Resta importancia al acuerdo sobre la tasa tobin

Renta 4 cree que se recuperará la actividad en el parqué tras el "ruido electoral"

La firma otorga un potencial del 30% a medio plazo para BME, un valor que podría verse perjudicado si se instaurase un impuesto para las transacciones financieras, algo que ven aún lejano

Foto: Imagen del panel de cotizaciones del principal indicador de la Bolsa de Madrid, el Ibex 35.
Imagen del panel de cotizaciones del principal indicador de la Bolsa de Madrid, el Ibex 35.

El impuesto a las transacciones financieras es un sueño que algunos economistas vienen promocionando desde hace años como instrumento para luchar contra la especulación. De esta manera, el gravamen sobrevuela repetidamente sobre las intenciones de algunos partidos políticos. En especial, formaciones de izquierdas.

El último episiodio en relación a esta tasa llegó ayer. Una decena de socios europeos selló un pacto político para poner en marcha este impuesto. El pacto no pasa de una mera intención, y ya se sabe que en Bruselas, las cosas de palacio van despacio. Eso han debido pensar en la casa de análisis Renta 4, que resta importancia a dicho principio de acuerdo. En un análisis de la firma, explican que el impuesto gravará tanto las acciones como los derivados, pero, tal y como quería España, no tendrá impacto sobre la deuda soberana. De momento, señala Renta 4, "la idea de la Unión Europea es trabajar sobre los detalles (tasa aplicable, alcance territorial, efectos sobre la liquidez y la economía real, viabilidad de la tasa en cada país) y tener una propuesta antes de junio de 2016".

Renta 4 espera que se recuperen los volúmenes de negociación una vez pasadas las elecciones del 20-D y se reanuden las salidas a bolsa

Así, en opinión de Natalia Aguirre, analista de la firma, "en los últimos años hemos visto cómo este impuesto se retrasaba de forma sistemática, y también cómo ha contado con la oposición expresa de países como Reino Unido (Londres anunció que irá a los tribunales si la tasa tiene impacto extraterritorial en los países que han decidido quedarse fuera)".

Por esta razón, Aguirre recuerda que ya se esperaba "ruido" en torno a este tema en periodo electoral. Para que no todo quede en bonitas palabras, Renta 4 se reafirma en que aún queda mucho para que la Tasa Tobin sea una realidad: "La incluimos por prudencia en nuestro modelo a partir de 2017". Y para apoyar esta tesis, la casa de análisis reitera sobreponderar a medio plazo BME. Eleva su precio objetivo a 43 euros por cada acción y le otorga un potencial de revalorización del 30%. Esta compañía se podría ver afectada de forma negativa de llegar un gravamen a las transacciones financieras. Sin embargo, Renta 4 espera que se recuperen los volúmenes de negociación una vez pasadas las elecciones del 20 de diciembre. No solo eso, esta casa cree que una vez resuelta la incertidumbre que generan los comicios, se reanudarán las salidas a bolsa de 2016. Cabe destacar que la incertidumbre política y otros factores han provocado que la negociación bursátil haya caído de forma reseñable desde el verano.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios