POR EL FIN DE LA RETROCESIÓN DE COMISIONES

Los bancos avisan: los particulares se quedarán sin asesoramiento si deben pagarlo

Las gestoras de fondos bancarias se quejan de los perjuicios que va a causar la normativa europea que prohíble la retrocesión de comisiones, entre ellos que dejarán de asesorar a los particulares

Foto: Oficina de La Caixa en Madrid. (EFE)
Oficina de La Caixa en Madrid. (EFE)

Los polémicos 'rebates', las comisiones que retroceden los fondos de inversión a los comercializadores (redes bancarias, asesores, Eafis, bancos privados, etc.), quedarán prohibidas o muy limitadas con la entrada en vigor  de una nueva norma europea (MiFID 2). Dado que los vendedores de fondos se quedan hasta con el 90% de las comisiones -para el gestor queda sólo el 10%-, como ha informado El Confidencial, esta nueva situación desmonta el modelo que existe en España y obligará a las entidades a cobrar directamente al cliente, en vez de al fondo, por venderle estos productos.

Y eso ha puesto en pie de guerra a los principales grupos financieros de España, sabedores de la resistencia cultural de sus clientes a pagar por el asesoramiento, lo que les genera el enorme problema de cómo van a remunerar a sus redes comerciales. Ante lo cual, han pasado al contraataque advirtiendo a las autoridades de los perjuicios que se derivarán de esta nueva situación, con el fin de que éstas -básicamente la CNMV- apliquen la nueva norma con "flexibilidad" y "adaptada a la realidad española".

El principal de esos males será que los inversores más pequeños se quedarán sin el asesoramiento que presuntamente les prestan en la actualidad las redes bancarias. Así de crudo lo pintó Asunción Ortega, presidenta de la gestora de La Caixa, en el Encuentro Nacional de Inversión Colectiva organizado en Madrid por la APD, Deloitte e Inverco. Ortega seguró que la implantación de este modelo en Reino Unido ha dejado sin asesoramiento a los inversores con un patrimonio inferior a 50.000 libras, y como en España la inversión media en fondos es de sólo 30.000 euros, "sería una pena que se expulse a los pequeños inversores del asesoramiento".

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Porque eso es lo que reciben en las oficinas bancarias, según Ortega: no la venta de los productos de la casa que tocan en cada momento, sino un asesoramiento sobre cuál es el mejor producto para cada cliente. “El modelo de asesoramiento en las redes bancarias que tenemos está funcionando muy bien”, llegó a decir, lo que implica que las redes comerciales deben recibir una compensación por ese trabajo. 

Este diagnóstico fue compartido por los dos grandes bancos, Santander y BBVA. El consejero delegado de la gestora de fondos del primero, Lázaro de Lázaro, añadió que el problema de MiFID 2 es que parte de un análisis incorrecto del mercado, porque se basa en el modelo británico, donde tienen mucho peso los asesores independientes, en vez de en el de países como España, Alemania o Italia, donde la comercialización se hace a través de la banca (el 90%, según su colega de BBVA, Luis Megías). Curiosamente, es el Reino Unido donde se ha expulsado a los minoritarios, según la directiva de La Caixa.

Los clientes ya pagan pero creen que es gratis

No obstante Megías sí admitió que la nueva norma "pondrá en valor el asesoramiento y evitará los conflictos de interés", en referencia a que ahora los comercializadores tienden a vender no el mejor fondo, sino el que más comisiones les deja. Las mayores discrepancias vinieron de Miguel Artola, director general de la gestora de Bankinter, quien se atrevió a decir que es positivo el aumento de la transparencia que supone que el cliente pague por separado la gestión del fondo y el servicio de asesoramiento. 

Porque esta norma no debería suponer un mayor coste, sino que lo que antes pagaba por detrás en forma de comisión del fondo, ahora lo pagará por delante: "El cliente tendrá que asumir que paga por un servicio que hasta ahora pensaba que era gratis", puso el dedo en la llaga. Porque el problema de la MiFID 2 es cultural: ahora los clientes ya pagan por la comercialización y el supuesto asesoramiento, sólo que no se enteran de ello.

Adaptación cañí de la directiva

Con todo, el peso de los grandes grupos es muy fuerte y todo apunta a que sus presiones tendrán fruto y la directiva europea se adaptará 'a la española'. Así lo solicitó claramente Rocío Eguiraun, consejera delegada de la gestora de Bankia: “Deberían dejar un margen para que los supervisores locales adapten la norma al modelo y a la tipología de cada mercado”.

Y la propia presidenta de la CNMVElvira Rodríguez, a la vez que arremetía contra el administrador de Banco Madrid tranquilizaba al sector dando a entender que será así: "La CNMV trabajará para que las caractaerísticas de nuestro sector se vean reflejadas adecuadamente en la trasposición de la norma europea".

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios