Tus hábitos bancarios podrían estar impulsando el cambio climático
  1. Medioambiente
  2. Energía
finanzas y emergencia climática

Tus hábitos bancarios podrían estar impulsando el cambio climático

¿Sabías que los bancos más grandes del mundo son algunos de los principales financiadores de los combustibles fósiles? Es probable que estés contribuyendo, sin saberlo, a que sigan reinando

placeholder Foto: Un cartel de 'No hay un planeta B' (Pexels)
Un cartel de 'No hay un planeta B' (Pexels)

La entidad Rainforest Action Network (RAN), junto con BankTrack, Ind native Environmental Network, Oil Change International, Reclaim Finance y Sierra Club, con el respaldo de más de 250 organizaciones de 45 países de todo el mundo, ha publicado su informe anual 'Banking on Climate Change' con los bancos que más contribuyen en la industria de los combustibles fósiles. Los datos del estudio son muy llamativos y ponen sobre la mesa que, en los cinco años desde que se firmó el Acuerdo de París —el tratado internacional sobre cambio climático jurídicamente vinculante—, los 60 bancos más grandes del mundo (13 de los cuales están en Estados Unidos y Canadá) han aportado 3,8 billones de dólares al sector de los combustibles fósiles.

Es posible que el dinero que tenemos ahorrado en nuestra cuenta bancaria, la pensión o incluso inversiones personales, no parezca ser una causa directa de las emisiones de gases de efecto invernadero. Pero las instituciones financieras en las que depositas tu dinero y futuro, podrían tener un gran impacto en el medio ambiente. Aunque no seas consciente de ello. Y es que, a pesar del creciente interés en los vehículos eléctricos, las energías renovables y el reciclaje, los consumidores continuamos inyectando, sin saberlo, montones y montones de millones a la industria de los combustibles fósiles a través de uno de sus inversores más generosos, los bancos.

Bancos, herramientas de financiación de la crisis climática

El informe realizó un seguimiento de la financiación por parte de los bancos sobre combustibles fósiles en general, su expansión y sobre siete sectores principales de la industria (arenas bituminosas o petrolíferas, ártico, mar adentro, fracturación hidráulica, GNL o gas natural licuado, minería del carbón y energía del carbón). Además de rastrear las prácticas de inversión de combustibles fósiles de los bancos, el informe también calificó las políticas de futuro de los bancos sobre combustibles fósiles.

JPMorgan Chase, el gigante multinacional detrás de Chase Bank, JP Morgan & Co., Bank One y Washington Mutual, ha sido durante mucho tiempo el principal inversor de combustibles fósiles, donando un total de 317.000 millones desde 2016.

La financiación de combustibles fósiles por parte de los principales bancos del planeta ha aumentado cada año desde el acuerdo de París, según el informe. Las grandes firmas de inversión y los gigantes bancarios continúan financiando, por ejemplo, las corporaciones agrícolas y alimentarias que son responsables, directa o indirectamente, de la tala de vastos bosques que almacenan carbono y arrojando emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

¿Han tomado medidas los grandes bancos?

JPMorgan Chase, para empezar, se comprometió a reducir la cantidad de sus inversiones en petróleo y gas para 2030, pero solo en un 15%. Otros importantes inversores de combustibles fósiles incluidos en el informe fueron Citi (aportando 237.999 millones de dolares desde 2016), Wells Fargo (con una financiación de 223.000 millones), Bank of America (198.000 millones de dólares), Royal Bank of Canada (160.000 millones), MUFG Bank of Japan (con una aportación de 148.000 millones) y Barclays, con sede en el Reino Unido (con 145.000 millones de dolares).

placeholder Parque eólico más elevado de Europa en Griessee, en los Alpes suizos (EFE)
Parque eólico más elevado de Europa en Griessee, en los Alpes suizos (EFE)

Los mayores bancos invierten dinero en el sector más responsable del cambio climático, de eso no hay duda. Y, a pesar de que la financiación de energías renovables es cada vez más patente y necesaria, los datos arrojan que los subsidios a los combustibles fósiles continúan aumentando mientras que los de las energías renovables se siguen quedando atrás. Está claro que las medidas que se han tomado hasta el momento son insuficientes.

Lo que podemos hacer los consumidores

Podemos considerar mudarnos a un banco diferente si no estamos satisfechos con las políticas del banco actual. ¿Sabes cómo invierte el banco tu dinero? La mejor manera es buscar certificaciones, como la Global Alliance for Banking on Values, una red independiente que prioriza la transparencia y la sostenibilidad social y ambiental o la Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente que trabaja con instituciones de todo el mundo para desarrollar prácticas bancarias sostenibles.

Además, cada vez hay un mayor número de bancos nuevos y pequeños que se promocionan a sí mismos como éticos. Las alternativas a los bancos tradicionales, como las cooperativas de crédito o las sociedades de construcción, a menudo también tienen menos probabilidades de financiar combustibles fósiles debido a la forma en la que invierten. Elegir un banco responsable sí se encuentra dentro de nuestro control.

Cambio climático Combustibles fósiles
El redactor recomienda