de Tesla
VA A NECESITAR 8.000 MILLONES ESTE AÑO, SEGÚN VILAS FUND

El fondo que ha ganado un 65% en 2017 tiene su mayor posición en cortos de Tesla

Están tan seguros de sus tesis de inversión que, lejos de levantar el pie del acelerador, han elevado su posición corta hasta convertirla en la mayor de la cartera

Foto: Tesla.
Tesla.

La carta trimestral de Vilas Fund Partner a sus inversores está corriendo como la pólvora. Y no es para menos, teniendo en cuenta que en ella explica los motivos que le ha llevado a nadar completamente a contracorriente invirtiendo a la baja contra las acciones del momento —Tesla, Amazon y Netflix— y, aun así, ganar en 2017 un 65%. De hecho, en el caso del fabricante de coches eléctricos estadounidense, que en los últimos 12 meses ha subido un 45%, están tan seguros de sus tesis de inversión que, lejos de levantar el pie del acelerador, han elevado su posición corta hasta convertirla en la mayor de su cartera.

[Siga la cotización en bolsa]

En este sentido, John C. Thompson, CEO de Vilas Capital Management, explica: "Hemos hecho más del doble de dinero con nuestras acciones de la 'vieja economía' del que hemos perdido con nuestras posiciones cortas". Y lo mejor, además, está por venir. No en vano, los gestores del fondo defienden que "en algún momento estas valoraciones ridículas caerán a niveles mortales, y esto va a dar la vuelta a nuestras pérdidas en las posiciones cortas, generando beneficios materiales".

Y ese día puede llegar más pronto que tarde para Tesla. De hecho, en su carta a cierre de diciembre explican que su posición más grande, tanto entre las largas como las cortas, es el fabricante de coches eléctricos. En su opinión, "la compañía no puede sobrevivir los siguientes 12 meses sin acceso al capital de los bancos de Wall Street o de los inversores privados", afirman. Esto es porque, según sus estimaciones, Tesla necesita alrededor de 8.000 millones de dólares los próximos 18 meses para financiar las pérdidas operativas, los gastos, las deudas que están por venir y las necesidades de capital.

Pero, "tanto por las investigaciones anteriores del regulador bursátil estadounidense [SEC, por sus siglas en inglés] como por los procesos actuales que tiene abiertos [que no ha revelado la compañía], va a ser complicado para Tesla tener acceso a los mercados", afirma Thompson. Según los datos que se conocen ya, ha habido 85 requerimientos de información adicional en los últimos cinco años, algo que resulta llamativo si se compara con otras empresas tradicionales como Ford, que en el mismo periodo de tiempo no ha recibido una sola reclamación por parte de la SEC.

Difícil acceso a los mercados

"Esto significa que Tesla está sobrepasando muchos, muchos límites", aseguran desde Vilas Fund. Así, según la tesis de los gestores del fondo, cuando una empresa se encuentra siendo investigada formalmente, es difícil, si no imposible, que pueda levantar financiación en los mercados públicos de capitales, en tanto que estas investigaciones deben hacerse públicas y eso generalmente daña la acción y la valoración de la deuda.

Evolución de las acciones de Tesla desde su OPV en 2010.
Evolución de las acciones de Tesla desde su OPV en 2010.

A juicio de Thompson, "es mejor que los inversores de Tesla confíen en que existe cierto número de 'greater fools' [inversores que hacen una inversión cuestionable en cuanto a su valor y solo con la confianza de que podrán venderla más tarde a otro a mejor precio] en China o en otro lado que mantengan la solvencia de la compañía. Pero en algún momento la música se parará y no habrá sillas vacías donde sentarse", explica el gestor. En este caso, "no importa lo bien que te hace sentir una inversión cuando va hacia arriba, la ira extrema saldrá a relucir cuando la mayor parte o todo tu dinero se haya perdido para siempre, especialmente si es por comunicados falsos o engañosos hechos por los altos directivos de la compañía", asevera.

La recesión acabará con la especulación

Pero la carta trimestral no se queda ahí. De hecho, lo más destacado es que defienden que tarde o temprano volverán las turbulencias a los mercados y se van a encontrar en un momento en el que, en general, las acciones 'value' están muy baratas y las acciones de moda están muy caras. Cuando esto ocurra, las primeras subirán y las segundas caerán, porque la experiencia ha enseñado que "las recesiones tienden a poner un punto final en la especulación y devuelven a los inversores hacia lo que realmente importa: beneficios, dividendo y valor en libros".

Por ello, su fondo tiene 3,5 dólares invertidos en posiciones largas por cada dólar en cortas, y aunque hay quien cuestiona su política bajista en algunas de las que son consideradas "las mejores empresas del momento", lo cierto es que han ganado 10 veces más dinero con las posiciones largas de lo que les han costado las posiciones cortas desde la creación del fondo hace 10 años.

Así, contrasta su apuesta por empresas como Target, Kroger, Viacom, Daimler, Honda o General Motors frente a Tesla, Amazon y Netflix. Y es que hay tres aspectos principales que guían su inversión: bancos frente a tipos de interés, vieja economía frente a nueva economía e internacional frente a lo doméstico.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios