CHINA Y PIMCO SE LANZAN A ESTA OPERATIVA

¿Cómo ganar dinero con los bonos en negativo? Cubriendo la divisa en dólares

Los grandes inversores han encontrado una fórmula para obtener rentabilidades interesantes con bonos en tipos negativos. Consiste en cubrir el riesgo divisa con dólares

Foto: Operadores en el parqué de Wall Street (EFE)
Operadores en el parqué de Wall Street (EFE)

Por increíble que parezca, los inversores de todo el mundo siguen comprando bonos con tipos de interés negativos (es decir, hay que pagar intereses por prestar dinero en vez de cobrarlos). Algo que se explica por varios motivos: desconfianza en los activos de riesgo, confianza en que van a subir de precio -su rentabilidad será aún más negativa- gracias a las compras de los bancos centrales, expectativas de revalorización de la divisa, falta de alternativas seguras, etc. Pero algunos incluso han encontrado la forma de obtener rentabilidades positivas invirtiendo en estos activos.

Y no hablamos de oscuros 'hedge funds' especulativos, sino de dos de los principales inversores del mundo en deuda pública: Pimco, la mayor gestora de fondos especializada en estos activos, y el Estado chino. La clave para conseguirlo está en la divisa, por lo que se benefician de ello aquellos inversores que tienen dólares de sobra para prestar. Porque la estrategia consiste en cubrir la divisa de los bonos en dólares, algo que ambas instituciones están haciendo de momento con la deuda japonesa en yenes pero que seguramente aplicarán también a los títulos en euros.

¿Cómo se hace?

Supongamos una letra japonesa a tres meses que tiene un interés negativo del -0,24%. Para comprarla, un inversor en dólares tiene que comprar yenes y vender dólares a cambio. Si lo hace a crédito (es decir, toma prestados los yenes) debe pagar un interés equivalente al Euribor para Japón que se sitúa en el -0,03% -al ser negativo no lo paga, sino que lo cobra- y cobra el tipo de interés correspondiente al dólar, situado en torno al 0,81% positivo. Ya con ese intercambio está ganando el 0,84%.

La delegación de Japón en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Río (Reuters)
La delegación de Japón en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Río (Reuters)

Pero no acaba ahí la operación. Además, para cubrir el riesgo divisa se utilizan unos derivados llamados 'swaps', tristemente conocidos por muchos hipotecados españoles a los que sus bancos se los colocaron para cubrir el tipo de interés. Estos 'swaps' son una especie de seguro: se paga una prima para que las fluctuaciones de las divisas no afecten a la rentabilidad de la inversión. Esa prima se sitúa actualmente en el 0,65% a favor del dólar por la demanda del billete verde por parte de los inversores de todo el mundo, y la ingresa el que vende o presta los dólares, es decir, Pimco o China.

Por tanto sumamos el 0,84% anterior a este 0,65% y nos da casi el 1,5% de rentabilidad. A eso hay que restarle el -0,24% negativo del rendimiento de la letra japonesa y obtenemos un rendimiento del 1,25%, que viene a ser el más alto de los últimos cinco años para estos activos. Así se explican las ganancias del fondo Foriegn Bund Fund de Pimco, que gestiona 7.800 millones de dólares. O que se haya lanzado a esta operativa el organismo que gestiona los 3,2 billones de reservas que tiene el Banco Popular de China, un 60% de las cuales son dólares.

¿De Japón a Europa?

La razón de hacerlo con letras a corto plazo es asumir el menor riesgo posible (cuanto más largo es el plazo de una inversión, mayor es el riesgo). Y la de cenrtrarse en Japón es que el precio del 'swap' es más elevado allí. Según Quentin Fitzsimmons, gestor de fondo de T. Rowe Price, "es una operativa casi de mercado monetario, y parece muy eficiente y muy atractiva.". Y añade que "aun así, esta distorsión del mercado ha estado presente desde hace bastante tiempo y no ha habido un arbitraje".

Precisamente, eso es lo que puede matar esta forma de ganar dinero: que mucha gente se lance a practicarla, lo que reducirá el precio de los 'swaps'. Y entonces es probable que los inversores busquen nuevos lugares donde llevarla a cabo. ¿Próxima parada, Europa?

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios