Es noticia
Conservar la vida silvestre y sacarle provecho a la tierra no son incompatibles
  1. Medioambiente
  2. Naturaleza
La protección del jaguar como ejemplo

Conservar la vida silvestre y sacarle provecho a la tierra no son incompatibles

Un nuevo trabajo expone que la explotación de la tierra para hacerla económicamente viable y la conservación de la vida silvestre en un mismo territorio, no son parámetros opuestos, sino que pueden convivir sin problema

Foto: Un jaguar sobre una rama. (Unsplash)
Un jaguar sobre una rama. (Unsplash)

Las bondades del ecoturismo. La conservación de la vida silvestre en zonas de explotación del emergente ecoturismo es posible, según un nuevo estudio en el que participa la Universidad de East Anglia (UEA) y que recoge la revista Scientific Reports.

La investigación pone como ejemplo El Pantanal, un vasto humedal en el centro de América del Sur, considerado un bastión para la conservación del jaguar (Panthera onca), que, durante más de 250 años ha sido ocupado por actividades ganaderas.

¿Actividades irreconciliables?

De ninguna manera. El Pantanal muestra poblaciones saludables de jaguares a la par que una actividad económica igualmente boyante; a pesar de que, habitualmente, estas zonas ven a este gran felino como una amenaza para el ganado. La investigación mostró que las áreas de mayor densidad ganadera no son las más adecuadas para el hábitat del jaguar, pero sí las áreas utilizadas para refugios de ecoturismo. Y es que el sector del ecoturismo ve en los jaguares y otros animales salvajes como un atractivo económico. No solo es positiva la expansión del ecoturismo en nuestros paisajes a nivel global, sino que genera un paisaje de tolerancia, donde las especies ya no son perseguidas ni asesinadas.

placeholder El éxito de la conservación del jaguar abre nuevas oportunidades para el ecoturismo (Unsplash)
El éxito de la conservación del jaguar abre nuevas oportunidades para el ecoturismo (Unsplash)

“Este estudio muestra un escenario optimista para la conservación del jaguar en uno de los humedales más grandes del mundo. El Pantanal ofrece la oportunidad de conciliar la conservación a largo plazo del jaguar con las actividades económicas ”, explica Fernando Tortato, ex estudiante de doctorado de la UEA y científico de la organización de conservación de felinos salvajes Panthera.

El cambio climático está provocando graves sequías e incendios forestales, que amenazan al Pantanal. Con estas nuevas amenazas, los autores dicen que es fundamental garantizar la viabilidad económica de la ganadería tradicional en el Pantanal, que ha convivido con la vida silvestre en el área durante más de dos siglos, a la par que es esencial promover la expansión del ecoturismo para que las poblaciones de jaguares puedan continuar prosperando allí.

Un aporte a la conservación de la biodiversidad y la economía rural

No es un fenómeno aislado. El caso del jaguar y su exitosa comunión con el ecoturismo podemos extrapolarlo al lince ibérico (Lynx pardinus) en España.

Este mamífero endémico de la península ibérica, en peligro crítico de extinción en pleno siglo XXI (convirtiéndose hace dos décadas en el felino más amenazado del mundo según la Unión por la Conservación de la Naturaleza, UICN), a causa de la caza furtiva, los atropellos y el declive de la población de conejos (sobre todo por enfermedades letales para los conejos como la mixomatosis), está consiguiendo recuperarse del borde de la extinción.

placeholder En nuestor país, el mejor ejemplo es el lince ibérico. (EFE/Ismael Herrero)
En nuestor país, el mejor ejemplo es el lince ibérico. (EFE/Ismael Herrero)

El motivo es simple: gracias a los programas de reintroducción de la especie como los que se dan en plena Sierra Morena (Guadalmellato, Cardeña, Andújar, Guarrizas) o en Doñana, en el que los acuerdos entre propietarios de fincas y organismos conservacionistas están consiguiendo que se haya superado la cifra de 1.000 ejemplares en nuestro país a la par que se fomenta el turismo de naturaleza como vía económica sostenible. Un milagro con millones de euros de financiación que ha permitido esta cifra de ejemplares en distintos puntos de la península ibérica.

Por ello, el programa Lynx Connect -bajo la coordinación de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo sostenible de la Junta de Andalucía y presentado y aprobado por la Comisión Europea-, trabajará durante los próximos años en reducir aún más el riesgo de este felino para que su estado cambie de “especie en peligro”, como lo es actualmente, a únicamente “vulnerable” mediante corredores naturales que conecten las distintas poblaciones de la península y favorezcan una riqueza genética que les permita ser más resilientes al entorno y sus vicisitudes. El objetivo es mantener la mayor diversidad genética posible en todas las áreas de presencia de lince ibérico.

Foto: Un lince ibérico en la Sierra de Andújar. Foto: CBD-Hábitat

Medio centenar de fincas se han sumado a la protección del lince mediante acuerdos que mejoran, a su vez, el rendimiento económico de las parcelas y no se benefician de las monterías a precios millonarios que poco bien hacen a nuestra vida silvestre. Con alternativas como estas, el lince ibérico prospera y un turismo respetuoso con el medio ambiente, también.

Naturaleza
El redactor recomienda