MAL ARRANQUE DE AÑO DE LAS TEXTILES EN BOLSA

Y si H&M recorta dividendo por primera vez desde 1974... ¿presionaría a Inditex?

El mercado tiene el foco puesto principalmente en los dos gigantes europeos, y prueba de ello es el mal arranque bursátil que están protagonizando H&M e Inditex

Foto: Tienda de H&M.
Tienda de H&M.

El sector textil no se libra de la presión que está imponiendo el 'boom' del comercio electrónico, y los retos a los que se enfrenta están pesando en las cuentas de resultados en general —y en unas más que en otras, en particular—. Pero el mercado tiene el foco puesto principalmente en los dos gigantes europeos, y prueba de ello es el mal arranque bursátil que están protagonizando H&M (-18%) e Inditex (-14%).

Unas dudas que se están traduciendo en una rebaja de las expectativas de los analistas, especialmente en el caso de la sueca. Y es que del consenso de los analistas recogidos en Bloomberg, solo un 5,9% sigue recomendando comprar el valor, mientras que el 52,9% dice que toca vender. Además, a la acción todavía le queda una corrección adicional del 12,6% hasta el precio objetivo medio, fijado en las 121 coronas.

No obstante, lo verdaderamente doloroso es que estos mismos analistas no confían en que H&M vaya a ser capaz de aguantar la actual retribución a los accionistas. De hecho, la previsión del consenso es que el grupo textil va a verse obligado a recortar un 7,5% el dividendo en el ejercicio fiscal de 2018, tras los esfuerzos que ha hecho por mantenerlo en las 9,75 coronas suecas en los últimos años. Se trataría de la primera bajada del dividendo en la historia bursátil de la firma, que dio el salto al parqué en 1974.

Y es que, según explica el equipo de análisis de Credit Suisse —que son los más bajistas, con una reducción del 30% del 'pay-out'—, la compañía con sede en Estocolmo está luchando por mantenerse al día con el desarrollo de las ventas 'online', el aumento de los inventarios y la fuerte competencia que hay en el sector, no solo con firmas como Inditex o GAP sino con la propia Amazon.

El dividendo de Inditex se ralentiza

Esto ocurre en un momento también delicado para Inditex, cuando se empieza a sentir cierto agotamiento en su modelo de negocio, especialmente tras los resultados del año fiscal que terminó el pasado 31 de enero. De hecho, aunque aún un 68% del consenso de los analistas de Bloomberg mantiene su apuesta por el valor, ya han comenzado las rebajas de recomendaciones, como fue el caso de Bankinter tras conocer sus cuentas anuales, que pasó de comprar a mantener.

Y es que aunque la española está lejos de encontrarse en una situación similar a la de su inmediato competidor, y, de hecho, el mercado todavía no piensa en recortes de dividendo, lo cierto es que hay señales que están haciendo sonar las primeras alarmas, en tanto que los retos a que se enfrentan son los mismos.

Evolución del dividendo de Inditex.
Evolución del dividendo de Inditex.

En primer lugar, la ralentización del crecimiento de las ventas, que los expertos creen que no volverá a ser de doble dígito como en los años anteriores, al tiempo que las aperturas netas también se están desacelerando; en segundo lugar, la erosión gradual de los márgenes, en tanto que la competencia del sector —ya sea en tiendas físicas u 'online'— está presionando la política de precios de Inditex, y tercero, en cuanto a la dificultad que va a tener el grupo para mantener el estricto control de los gastos operativos en un futuro.

A pesar de ello, el consenso del mercado confía en que va a cumplir con el dividendo pactado —en los 0,75 euros por acción—, lo que supone un incremento del 10,3% respecto al ejercicio anterior. Eso sí, desde 2015, lo cierto es que el ritmo de aumento del dividendo ha ido bajando progresivamente, del 15,4% en 2015 al 13% en 2016 y al 10% del año pasado.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios