Es noticia
Imaz (Repsol) advierte a Sánchez: "Los impuestos los pagan los consumidores"
  1. Mercados
Actualiza su plan estratégico

Imaz (Repsol) advierte a Sánchez: "Los impuestos los pagan los consumidores"

El consejero delegado de la petrolera pide al nuevo gobierno medidas coherentes con la progresividad fiscal y rechaza pagar las carreteras a base de impuestos a los carburantes como pedían los expertos

Foto: El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, durante la presentación del plan estratégico. (EFE)
El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, durante la presentación del plan estratégico. (EFE)

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha advertido este miércoles que la subida de impuestos indirectos los acaban pagando los consumidores. El directivo de la petrolera ha lanzado este mensaje tras la llegada del PSOE al Gobierno, que se ha mostrado favorable a impulsar la fiscalidad como instrumento de descarbonización.

Respecto al informe de los expertos que aconsejaba subir el gasóleo un 28%, Imaz ha pedido a los dirigentes racionalidad y progresividad. Además, ha rechazado pagar las carreteras con impuestos a los carburantes por ser algo regresivo y que no tiene en cuenta la progresividad si queremos construir una sociedad igualitaria

Plan estratégico de la compañía

Lo peor del ciclo bajista del petróleo parece haber pasado, ese que obligó a Repsol a reformular su plan estratégico apenas cuatro meses después de haberlo anunciado rebajando sus expectativas sobre el precio de petróleo hasta los 40 dólares en febrero de 2016 para ser rentable. Un ajuste del cinturón que le ha permitido a la compañía salir reforzada del temporal generando más flujo de caja, reduciendo su deuda hasta un 45% y buscando aumentar la retribución al accionista.

[Siga la cotización del valor en el índice]

Ahora, con un barril entorno a los 75 dólares, Repsol ha acualizado su guía 2016-2020 tras haber superado con dos anos de antelación todos los objetivos que se fijó inicialmente. Eso sí, mantiene la prudencia que mostró en 2016 y apenas eleva a 50 dólares el precio del barril necesario para ser rentable y en el que "la compañía garantiza, además, el mantenimiento de una elevada flexibilidad financiera" y una deuda por debajo de la media del sector, según explica en el comunicado remitido a primera hora a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La premisa es "la creación de valor en cualquier escenario" en un momento en el que tan pronto los precios pueden subir por encima de los 80 dólares presionados por las tensiones en Oriente Medio y las sanciones de Estados Unidos a Irán por su programa nuclerar, como bajar abruptamente en dos semanas por debajo de los 75 dólares porque Arabia Saudí y Rusia principalmente entienden que se han pasado de frenada recortando producción y deciden aumentarla para que no se les dispare el precio.

La nueva estrategia tiene como fin el aumento de la remuneración al accionista, que alcanzará el euro por acción en 2020, el crecimiento de los negocios, tanto upstream como downstream, y la búsqueda de alternativas avanzando en una transición energética que pasan por la reducción de la huella del carbono y la construcción de nuevas capacidades.

placeholder Plan estratégico de Repsol
Plan estratégico de Repsol

Precisamente, una de las claves de todo el plan estratégico es la de aumentar el dividendo de media un 8% anual hasta los 0,95 euros por acción en 2019 mediante el scrip dividend y evitar la dilución de quienes opten por el efectivo empleando un programa de recompra de acciones para su amortización.

Por otro lado, Repsol prevé inversiones de 15.000 millones de euros repartidas un 53% en el negocio de Upstream (Exploración y Producción) y un 45% en Downstream (Refino, Química, Marketing, Lubricantes, Trading, GLP y Gas & Power) y en activos de bajas emisiones. De estos 15.000 millones de euros de inversión, un total de 4.000 millones se destinarán a nuevas iniciativas, especialmente en el área de Downstream, tanto para la expansión de los negocios de petroquímica, estaciones de servicio, lubricantes y trading (1.500 millones), como para proyectos de bajas emisiones de CO2 (2.500 millones).

Repsol CNMV Petróleo
El redactor recomienda