La berrea del ciervo en Sierra Morena
  1. Medioambiente
  2. Naturaleza
Fotogramas del Planeta A

La berrea del ciervo en Sierra Morena

En la Sierra del Andújar comienza la berrea: la temporada de apareamiento del ciervo. Hasta que las lluvias pongan fin a este periodo, las peleas entre machos serán continuas

Foto: Un macho de ciervo berreando junto a dos crías. (Andoni Canela)
Un macho de ciervo berreando junto a dos crías. (Andoni Canela)

Escucho el bramido de un ciervo al atardecer en una dehesa de la Sierra de Andújar. Está a punto de caer la noche y lo que llega a mis oídos es la brama del ciervo. La brama es el sonido ronco y potente que emite el ciervo en su época de celo. Se trata de una especie de mugido gutural muy ronco que los machos emiten con la intención de atraer a las hembras.

El sonido me recuerda a una combinación entre el que hace un burro y una vaca, pero más profundo y misterioso. Esa brama también les sirve a los ciervos como argumento para enfrentarse a otros machos en su disputa por la atención de las hembras.

placeholder Pelea entre dos machos. (Andoni Canela)
Pelea entre dos machos. (Andoni Canela)

En la berrea hay dos elementos fundamentales. Las peleas rituales entre los machos y el coito entre los machos dominantes y las hembras de su harén. La cornamenta de los ciervos son las astas o cuernas que caen cada año al final del invierno y vuelven a crecer de nuevo en primavera. Las usan para pelearse entre los machos con frecuencia.

placeholder Foto: Andoni Canela.
Foto: Andoni Canela.

A veces, provocan heridas graves que pueden llegar a causar la muerte. Los ciervos más fuertes y que logren vencer en las peleas serán los que logren aparearse con un mayor número de ciervas. El apareamiento es el objetivo final del periodo de reproducción para perpetuar la especie de año en año.

placeholder Un macho, berreando. (Andoni Canela)
Un macho, berreando. (Andoni Canela)

Observo en un rincón de Sierra Morena un paisaje casi monocromo. El escenario muestra las consecuencias de la sequía y de las altas temperaturas del verano. El pasto seco, las encinas polvorientas y los colores amarillentos de la vegetación esperan a que los nuevos aires traigan la renovación con la nueva estación. Al fondo en un paisaje adehesado aparece un ciervo con una gran cornamenta rodeado de varias hembras con crías.

placeholder Apareamiento del ciervo. (Andoni Canela)
Apareamiento del ciervo. (Andoni Canela)

Los ciervos, al igual que el paisaje, desean que lleguen las primeras lluvias y es al final de verano cuando se produce la berrea, el periodo de reproducción del ciervo común. La berrea se suele intensificar con la llegada de las primeras lluvias que logran disparar el instinto reproductor de machos y hembras. Los machos comienzan a delimitar su territorio mientras que las hembras están en disposición de concebir. Durante dos o tres semanas, los machos pelearán entre sí para juntar harenes de varias hembras.

Primavera
El redactor recomienda