Es noticia
Menú
Antes de elegir tus plantas, piensa en el agua de riego que vas a necesitar
  1. Medioambiente
  2. Soy Eco
Jardinería Sostenible

Antes de elegir tus plantas, piensa en el agua de riego que vas a necesitar

En tiempos de escasez, una de las mejores formas de ahorrar agua en la terraza o el jardín es escoger las variedades que vamos a cultivar atendiendo a lo que dicta nuestro entorno

Foto: El riego puede disparar el consumo de agua en el hogar (EFE J.Belver)
El riego puede disparar el consumo de agua en el hogar (EFE J.Belver)

La idea de que gracias al paso de las últimas borrascas tenemos los embalses llenos es completamente falsa. Lo cierto es que, a pesar de que las lluvias de los últimos meses han sido generosas y generalizadas, tenemos las reservas de los pantanos más de diez puntos por debajo del año pasado a estas mismas fechas, y veinte puntos menos de lo que marca la media en la última década.

Las causas de que ese tesoro azul se haya desvanecido están en la especulación energética. Las grandes eléctricas siguen anteponiendo su afán de lucro a la gestión responsable de esas reservas, las reservas de todos, y ante la falta de autoridad de los responsables de las cuencas, es decir, del gobierno central, siguen haciendo caja sin importarles lo que nos espera. Y de ese modo volvemos a estar como el año pasado, incluso peor.

Foto: Manifestación contra el vaciado del embalse de Ricobayo, en Zamora. (EFE)

Por todo ello es necesario perseverar en el ahorro de agua y aprovechar cualquier oportunidad para evitar el despilfarro. Especialmente ahora, cuando afrontamos el inicio de un nuevo período estival que, ante la evolución del cambio climático hacia los peores modelos previstos, amenaza con ser cada vez más caluroso y seco.

Estamos en plena temporada de renovación de plantas en terrazas y balcones. Una actividad muy agradecida que reverdece las calles, renueva los ambientes y favorece la biodiversidad urbana. Pero antes de ir a la floristería del barrio o el centro de jardinería para escoger las plantas, es recomendable atender algunos consejos de jardinería sostenible.

placeholder El cultivo de plantas aromáticas favorece la biodiversidad (EFE/Mariscal)
El cultivo de plantas aromáticas favorece la biodiversidad (EFE/Mariscal)

Petunias, lirios, narcisos, alegrías, pensamientos, dalias, vincas… Las flores de temporada triunfan entre los consumidores que anteponen el colorido y la belleza de las formas a su carácter efímero. Sin embargo, existen otras opciones para elegir nuestras plantas, sin renunciar por ello a la estética, que resultan mucho más sostenibles y perdurables.

La jardinería sostenible trabaja con un extenso catálogo de especies locales, mucho mejor adaptadas a nuestro clima y con una mayor capacidad de resistencia a las alteraciones debidas al cambio climático. Estas variedades no demandan unas aportaciones extraordinarias de agua cuando las temperaturas de disparan y las precipitaciones desaparecen. De este modo se reducen los costes de mantenimiento de nuestros parterres (en épocas de escasez la tarifa del agua puede sufrir notables incrementos) y se amplian las posibilidades de supervivencia de las plantas.

Para regarlas menos y que vivan más es mejor optar por los diferentes tipos de aromáticas, que además tienen muchos usos en el hogar

La alternativa consiste en cultivar variedades autóctonas, con una mayor pervivencia que las típicas flores de temporada y un consumo de agua mucho más bajo. Se trata de trasladar a nuestras macetas esas especies que nos llaman la atención cuando disfrutamos de los paseos por el campo, tanto por su belleza como por el agradable aroma que desprenden, y entre las que destacan algunas de las plantas aromáticas más representativas de la flora ibérica, como el romero, el tomillo y las lavandas.

placeholder Algunas variedades de flor demandan abundante riego. EFE/Mariscal
Algunas variedades de flor demandan abundante riego. EFE/Mariscal

De ese modo lograremos reproducir en la terraza de cualquier edificio un pedazo de campo. Con ello conseguiremos vincularnos con el entorno y disfrutar de los múltiples usos y aplicaciones que nos ofrecen tanto éstas como el resto de especies aromáticas: maría luisa, salvia, orégano, laurel, ajedrea, menta y hierbabuena, albahaca, eneldo, anís, cilantro, perejil. El listado de variedades es tan extenso como variado.

En las librerías especializadas existen numerosos manuales de jardinería sostenible para aficionados que facilitan su cultivo en maceta, pero en todo caso me permito recomendarles empezar por las que hemos señalado al principio y que resultan muy fáciles de indentificar:

ROMERO (Rosmarinus officinalis)

Este arbusto perennifolio y leñoso, que puede llegar a hacerse muy alto, desprende el aroma clásico del mediterráneo. Las hojas son como las acículas de pino aunque más cortas y duras: verdes por el haz y blancas por el envés. Las flores crecen durante todo el año pegadas a las ramas y entre las hojas. Son de color azul claro o rosadas. Se adapta muy bien al cultivo en maceta. En la naturaleza prefiere los terrenos calcáreos, siendo muy común desde los bosques mesetarios hasta los que se asoman al mar.

placeholder El romero se adapta muy bien a la maceta (Jose Luis Gallego)
El romero se adapta muy bien a la maceta (Jose Luis Gallego)

TOMILLO (Thymus vulgaris)

Planta rastrera que suele aparecer enmarañada entre el matorral del monte bajo. Muy común en todo tipo de hábitats ibéricos: desde los ribazos de las pinedas a las laderas soleadas de terreno arcilloso o los pedregales de los páramos. Muy ramificada y deshilachada, forma tallos estrechos y flexibles de color amarillento que se torna leñoso al envejecer. Hojas minúsculas de color verde intenso que desprenden su inconfundible perfume al tacto, muy fragante y perdurable. Flor rosada o violeta, en racimo, muy delicada. Resiste bien el calor intenso y la falta de lluvias.

ESPLIEGO (Lavandula spica)

Esta lavanda forma un pequeño arbusto muy ramificado, con hojas lanceoladas de unos cuatro centímetros y de color verdoso que son blanquecinas al brotar. Las espigas se pintan de flores color violeta quedándose en varillas desnudas cuando éstas se secan. Crece en suelos pedregosos, resecos y bien soleados, por lo que resulta muy abundante en las mesetas centrales de la Península. Perfectamente adaptada a nuestro clima, no requiere especial atención y puede superar incluso la más severa de las sequías.

La idea de que gracias al paso de las últimas borrascas tenemos los embalses llenos es completamente falsa. Lo cierto es que, a pesar de que las lluvias de los últimos meses han sido generosas y generalizadas, tenemos las reservas de los pantanos más de diez puntos por debajo del año pasado a estas mismas fechas, y veinte puntos menos de lo que marca la media en la última década.

Cambio climático Agua
El redactor recomienda