UN AÑO DESPUÉS DE LA PRIMERA OFERA DE ATLANTIA

Hoy termina el culebrón Abertis con su salida del Ibex tras 26 años en el selectivo

Este es el paso previo antes de su exclusión definitiva de cotización tras 31 años de historia bursátil, desde que el 18 de mayo de 1987 debutaron en bolsa las acciones de Acesa

Foto: Edificio de Abertis
Edificio de Abertis

Un año ha pasado desde que la italiana Atlantia dio a conocer su interés por la concesionaria española Abertis y hoy es el capítulo final de ese culebrón que ha tenido entre medias guerra de opas, opiniones enfrentadas entre Gobierno y CNMV y múltiples idas y venidas. La de este martes es la última sesión de la compañía en el Ibex 35, que abandonará al cierre de mercado tras 26 años en el selectivo, del que ha formado parte desde su nacimiento en 1992.

Y es que este es el paso previo antes de su exclusión definitiva de cotización. 31 años de historia bursátil, desde que el 18 de mayo de 1987 las acciones de Acesa (Abertis tomó en relevo en 2003) debutaron en bolsa a un valor de 1,56 euros por acción y con una capitalización cercana a los 435 millones de euros. Ahora, la opa conjunta ha valorado la compañía en 18.181 millones de euros para crear un gigante mundial de infraestructuras.

Este martes concluye el plazo de aceptación de la oferta y con ello se da carpetazo a la 'batalla que han librado los últimos doce meses por el control del grupo de autopistas. Una vez que la opa se liquide, ACS y Atlantia abordarán las iniciativas necesarias para hacerse con el potencial porcentaje de Abertis que no acuda a la oferta, lo que incluso puede suponer una opa de exclusión.

Posteriormente, Atlantia, ACS y su filial alemana Hochtief, conformarán una sociedad conjunta con la que controlarán y gestionarán Abertis. La italiana tendrá un 50% de esta firma, ACS otro 30% y su filial alemana, el 20% restante. Los tres socios inyectarán 7.000 millones de euros a la sociedad, que suscribirá el crédito bancario por otros 10.000 millones que ya tienen pactado. Esta financiación sustituirá a la actualmente convenida para la OPA y la aporta el mismo grupo de veinte bancos internacionales, entre ellos Santander, Bankia, BBVA y CaixaBank.

ACS y Atlantia firmarán entonces un pacto de socios para gestionar Abertis y sopesarán fusionar la sociedad instrumental y la propia compañía de autopistas para controlar así directamente su capital.

Compromiso de no vender en cinco años

La alianza hispano-italiana en Abertis se firmará para un plazo de diez años. No obstante, a partir del quinto año abre la posibilidad de que vendan títulos, si bien con los correspondientes derechos de compraventa entre los socios, y contempla la posibilidad de sacar de nuevo a Bolsa al grupo en el horizonte de ocho años.

Con la toma conjunta de Abertis, ACS y Atlantia pretenden conformar un gigante mundial de las infraestructuras, una plataforma para competir por una cartera de proyectos localizada en sus mercados estratégicos (Norteamérica, Europa y Australia) por valor de unos 200.000 millones de euros.

Su plan pasa por destinar la caja que generan las infraestructuras que gestiona Abertis para invertir en nuevos proyectos. Esta compañía cuenta actualmente con 8.600 kilómetros de autopistas repartidas por Francia, Italia, India, Puerto Rico, Brasil, Chile y Argentina, además de España.

La liquidación de la OPA de Abertis supone además el 'pistoletazo de salida' para otras dos operaciones colaterales. Se trata de la venta de Cellnex, la filial de antenas de telefonía móvil, a la familia Benetton, y la ampliación de capital de Hochtief y la posterior entrada de Atlantia en su accionariado como segundo mayor socio tras ACS.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios