su recomendación de los bonos sí ha funcionado

El S&P 500 sube el 10% y el petróleo el 40% desde el "venderlo todo" de RBS

Los que siguieran la recomendación del Royal Bank of Scotland de venderlo todo en enero se han perdido una fuerte subida en las bolsas y el petróleo. Pero el partido no ha acabado

Foto: Sede del Royal Bank of Scotland en Londres (Reuters)
Sede del Royal Bank of Scotland en Londres (Reuters)

El 12 de enero el Royal Bank of Scotland emitía un informe en el que recomendaba "venderlo todo" a los inversores porque esperaba un hundimiento generalizado de los activos por la amenaza de una crisis deflacionista y financiera global, del estilo de la que provocó la quiebra de Lehman Brothers en 2008. Desde entonces, las bolsas han subido casi el 10% en el caso de Wall Street, pero el peor resultado para esta previsión se ha dado en el petróleo, que ha subido más del 40% hasta casi 45 dólares, frente a los 16 vaticinados por el banco británico. No obstante, el partido no ha terminado e incluso su rival Barclays avisa de una recaída del crudo.

Aunque el Royal es conocido por su visión negativa del mercado, aquel informe sorprendió por su agresividad y porque recogía los peores temores de los inversores en uno de los peores inicios de año de la Historia. De hecho, era tan alarmista que recomendaba vender cuanto antes porque se iban a atascar las puertas de salida del mercado, lo que hundiría aun más los precios. Vaticinaba una caída adicional de los mercados de acciones de entre el 10% y el 20%, y recomendaba ponerse bajista en el petróleo a la espera de un desplome salvaje.

Inicialmente, el mercado le dio la razón, puesto que los índices bajaron aún más hasta los mínimos de febrero (en la zona de 7.700 puntos en el Ibex) en medio del miedo a que Deutsche Bank protagonizara una quiebra del estilo de la de Lehman. Y lo mismo hizo el petróleo, que llegó a marcar mínimos de 27 dólares en Londres por esas mismas fechas. Parecía que, efectivamente, las profecías apocalípticas de los escoceses estaban en lo cierto y que nos aprestábamos a vivir una repetición de los días de furia de 2008 y 2009.

Pero, como suele ocurrir en estos casos, cuando cunde la desesperación y muchos inversores deciden salir para evitar más pérdidas (lo que se conoce como "capitulación"), los mercados hicieron suelo. Desde entonces, han protagonizado un fuerte rebote; no tanto en Europa -donde el Ibex remonta un 3,5% y el EuroStoxx 50 un 3,2% desde sus niveles del 11 de enero- como en EEUU, ya que el S&P 500 se encuentra un 9% por encima de aquella fecha y en zona de máximos históricos.

El petróleo se dispara el 40%

Pero donde se ha producido el movimiento más llamativo es en el petróleo, que lejos de irse a los 16 dólares anunciados, ha vuelto a niveles de 40; y no sólo eso, sino que los ha superado y actualmente se mueve en 45. Y eso, a pesar de noticias tan negativas como el fracaso de la cumbre de países productores en Doha para tratar de alcanzar un acuerdo para congelar la producción. Eso supone una subida de más de 40% desde los 31 dólares en que cotizaba el 11 de enero. Por tanto, quien se pusiera corto entonces ha sufrido enormes pérdidas.

 

Sí ha acertado RBS con su recomendación de meter el dinero en deuda pública, aunque su rendimiento ha sido mínimo: desde entonces, el Bund alemán a 10 años ha subido el 3,6% y el bono español, el 2,5%.

El partido aún no ha acabado

En todo caso, todavía no se puede dar por anulado el escenario bajista, con lo que es posible que, al final, el banco británico tenga razón. En el caso de la bolsa, muchos analistas consideran que nos encontramos ante un mero rebote dentro de una tendencia bajista principal, especialmente en Europa, por lo que las caídas volverán sin mucha tardanza. Se basan en argumentos como que las valoraciones actuales son demasiado altas e insostenibles, y en que los grandes riesgos de deflación gobal, contracción en China o crisis financiera que provocaron el desplome inicial del año no han desaparecido. Técnicamente, se han superado las primeras resistencias, pero los índices de momento no han podido con niveles importantes como los 9.200 puntos del Ibex o los máximos históricos del S&P 500.

Más precavidos aún se muestran respecto a la evolución del petróleo: "Aunque los precios han seguido subiendo a pesar de noticias que podrían ser bajistas, no estamos convencidos aún de que los precios se vayan a quedar aquí o a subir más este trimestre", advertía Barclays ayer mismo. Este banco admite que los indicadores físicos apoyan los precios, pero advierte de que los participantes en el mercado tienen una actitud más cautelosa por los elevados inventarios, un mayor impulso a la producción de Arabia e Irán, y un incremento de las exportaciones de los países de fuera de la OPEP. "Todo ello tiene el potencial de hacer bajar el precio en los próximos meses, especialmente si el sentimiento macro cambia", concluye.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios