El cambio climático podría duplicar la frecuencia de las sequías en Europa para 2099
  1. Medioambiente
  2. Clima
el recurso natural más amenazado

El cambio climático podría duplicar la frecuencia de las sequías en Europa para 2099

¿Qué zonas serían los más propensas a verse afectadas por estas sequías? El nuevo informe advierte que Francia, los Alpes, el Mediterráneo y la Península Ibérica representarían las zonas más perjudicadas

Foto: El cambio climático puede provocar acontecimientos catastróficos como las sequías. Foto: Unsplash
El cambio climático puede provocar acontecimientos catastróficos como las sequías. Foto: Unsplash

Para el estudio, llevado a cabo por expertos de la Universidad Ludwig Maximilian de Munich en Alemania y el Consorcio Ouranos, los investigadores utilizaron datos de archivo sobre los niveles de lluvia en Europa, las Islas Británicas y Escandinavia con modelos de predicción climática con objeto de determinar el riesgo futuro. Los autores dividieron Europa en ocho regiones con diferentes climas: las Islas Británicas, Escandinavia, Europa central, los Alpes, Europa del Este, Francia, el Mediterráneo y la Península Ibérica.

Su análisis, en el que compararon el futuro a largo plazo con las condiciones registradas de 2001 a 2020, sugiere que todas las áreas verán algún tipo de aumento en el número de sequías de verano, pero en Francia, los Alpes, el Mediterráneo y la Península Ibérica, esta cifra podría duplicarse.

Foto: Cataratas de Iguazú, en Argentina. (EFE)

Las sequías golpearán con más fuerza en Europa

No todas las áreas se verán afectadas de la misma forma. Las sequías extremas de verano que experimentó Europa en 2018 y 2019, cuando algunos países recibieron menos de la mitad de sus precipitaciones habituales, podrían convertirse en la nueva normalidad para finales de siglo, a menos que las emisiones se reduzcan sustancialmente en todo el mundo, según esta investigación. Si las concentraciones de gases de efecto invernadero continúan en su trayectoria actual dibujarán este escenario de sequías entre 2080 a 2099.

En la Península Ibérica, la probabilidad de sequías extremas es la más alta de todas las regiones, alcanzando el 96% en julio y un 88% en agosto.

Los veranos se volverán muchísimo más secos, mientras que la sequía invernal podría disminuir en frecuencia y volverse menos severa en algunas áreas.

“Encontramos una clara tendencia hacia sequías de verano más prolongadas e intensas, en términos de déficit de precipitación, hacia fines de siglo en un escenario de altas emisiones de carbono”, comentó Magdalena Mittermeier, líder del estudio que publica la revista Frontiers in Water

placeholder La falta de agua puede comprometer nuestro acceso a la comida. Foto: Unsplash
La falta de agua puede comprometer nuestro acceso a la comida. Foto: Unsplash

También habrá mayores diferencias entre los niveles de lluvia en invierno y verano, aumentando durante el invierno y disminuyendo durante los meses más calurosos. "Nuestro estudio muestra que el cambio climático constante empeorará drásticamente el riesgo de sequías en los puntos calientes", continúa Mittermeier.

Las consecuencias

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las sequías son el peligro más grave para los cultivos y el ganado en todas las partes del mundo y afectan a 55 millones de personas cada año.

Las sequías se han convertido en los últimos años en un fenómeno meteorológico de alto impacto a medida que avanza la crisis climática. Por ejemplo, las sequías se han convertido en amenazas hidrometeorológicas (entre las que se encuentran huracanes, tormentas tropicales, inundaciones y sequías) de alto impacto en todo el mundo. En Europa, sin ir más lejos, las consecuencias de la crisis climática han sido graves, provocando las sequías considerables costes sociales, económicos y ambientales, especialmente en los años 2003, 2010 y 2018.

El impacto general de las sequías es difícil de calcular porque no existe una definición universal que cubra todas las consecuencias que implica, pero en Europa, un continente menos acostumbrado a las condiciones meteorológicas extremas, esto podría ser devastador.

Foto: Regadío en una finca de Cádiz. (Netco) Opinión

En Europa del Este y los Alpes, las sequías severas y extremas pasarán de un 20% a un 40%. Francia tiene uno de los niveles más altos, con un aumento del 60 por ciento en la frecuencia de sequías extremas, mientras que en el Mediterráneo, la probabilidad de sequías extremas en el futuro es de alrededor del 80 por ciento para los meses de verano. Mientras tanto, en la Península Ibérica, la probabilidad de sequías extremas es la más alta de todas las regiones, alcanzando el 96% en julio y un 88% en agosto.

¿Deberíamos adaptarnos a la disminución de la disponibilidad de agua? Los científicos afirman que sí. Es nuestro recurso natural más importante y tendremos que enfrentarnos a las consecuencias de las actividades humanas dentro de una generación o dos. Si somos capaces de reducir nuestras emisiones drásticamente, podríamos evitar muchas de las consecuencias destacadas por los científicos. Queda un largo camino por recorrer.

Cambio climático Sequía
El redactor recomienda