Crónicas de la vida salvaje

Cocodrilo marino, el más grande de los reptiles

En determinadas zonas húmedas de la costa australiana podemos encontrar estos enormes depredadores, que llegan a superar la tonelada de peso y viven más de 100 años

Por Andoni Canela4
Cocodrilo marino, el más grande de los reptiles
Ualabí de patas amarillas, el marsupial de las rocas

Ualabí de patas amarillas, el marsupial de las rocas

Obligado a competir por el alimento con las cabras, especie invasora en la región, este mamífero amenazado de extinción tiene dos opciones: buscar nuevos territorios o resignarse a desaparecer

El tejón, el mejor buscador de lombrices

El tejón, el mejor buscador de lombrices

Estos mustélidos tienen especial debilidad por los gusanos aunque son omnívoros y comen de todo, desde roedores a conejos o diferentes especies de insectos y frutos

Orangutanes, los 'hombres de la selva'

Orangutanes, los 'hombres de la selva'

En Sumatra viven alrededor de 7.000 orangutanes junto a rinocerontes y tigres (con subespecies únicas en Sumatra), elefantes asiáticos y toda clase de anfibios

Los últimos días de los elefantes del desierto

Los últimos días de los elefantes del desierto

Cada vez más amenazados, solo hay dos poblaciones de elefantes del desierto en el mundo. Entre macizos rocosos, dunas y cauces secos de ríos sobreviven a las inclemencias de su hábitat

El espíritu indómito y agreste del lobo ibérico

El espíritu indómito y agreste del lobo ibérico

La relación entre el lobo y el ser humano ha estado marcada desde siempre por el conflicto. La convivencia con este bello animal no ha sido nunca fácil, pero entre todos debemos lograr que sea posible

Tras el vuelo del buitre que come huesos

Tras el vuelo del buitre que come huesos

Los encuentros con las aves rapaces deparan siempre emociones al amante de la naturaleza. En esta ocasión se trata de una de las especies más espectaculares de la fauna ibérica

Entre osos polares en el fin del mundo

Entre osos polares en el fin del mundo

Lo más parecido a viajar a otro planeta es vivir un invierno en el Ártico. Después de una docena de viajes al Gran Norte, allí estaba de nuevo, tras el rastro del oso blanco