Las competiciones de motor también empiezan a despedirse de la gasolina
  1. Medioambiente
  2. Energía
El automovilismo se reinventa

Las competiciones de motor también empiezan a despedirse de la gasolina

Los cambios en el sector de la automoción no se detienen en los concesionarios, sino que van más allá y alcanzan a los campeonatos de velocidad, donde el coche eléctrico esta desplazando también a los modelos de combustión

placeholder Foto: Coche eléctrico de carreras (EFE)
Coche eléctrico de carreras (EFE)

Las carreras de automóviles han estado tradicionalmente ligadas al desarrollo tecnológico y la innovación, pero también a un elevado volumen de emisiones de gases de efecto invernadero por su intensivo uso de los combustibles fósiles y la alta huella ecológica que generan las competiciones.

Ahora, nueve escuderías, dos de ellas españolas, han puesto toda su empeño en llegar los primeros, pero esta vez para ser campeones en sostenibilidad y demostrar que la movilidad automovilística, dentro y fuera de los circuitos, puede ser neutra en emisiones y, al mismo tiempo, generar un impacto positivo en la acción climática y el medio ambniente en general.

“Pretendemos demostrar que, si los deportes de motor pueden ser 100% eléctricos, la sociedad también puede avanzar hacia ese modelo”

Con ese propósito de concienciación surgió el campeonato ‘Extreme E’ que durante 2021 se celebrará en cinco enclaves de todo el mundo que sufren diferentes amenazas a consecuencia del cambio climático.

Con vocación de concienciar

Los nueve equipos compiten con coches eléctricos dirigidos al volante por leyendas vivas del motor y algunos de ellas han sido fundadas por pilotos campeones de F1 como Nico Rosberg, Lewis Hamilton o Jenson Button. También compiten, entre otros los pilotos españoles Laia Sanz, Carlos Sáinz, Christine Giampaoli y Cristina Gutiérrez. Las escuderías son Rosberg X Racing; X44; Jenson Button XE; ABT CUPRA XE; Andretti United; Chip Ganassi Racing; Veloce Racing; y las españolas Acciona Sainz XE Team e Hispano Suiza Xite Energy Team.

placeholder El modelo de competición con motor híbrido de Toyota
El modelo de competición con motor híbrido de Toyota

Extreme E es una nueva competición neutra en emisiones diseñada específicamente para sensibilizar sobre la lucha climática, proponer estructuras de igualdad de género en la sociedad, demostrar la competitividad de las energías renovables y la movilidad sostenible, según explican desde Acciona a Planeta A. “Son principios que compartimos y que queremos reforzar”, insiste la compañía, que quiere contribuir a que la sociedad “tome conciencia sobre los efectos del cambio climático y la necesidad de acelerar la transición hacia una economía baja en carbono a través del deporte, “el mayor altavoz que existe en la sociedad actual: un altavoz global”.

Foto: La crisis climática provocará el hundimiento de la economía. (EFE)

“Pretendemos demostrar que, si los deportes de motor pueden ser cien por cien eléctricos, la sociedad podrá transformarse también hacia modelos de energía no contaminantes”, añade la empresa cuyo equipo fue en 2017 el primero en terminar el rally Dakar con un coche eléctrico. En el Extreme E el equipo lleva al mando a los multipremiados pilotos Carlos Sáinz y Laia Sanz.

Pequeños gestos, grandes cambios

A lo largo del año Extreme E se desarrollará en cinco ecosistemas amenazados por el cambio climático. La primera etapa ‘Desert X Prix’ tuvo lugar la primera semana de abril en el mayor desierto de arena continua del mundo, en Al-Ula, en Arabia Saudí, afectado por la extrema desertificación de la zona, la sequía y el calentamiento. Las próximas etapas tendrán lugar en Lago Rosa, Dakar (Senegal), donde se mostrará el deterioro del fondo marino, la pérdida del arrecife de coral y la afectación de los manglares por los residuos plásticos; en agosto, los pilotos correrán en Groenlandia para denunciar el deshielo que esta provocando el calentamiento global.

placeholder Carrera de coches eléctricos (EFE)
Carrera de coches eléctricos (EFE)

Ya en octubre, se desplazarán al estado brasileño de Pará para concienciar sobre la deforestación del Amazonas a consecuencia de los incendios forestales. La última etapa expondrá en Tierra del Fuego, en Argentina, en las inmediaciones de un glaciar que muestra la progresiva desaparición del permafrost.

La competición compensará sus emisiones mediante un conjunto de medidas y proyectos en cada uno de estos cinco ecosistemas amenazados en colaboración con organizaciones locales. Por ejemplo, en Arabia Saudí ya se han iniciado acciones de conservación de la fauna de la costa del Mar Rojo. En Senegal se plantará un millón de árboles en el manglar de Lago Rosa, mientras en Groenlandia se trabajará en el empoderamiento de jóvenes de la zona a través de la educación climática. Y en el Amazonas se realizará un proyecto para fomentar la conservación y seguridad de los bosques.

El renacer eléctrico de una marca pionera

La segunda de las escuderías españolas, la legendaria y centenaria marca Hispano-Suiza, busca “renacer” en el sector, pero de una manera “sostenible y verde” con “hypercars 100% eléctricos”, según expone el director ejecutivo de la compañía, Sergio Martínez Campos, en una entrevista con Planeta A. En ese contexto, ha recordado que la marca “históricamente siempre ha estado vinculada con la competición” y con coches “elegantes, fiables, deportivos y ahora eléctricos”. Así, defiende que los valores de la competición Extreme E coinciden con los suyos.

placeholder El nuevo Hispano Suiza eléctrico
El nuevo Hispano Suiza eléctrico

En la actualidad, Martínez considera que el futuro “mayoritariamente será eléctrico” porque el mundo está cambiando y no se puede seguir emitiendo CO2 y “todos” deben comprometerse. En el contexto de la carrera, el directivo destaca el Programa Legado que brinda “apoyo social y medioambiental en cada lugar” donde se disputa la competición que aspira a convertirse en “la primera competición de motor que genere un impacto positivo en la compensación de emisiones de CO2”. Por ejemplo, ha apuntado que dos compañías apoyan la transición de la industria de generación de energía de la región con soluciones de cero emisiones utilizando la tecnología de pila de hidrógeno.

En definitiva, celebra que las condiciones de movilidad sostenible están cambiando en todo el planeta y vaticina que esta transformación “tiene que seguir evolucionando en el futuro”. Pero Extreme E no es el único ejemplo de este cambio en la movilidad.

Foto: Foto: Unsplash/@publicpowerorg.

Toyota también participa de los “nuevos” rallies con su programa Toyota Gazoo Racing. El próximo 1 de mayo participará en el Mundial de Resistencia con Toyota GR010, un prototipo con un sistema híbrido de competición de tracción total con el que busca así que “los tiempos por vuelta en el circuito de Le Mans sean unos 10 segundos más lentos” pero con una reducción significativa de consumo de carburante y emisiones de CO2, según indica la empresa a Planeta A.

Campo de pruebas

En esa línea, también participa en el Mundial de Rallys con el Toyota Yaris WRC de la empresa, que ha apostado en los últimos años por desarrollar modelos de competición con tecnología híbrida a modo de campo de pruebas para aplicar lo aprendido en las carreras a los modelos que circulen por las calles y carreteras.

En definitiva, la competición se sitúa en la parrilla de salida de una nueva movilidad que en las próximas décadas estará electrificada y dejará atrás el consumo de combustibles fósiles. A este respecto conviene recordar que la UE ha marcado el objetivo del fin de la venta de los vehículos de combustión en 2040 en el contexto de su objetivo de alcanzar la neutralidad climática en 2050 en el conjunto de los Veintisiete.

Cambio climático Contaminación Coche eléctrico
El redactor recomienda