Aumenta la conciencia ambiental de la sociedad
  1. Medioambiente
  2. Empresa
tercera encuesta sobre el clima

Aumenta la conciencia ambiental de la sociedad

A qué estaríamos dispuestos a renunciar los españoles para poner nuestro granito de arena en la lucha climática: ¿a viajar en avión?, ¿a un buen entrecot?, ¿a disfrutar de menos contenido en plataformas de 'streaming'?, ¿al coche?

placeholder Foto: Foto: EFE
Foto: EFE

Según refleja la tercera encuesta sobre el clima (2020-2021) realizada por el Banco Europeo de Inversiones (BEI), el mayor prestamista para proyectos climáticos de la UE, el grado de implicación de los ciudadanos españoles en la lucha contra la crisis climática es similar al de la media de ciudadanos europeos, pero también a la de estadounidenses y chinos.

La encuesta, publicada esta semana por la entidad financiera multilateral de la UE, concluye que mientras apenas una cuarta parte (24%) de los españoles ya está acometiendo "cambios radicales" en su estilo de vida, el 80% de la población es consciente de que su contribución es imprescindible para atajar la emergencia climática. Un porcentaje que sitúa la conciencia de los españoles en la cuestión ocho puntos porcentuales por encima de la media de la UE.

Una conciencia en aumento

Sin embargo, pese a reconocer el problema, el 58% admite que hace "escasos esfuerzos" contra el calentamiento global, esta diferencia entre conciencia y acción se podría deber a que en estos momentos el 68% de los españoles declara estar más preocupado por la pandemia covid-19 que por los impactos a largo plazo del aumento de la temperatura del planeta.

El 81% de los españoles declara que ya ha hecho algún sacrificio para contribuir al clima

Respecto a las acciones concretas que estarían dispuestos a llevar a cabo, el 42% de los encuestados afirma que dejar de viajar en avión sería lo más fácil de asumir; pero una vez que pasen las restricciones motivadas por el coronavirus y vuelva la ansiada normalidad, seis de cada diez declaran que no están dispuestos a renunciar a este medio de transporte.

placeholder Infografía: BVA para el BEI
Infografía: BVA para el BEI

En cuanto al coche, utilizado de forma mucho más habitual que el avión por la mayoría de los europeos consultados, solo el 33% opina que renunciar al vehículo sería lo más fácil; aunque en estos momentos y también a consecuencia de la pandemia, el 67% de los encuestados se muestra más reacio a utilizar los transportes públicos colectivos por cuestiones de salud.

No sin mi bistec

En el caso de los españoles encuestados, una de las cosas que les dolería más sería tener que renunciar a un buen bistec. Así, según se desprende de esta encuesta, esa sería la opción más fácil tan solo para un 15% de los españoles. Menos dispuestos estarían aún a abandonar el uso del coche privado en su vida diaria, algo a lo que únicamente renunciaría el 14 %. Y no digamos ya a comprar ropa nueva: de eso solo se abstendría el 12%.

Pese a todo, la tercera encuesta ambiental del BEI refleja que el grado de motivación en la lucha contra la crisis climática es ya transversal en toda la UE y se podría decir que prácticamente universal. Aunque en estos momentos de fuerte repunte de contagios parezca lejano, lo cierto es que el túnel del 'covid-centrismo' tendrá un final; y para el representante de este organismo, Ambroise Fayolle, ese será el momento en el que se producirá un verdadero salto cualitativo en la transición hacia una economía baja en emisiones de carbono y resiliente al cambio climático.

placeholder Infografía: BVA para el BEI
Infografía: BVA para el BEI

Según este mandatario del BEI, una de las entidades financieras que está aportando más ayudas al cumplimiento del Acuerdo del Clima de París, una recuperación ecológica podría contribuir de manera decidida a "acelerar la importante reducción de gases de efecto invernadero" asumida por la UE con su firme y decidido compromiso de convertirse en la primera economía del mundo neutra en carbono en 2050.

Para Fayolle, "los ciudadanos son plenamente conscientes de que su comportamiento individual puede suponer una diferencia respecto al futuro que nos aguarda; y como banco del clima de la UE, la función del BEI debe ser acelerar una transición verde mediante la financiación de energía limpia, apoyando soluciones de movilidad sostenible y financiando todas aquellas innovaciones que permitan a los ciudadanos cambiar sus hábitos para contribuir a la lucha contra el cambio climático".

Contaminación Cambio climático
El redactor recomienda