CONDICIONES QUE LE EXIMIERON DE LANZAR UNA OPA

Galán pide a CNMV que vele por que Siemens cumpla lo prometido con Gamesa

Galán vaticinó para este año unas condiciones normalizadas en los mercados en los que está presente, después de un 2017 en el que los resultados de la compañía se vieron impactados

Foto: iberdrola (EFE)
iberdrola (EFE)

Iberdrola celebra su junta general de accionistas y si presidente, Ignacio Sánchez Galán no ha desperdiciado la oportunidad para referirse a la polémica generada entorno a Siemens-Gamesa. En este sentido, el empresario ha pedido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que vele para que Siemens cumpla con las condiciones que permitieron al grupo alemán quedar eximido de lanzar una oferta pública de adquisición (OPA) de acciones sobre la totalidad de Gamesa en el proceso de fusión.

A preguntas de un accionista en la junta general de accionistas de la compañía que pidió al ejecutivo de Iberdrola que defienda a los minoritarios de las decisiones de Siemens en la gestión del fabricante de aerogeneradores, Galán afirmó que si la CNMV considera "que no se cumplen los términos por los que fueron excluidos de lanzar una OPA, son ellos los que deben tomar la decisión".

El presidente de Iberdrola, que no ha ocultado en los últimos tiempos su oposición a la gestión de Siemens del grupo resultante de la fusión de Gamesa con la división eólica de la empresa alemana, señaló que la compañía seguirá ejerciendo su papel de minoritario, "pero con la condición de reforzado, para que haya transparencia y no se utilicen los recursos de todos los accionistas en beneficio de uno solo".

La energética respaldó la operación de fusión cerrada el año pasado supeditada a unas condiciones respecto a la gestión y gobierno corporativo de la nueva Gamesa y, además, el grupo alemán se comprometió a mantener la finalidad industrial de la operación, que le permitió ser eximido de la obligación de lanzar una OPA por el 100%.

El pacto suscrito en la fusión entre Iberdrola, accionista de Gamesa con una participación del 8% en el capital, y Siemens, accionista mayoritario con el 59%, establece que en caso de incumplimiento por parte de la alemana de alguna de las obligaciones y compromisos del acuerdo, la energética española tendría derecho a vender su participación a la germana.

En ese caso, Iberdrola podría ejercer su derecho a vender sus acciones a 22 euros o al precio de cotización al cierre de mercado de las acciones de Gamesa en el día en que se produjo el incumplimiento más una prima del 30%.

Ya en la pasada junta general de accionistas del fabricante de aerogeneradores, Siemens AG tumbó las iniciativas que Iberdrola propuso para su aprobación, en las que pedía abordar la ratificación del mantenimiento de la sede del grupo en España y un refuerzo del gobierno corporativo de la sociedad en materia de operaciones vinculadas.

Beneficio récord y dividendo

prevé un 2018 de cifras récord en sus resultados y dividendo, con un beneficio de cerca de 3.000 millones de euros y un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de más de 9.000 millones de euros, según ha anunciado su presidente, Ignacio Sánchez Galán, ante la junta general de accionistas.

Galán vaticinó para este año unas condiciones "normalizadas" en los mercados en los que está presente el grupo, después de un 2017 en el que los resultados de la compañía se vieron impactados por, entre otros factores, el pobre comportamiento de la generación en España por el fuerte impacto de la sequía y la evolución de los tipos de cambio del dólar y la libra.

[Siga la cotización del valor]

Así, el presidente de Iberdrola se mostró "optimista" respecto a la evolución del resultado de la compañía para 2018 y auguró un crecimiento del Ebitda de en torno a un 20%, hasta superar los 9.000 millones de euros, y unas ganancias de casi 3.000 millones de euros, con una mejora del beneficio de cerca del 7% con respecto a los 2.804 millones de euros de 2017.

Las acciones de la compañía recibían con optimismo la guía de Iberdrola para 2018-2022 y se movían con subidas que superaban el 1% hasta los 6,2 euros.

Mejora del dividendo

Con este crecimiento del beneficio, Galán adelantó que espera "que el dividendo siga mejorando" este año y abrió así la puerta a una importante mejora en la retribución a sus accionistas para este ejercicio.

En su plan estratégico 2018-2022, la compañía marca un crecimiento de la retribución a sus accionistas en línea con los resultados, con un 'pay out' de entre el 65% y 75%, con un objetivo de dividendo al final del periodo de en torno a los 0,4 euros por acción.

En lo que respecta a 2017, el grupo sometió a la votación de sus accionistas un incremento del 4% de su retribución, hasta los 0,323 euros brutos por acción, lo que supone un reparto total de más de 2.000 millones de euros como dividendo.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán (2i), durante la Junta General de Accionistas
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán (2i), durante la Junta General de Accionistas

Plan estratégico

Asimismo, Galán destacó las fortalezas de su nueva 'hoja de ruta', aprobada el pasado mes de febrero, para mantener esta política de dividendo en línea con el crecimiento de los resultados, lo que llevará a esos 0,4 euros en 2022, con un reparto total "de 2.500 millones de euros entre todos ustedes", dijo a los accionistas.

"De esta manera, los dividendos correspondientes al período 2018-2022 se elevarán hasta cerca de 12.000 millones de euros, frente a los 9.000 millones de los cinco años anteriores" añadió Galán al respecto.

En los próximos cinco años, Iberdrola prevé invertir 32.000 millones de euros en sus mercados principales: Estados Unidos, Reino Unido, Europa Continental, México y Brasil.

La mitad de este importe total irá destinada a redes de distribución y transporte, y un 37% a energías renovables (eólica, fotovoltaica e hidroeléctrica).

Gracias a estas inversiones, Galán destacó que la base de activos regulados del grupo alcanzará al final del período los 40.000 millones de euros, casi un 40% más; mientras que la potencia instalada en energía renovable aumentará un 24%, hasta los 36.000 megavatios (MW); y la capacidad de almacenamiento se incrementará en un 25%, hasta los 100.000 MWh.

"Todo ello, junto con las mejoras de eficiencia previstas, nos permitirá no solo lograr los objetivos que teníamos fijados para 2020, sino también alcanzar en 2022 un Ebitda cercano a los 12.000 millones de euros y un beneficio neto alrededor de un 30% superior al del pasado ejercicio", subrayó.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios