Miles de voluntarios ayudan a conservar los espacios naturales cada verano
  1. Medioambiente
  2. Soy Eco
Una cifra que va en aumento

Miles de voluntarios ayudan a conservar los espacios naturales cada verano

Las decenas de iniciativas que diversas organizaciones medioambientales ponen en marcha durante los meses de verano dependen del tiempo y esfuerzo de voluntarios. Por suerte, estos responden en masa a la llamada

placeholder Foto: Voluntarios en el Puerto del Rosario, en Fuerteventura. EFE.
Voluntarios en el Puerto del Rosario, en Fuerteventura. EFE.

Cerca de 3.000 voluntarios ofrecen su trabajo y su tiempo de manera altruista cada verano solo en la red de Parques Nacionales y muchas decenas de miles más en diferentes actividades ambientales de pequeñas, medianas o grandes asociaciones u organizaciones en toda España. Se trata de pasar unas vacaciones diferentes en las que puede que a nivel físico no haya mucho descanso, pero en las que el participante obtiene la satisfacción de poner su granito de arena en el cuidado del medio ambiente.

El requisito básico para ser oficialmente voluntario de un Parque Nacional es tener más de 18 años de edad, capacidad física y, sobre todo, ganas de contribuir a las iniciativas ambientales que se planteen en cada proyecto.

La mayoría de los voluntarios ambientales españoles son varones, con estudios superiores y trabajadores por cuenta ajena

El perfil tipo del voluntario ambiental en España es varón (57%) de 41 a 55 años en el 40,09% de los casos; con estudios superiores el 70 por ciento; trabajador por cuenta ajena (el 56%), seguidos por un 15 % de jubilados; con ingresos de clase media (30%); casado o con pareja (53%), de izquierdas y no creyente mayoritariamente, que en el 94% de los casos es nacido en España, según el 'Informe estadístico sobre el voluntariado ambiental en España' realizado por SEO/BirdLife en 2020.

El análisis de la ONG concluye que los voluntarios conocen estos programas a través de Internet o de conocidos y que su principal motivación para participar es la convicción personal, además del aprendizaje, la experiencia o el disfrute personal.

El Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN) inició en 2002 el Plan de Sensibilización y Voluntariado en la Red de Parques Nacionales y en los primeros diez años participaron 11.000 personas en colaboración con diferentes ONG ambientales, una cifra que creció desde 2012 a los 3.000 participantes anuales.

placeholder Una de las principales actividades de los voluntarios medioambientales ees la retirada de 'basuraleza'. EFE
Una de las principales actividades de los voluntarios medioambientales ees la retirada de 'basuraleza'. EFE

En estos años, los voluntarios han apoyado programas de seguimiento de fauna, el proyecto de conservación del lince ibérico, han mejorado el estado ecológico de masas forestales para aumentar la conectividad de espacios, han limpiado ríos, realizado rutas con colectivos vulnerables o en riesgo de exclusión social por los Parques Nacionales, o salidas de senderismo adaptado a personas con discapacidad, pero también han obtenido datos para el seguimiento del impacto del cambio climático en estos enclaves o sobre los efectos de las actividades humanas en los ecosistemas acuáticos fluviales.

Otras de las posibles actividades son, por ejemplo, la colaboración en elaborar censos e inventarios de especies; control y seguimiento de poblaciones; vigilancia y rescate de aves, reptiles o mamíferos enfermos; tareas de repoblación y restauración del paisaje; riego de plantaciones; conservación de flora amenazada; tareas de gestión cinegética; tareas de nidificación para aves y vigilancia y seguimiento de nidos; observación de migraciones de fauna o de las actividades pesqueras o bien, tareas de divulgación de la conservación ambiental en los municipios cercanos.

placeholder La colaboración ciudadana en la conservación de la naturaleza va a más (EFE)
La colaboración ciudadana en la conservación de la naturaleza va a más (EFE)

A través de convenios con ONG, cualquier persona que cumpla unos requisitos mínimos puede convertirse en voluntario ambiental en la Red de Parques Nacionales por un periodo de entre 3 y 20 días.

Este verano, en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas en Galicia, WWF desarrolla junto con el Organismo Autónomo Parques Nacionales su programa de voluntariado cuyo objetivo, en este 2021, es recoger información sobre las interacciones entre las actividades humanas en el medio marino, como la pesca, la náutica, el transporte en tres de los cuatro archipiélagos que conforman este espacio protegido: las islas Cíes, Ons y Sálvora.

Participación por turnos

Los voluntarios participarán durante 13 días y en grupos de cuatro personas entre el 17 de junio hasta el 9 de septiembre, unos meses en los que recogerán datos en algunas zonas determinadas sobre número de aves, tipo de actividad humana, número de embarcaciones, o capturas accidentales. Pero todas las plazas para el presente verano están cubiertas, así que de momento toca esperar hasta 2022.

También están cerradas las inscripciones para el programa de voluntariado que desde hace 20 años WWF y el OAPN desarrollan en el Archipiélago de Chinijo en Lanzarote. En la Isla de La Graciosa la principal actividad será la restauración del litoral a través de la retirada de plásticos y otras basuras para contribuir a la conservación de sus valores naturales. Este verano, los voluntarios también convertirán una finca agrícola en vivero forestal, al tiempo que realizarán seguimiento de especies exóticas y actividades de sensibilización medioambiental a los residentes.

Foto: Liberación de un murciélago tras ser recuperado (EFE)

En la actualidad, SEO/BirdLife, que a lo largo del año cuenta con más de 10.000 voluntarios en actuaciones repartidas por toda España junto a más de 40 entidades locales, busca voluntarios para la mejora ambiental en el entorno de la Vía Verde del Val de la Zafán, en Amposta, en el entorno del Delta del Ebro (Tarragona), del 26 de julio al 9 de agosto, donde los participantes tendrán que valorar el estado de la vegetación y la fauna, desbrozar de forma selectiva el matorral, limpiar tramos de la vía, colocar cajas nido para pájaros y murciélagos, entre otras tareas.

Voluntarios en el mar

En Baleares, la organización Save The Med trabaja con científicos y buceadores a los que cada verano se suman voluntarios para conocer la vulnerabilidad de las especies marinas del Mediterráneo y en particular alrededor de las Islas Baleares. Allí, se centran en tareas de retirada de plásticos y artes de pesca que en buena medida provocan la muerte accidental de peces o tortugas en lo que se conoce como pesca fantasma.

También en el archipiélago, cada verano el velero científico Toftevaag de la organización Alnitak surca las aguas del Mediterráneo y desde 1992 inició su programa de voluntariado en el que permite enrolarse como marinos en periodos de 10 días a 8 voluntarios que quieran mejorar la conservación de tortugas, ballenas y delfines, al tiempo que rastrea redes de pesca ilegales o abandonadas. Este 2021, el objetivo es conseguir datos sobre pesca fantasma para lograr pruebas sólidas con las que generar una “repercusión real” y “producir un cambio".

placeholder Voluntarios en una suleta de aves recuperadas (EFE)
Voluntarios en una suleta de aves recuperadas (EFE)

Además, en sus escalas para avituallamiento, este velero centenario, capitaneado por Ricardo Sagarminaga, abre sus puertas al público. Algunas de las contribuciones de este proyecto en el que cada año participan decenas de voluntarios se han traducido en la creación de 14 áreas marinas protegidas, la reconfiguración del tráfico marítimo en Alborán y el Estrecho, el desarrollo de medidas para mitigar la captura accidental de tortugas o en una mayor implicación del sector pesquero en las estrategias de conservación.

Las posibilidades se abren también a los más pequeños cada verano. La Fundación Ecomar, de la doble medallista olímpica Teresa Zabell, centra buena parte de su esfuerzo en la concienciación ambiental de los más pequeños y desde hace 20 años celebra sus Aulas Ecomar en enclaves costeros de toda España por las que han pasado 2,4 millones de niños que han recogido cerca de 20.000 toneladas en 115.900 kilómetros de costas.

Medio ambiente
El redactor recomienda