Es noticia
Menú
Alzacola: el bello pájaro que se extingue sin que supieras que existía
  1. Medioambiente
  2. Naturaleza
Pérdida de biodiversidad

Alzacola: el bello pájaro que se extingue sin que supieras que existía

Con un descenso de sus poblaciones de casi el 95%, este bellísimo pariente del ruiseñor común está atravesando una delicada situación en España que lo aboca a la extinción

Foto: Ejemplar de alzacola rojizo (Quique Marcelo/SEO Birdlife)
Ejemplar de alzacola rojizo (Quique Marcelo/SEO Birdlife)

El cartel de completo en las casas rurales y los hoteles que rodean la zona del Cabo Peñas, en Asturias, para intentar ver a los famosos búhos nivales que aparecieron allí es la mejor muestra del enorme potencial que tiene el turismo ornitológico en nuestro país.

Gente llegada de toda España, pertrechada con prismáticos y catalejos o con cámaras de fotos equipadas con potentes teleobjetivos, acudieron a los concejos de Gozón y Carreño para alegría de los paisanos que regentan negocios de hostelería en la zona. "Benditos sean los búhos blancos", pensaron, entendiendo así el alto interés de conservar la biodiversidad más allá de por su alto valor ecológico.

La reconversión del olivar a intensivo, como polígonos de aceitunas, está acabando con el alzacola y el resto de la biodiversidad

Y otro de los pájaros que mueve más pasiones entre los aficionados a la ornitología es el alzacola rojizo. Este bellísimo pariente del ruiseñor, que tiene en la Península Ibérica sus últimos bastiones en Europa, ha sido desde siempre uno de los grandes reclamos para el turismo ornitológico. Sin embargo, el último censo de la especie confirma el fuerte declive de sus poblaciones en nuestro país (concentradas básicamente en Andalucía occidental y Extremadura) y alerta del riesgo de extinción.

Foto: Un pastor con su rebaño de ovejas. (EFE/M. Bruque)

El último censo nacional realizado por la organización conservacionista SEO/BirdLife, muestra una reducción para el conjunto de España del 94,8%. Ante ésta alarmante situación se ha pedido a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) que éste representante de la fauna ibérica ingrese en la categoría de especies 'En peligro de extinción', junto a otras de nuestras especies más amenazadas, como el lince ibérico, el águila imperial o el oso pardo.

El abandono de los cultivos tradicionales en el campo, el aumento del uso de herbicidas y de insecticidas y la transformación del viejo olivar en grandes fincas de cultivo intensivo y superintensivo son algunas de las causas de su declive.

Como informa SEO/Birdlife la mayoría de los alzacolas se encontraban en las décadas de 1960 y 1970 en el olivar viejo, que entonces no mostraba una superfície de cultivo homogénea, sino que estaba formada por una sucesión de pequeñas parcelas con abundante vegetación herbácea y matorral en las lindes conformando setos repletos de vida silvestre.

placeholder El cultivo tradicional del olivo fomenta la biodiversidad (EFE/R. Manzanares)
El cultivo tradicional del olivo fomenta la biodiversidad (EFE/R. Manzanares)

Intercalados con campos de cereal y viñedos, los olivares formaban parte de un mosaico que acogía una abundante y rica biodiversidad. “Llamaba la atención la cantidad de insectos que había; sobre todo ortópteros como los saltamontes y grillos” comenta Juan Carlos del Moral, coordinador del área de Ciencia Ciudadana de SEO/BirdLife. Hoy esa nutritiva cadena trófica ha quedado reducida a su mínima expresión.

El abuso de abonos químicos e insecticidas y la desaparición de los mosaicos compartidos con el viñedo tradicional de secano y el cereal para dar paso a las grandes concentraciones de olivar, sin ningún tipo de manto herbáceo ni setos de delimitación, provocó la desaparición del alzacola de los campos, y la del resto de las especies asociadas a este cultivo tradicional.

Foto: Hacia un nuevo modelo de olivar compatible con la biodiversidad. (EFE)

La intensificación agrícola, con la llegada de los nuevos métodos que están convirtiendo a los olivares en apretadas filas de árboles recortados a la medida de las máquinas, sin dejar espacio alguno a ninguna expresión vegetal silvestre, ha acabado por expulsar a estas aves de sus antiguos territorios.

Un capítulo aparte merece la introducción del denominado sistema de fertirrigación, mediante el cual se añaden los fertilizantes químicos al agua de riego. Este sistema, muy utilizado en los olivares en intensivo, constituye una trampa mortal para las aves que beben de los goteros o en los pequeños charcos que se forman en el entorno de las fincas.

placeholder Alzacola rojizo (Salvador Solis/SEO Birdlife)
Alzacola rojizo (Salvador Solis/SEO Birdlife)

El estudio llevado a cabo por SEO/Birdlife recoge avistamientos de alzacolas bebiendo en los goteros, lo que provoca su muerte por intoxicación. “La situación no es nada halagüeña para estas aves -señala Del Moral- ya que la baja rentabilidad del olivar tradicional, frente al intensivo y superintensivo, está llevando a muchos olivareros a arrancar el olivar viejo lo que afectará negativamente a la especie y puede llegar a provocar en una alta probabilidad la desaparición de sus poblaciones en España”.

Para evitarlo, desde SEO/Birdlife se están llevando a cabo campañas de conservación y piden cambiar de manera inmediata el estatus de amenaza del alzacola rojizo en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, reclasificándolo como ‘En Peligro de Extinción’, y poniendo en marcha los correspondientes planes de recuperación. De lo contrario, no solo perderemos uno de los representantes más valiosos de nuestra ornitofauna, sino una de las especies con más ‘gancho’ para el desarrollo del turismo ornitológico en España.

El cartel de completo en las casas rurales y los hoteles que rodean la zona del Cabo Peñas, en Asturias, para intentar ver a los famosos búhos nivales que aparecieron allí es la mejor muestra del enorme potencial que tiene el turismo ornitológico en nuestro país.

Aves
El redactor recomienda