LO IMPONE LA DIRECTIVA EUROPEA MIFID 2

Lo que faltaba: la banca tendrá que gastar en formar a toda su red para vender fondos

En plena oleada de recortes en la banca, las entidades tendrán que acometer un importante gasto para formar a todos sus empleados que informen sobre productos de inversión

Foto: Asesoramiento financiero para invertir una cartera
Asesoramiento financiero para invertir una cartera

Los dos grandes bancos han abierto la veda con el anuncio de miles de despidos y cierres de oficinas, y esta semana el propio presidente de la AEB, José María Roldán, ha certificado que el sector no tiene más remedio que recortar más costes y "cobrar por todo" para superar los ínfimos márgenes actuales. Pues si no querían caldo, dos tazas: la nueva directiva europea MiFID 2 les va a obligar a acometer un importante gasto en formar al grueso de sus empleados para que puedan informar a la clientela sobre productos de inversión; y no necesariamente complejos, sino también simples fondos de inversión.

Y no estamos hablando sólo de los profesionales que se dedican a asesorar sobre inversiones al cliente o los que le venden los productos; cualquier empleado que ofrezca información sobre cualquier producto de inversión deberá haber recibido formación específica. Eso en teoría redundará en beneficio del cliente, que recibirá un trato más profesional y estará mejor informado para decidir dónde pone su dinero, pero supondrá un importantísimo gasto para las entidades financieras en un momento en que se imponen nuevos recortes.

Sucursal de CatalunyaCaixa (grupo BBVA)
Sucursal de CatalunyaCaixa (grupo BBVA)

 

"Se trata de extender el modelo británico de exigir una formación mínima a los empleados que den información a los clientes, es decir, el grueso de las plantillas de la banca. No está pensado para los asesores de banca privada, que suelen tener certificaciones de mayor o menor nivel, sino que el gran cambio se va a producir en la red, que va a estar obligada a tener algún tipo de certificación", explicaba Gloria Hernández Aler, socia de Deloitte, en un reciente congreso de Aseafi.

Además de formación, experiencia

Y la cosa va todavía más allá: afectará a las políticas de selección de las entidades porque, además de formación, se va a exigir experiencia para realizar estas labores. Es decir, si el empleado es nuevo, deberá tener un 'senior' al lado que lo supervise, según establece esta directiva. Un cambio radical frente a la situación actual, en el que cualquier empleado de banca sin ninguna cualificación especial informa, asesora y coloca el fondo de inversión del mes a los clientes que pasan por su sucursal.

Para completar el problema de las entidades, el área de 'compliance' (cumplimiento normativo) será responsable de vigilar que se cumplen estos requisitos de formación y experiencia, porque la entidad podrá ser sancionada si no lo hace. Lo cual implicará todavía más recursos en el área que más crece en el sector. Como ironizaba recientemente un ato ejecutivo de un banco, "la única área para la que los bancos contratamos gente es 'compliance', y llegará un día en que todos trabajemos para 'compliance'", por culpa de la constante aprobación de nuevas normas de todo tipo para el sector.

La gran novedad: cobrar por el asesoramiento

Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV
Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV

Como ha venido informando El Confidencial, la gran novedad que va a traer MiFID 2 es que las entidades que quieran ofrecer un asesoramiento independiente van a tener que cobrar directamente al cliente por ello, ya que no van a poder seguir utilizando su actual fuente de ingresos: la retrocesión de comisiones de los productos que le venden, que también paga el cliente pero no es consciente de ello. Además, tendrán que desglosar esas comisiones que cobran, lo que hará que éstas bajen, a juicio de  algunos expertos.

En todo caso, su entrada en vigor en toda Europa se ha retrasado un año, y posteriormente habrá que trasponerla a la legislación española, lo que probablemente irá para largo dada la situación política. Mientras tanto, la banca podrá seguir beneficiándose del modelo actual y evitar estos costes. Además, existe cierto margen para suavizar sus requisitos en el nivel nacional, de ahí que el sector esté presionando a la CNMV para que adapte la normativa a "las peculiaridades del modelo español".

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios