(Ampl.) Las malas condiciones del terreno, causa del derrumbe del túnel de Regajal del AVE a Levante
  1. Mercados

(Ampl.) Las malas condiciones del terreno, causa del derrumbe del túnel de Regajal del AVE a Levante

Adif cifra en 4,9 millones de euros el coste adicional de la construcción del túnel MADRID, 20 (EUROPA PRESS) El derrumbe

Adif cifra en 4,9 millones de euros el coste adicional de la construcción del túnel

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El derrumbe de parte del túnel en construcción de El Regajal de la línea del AVE a Levante el pasado mes de diciembre se debió a las malas condiciones del terreno que provocaron un desprendimiento de tierras, informó hoy el presidente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Antonio González.

Por este motivo ahora se excavará a cielo abierto hasta la zona afectada y se ejecutará un falso túnel que posteriormente se rellenará "dejando la morfología del terreno tal y como estaba".

El presidente de Adif avanzó en rueda de prensa las conclusiones de dos informes elaborados sobre el hundimiento del túnel, ocurrido el pasado 9 de diciembre entre los puntos kilométricos 101,78 y 101,85, concretamente en el tramo Aranjuez-Ontígola.

Los estudios, encargados a Iberinsa y Getinsa determinan que el derrumbe se produjo en "una zona puntual y singular cuyas malas condiciones geotécnicas determinaron un fallo del terreno que posteriormente afectó a las zonas colindantes".

González concretó las causas del desprendimiento, ocurrido durante la fase constructiva de la excavación de la parte inferior del túnel, en los empujes del terreno arcilloso sobre el hastial (parte lateral del túnel) derecho, que lo desplazaron hacia el interior, por lo que la bóveda superior perdió apoyo y se hundió "de un modo asimétrico", provocando su rotura.

A ello contribuyó una zona con "menor resistencia a la prevista en el proyecto y en los sondeos", junto con una posible degradación de las capas yesíferas superiores.

MEDIDAS CORRECTORAS.

Una vez ocurrido el derrumbe, el máximo responsable de Adif se refirió a las medidas previstas por los informes para la reparación del tramo afectado y cifró el coste de los trabajos en 4,9 millones de euros adicionales.

En primer lugar se procederá a la excavación "a cielo abierto" de toda la zona de cimentación, interponiendo un talud estable. La retirada de tierra se realizará "desde arriba y siempre desde zonas seguras", hasta alcanzar la cota de bóveda. Entonces se comenzará a excavar lateralmente el túnel, retirando los elementos de sostenimiento ya instalados en la zona. La previsión es que estos trabajos estén finalizados en la segunda quincena de febrero.

Una vez terminada esta primera fase, se ejecutará "un falso túnel, que posteriormente se rellenará, dejando la morfología del terreno tal y como estaba anteriormente" con una posterior restauración medioambiental.

Según Adif, la finalización del falso túnel, que estará "integrado perfectamente con el resto y dará perfecta continuidad a la traza en ese punto concreto", se prevé "entre marzo y este verano". Para las actuaciones enfocadas a recuperar el entorno el plazo es "entre julio y octubre".

De tal manera, el presidente de Adif aseguró que esta institución mantiene "su firme e irrenunciable compromiso" de poner en explotación la línea de AVE Madrid-Cuenca-Albacete-Valencia "en 2010".

SIN VOLUNTAD DE OCULTAR.

Durante su comparecencia, Antonio González descartó cualquier voluntad de no informar sobre el derrumbe en el túnel de El Regajal. "No he tenido vocación ninguna de ocultar nada porque va en contra de nuestros intereses", afirmó.

Asimismo, informó de que en la sesión ordinaria de la Comisión de Seguimiento Medioambiental del proyecto celebrada el pasado 10 de diciembre se informó de lo ocurrido a representantes del Ministerio de Fomento y de las Consejerías de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y de Castilla-La Mancha.

En cuanto a la calificación de lo ocurrido como un "incidente menor", González argumentó que eso fue "lo que le dijeron los técnicos", aunque hoy evitó pronunciarse en esos términos alegando que "la calificación que la haga cada uno".

El presidente de Adif negó por último tener constancia de que existan suspensiones de pagos que afecten a operarios que trabajan en el tramo del hundimiento y afirmó que, de existir en cualquier otro punto de construcción de la línea, "rotundamente no afectará a los plazos de la obra".