La cumbre de Glasgow concluye sin atender a la emergencia climática
  1. Medioambiente
  2. Clima
la diplomacia frena a la ciencia

La cumbre de Glasgow concluye sin atender a la emergencia climática

El presidente de la COP26, Alok Shrama, destaca que el acuerdo final mantiene vivo el compromiso de contener el aumento de la temperatura en 1,5°C , pero pide disculpas por cómo se ha gestado el acuerdo final

Foto: El presidente de la COP26 de Glasgow, Alok Sharma (REUTERS/ Yves Herman)
El presidente de la COP26 de Glasgow, Alok Sharma (REUTERS/ Yves Herman)

A pesar de que las dos semanas de reuniones han alumbrado acuerdos importantes en materias tan sensibles como la lucha contra la deforestación, el reconocimiento de los impactos de la crisis climática en la salud o la descarbonización del sector del transporte, el acuerdo final de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático de 2021 (COP26) celebrada en Glasgow solo puede calificarse de decepcionante.

El mejor resumen de la jornada final lo daba el delegado de Nueva Zelanda, James Shaw, ministro del clima de su país, quien en el pleno previo a la clausura confesaba que la propuesta de acuerdo final era “el peor resultado posible” para contener el aumento de la temperatura media del planeta por debajo de los 1,5 °C, pero que como “ya no sirve de nada seguir hablando” su país lo iba a apoyar para no alargarlo todo más.

Foto: Foto: Reuters.

Esa era la tónica general de la mayoría de intervenciones previas a la firma del acuerdo final: ‘leve paso adelante’, ‘imperfecto pero válido’, ‘la próxima vez lo haremos mejor’… Algunos delegados apelaban a que habían visto el vaso medio lleno o que querían aportar su espíritu de colaboración para justificar su aprobación a un texto insuficiente para cumplir con el Acuerdo de París y que ha sido redactado sin atender a las alertas de los científicos ni a las voces de los activistas que anunciaban el fracaso de la cumbre.

Uno de los principales aportes del acuerdo es el de reconocer que sin un recorte profundo de las emisiones de gases con efecto invernadero (GEI) va a ser imposible alcanzar el objetivo de contener el aumento de temperaturas por debajo de los 1,5 °C, instando a los países a ampliar sus objetivos de reducción para lograr recortarlas en un 45% en esta década.

Se ha aplazado el debate sobre los mecanismos de compensación y el mercado de carbono, uno de los más importantes

Se ha aplazado en cambio el urgente debate sobre los mecanismos de compensación y el mercado de carbono, uno de los más importantes que debían abordarse en esta COP26 y que sin embargo queda pospuesto para la próxima cumbre, que tendrá lugar el año que viene en Egipto. Y tampoco se han atendido las peticiones sobre financiación de daños y adaptación de los países que se están viendo más afectados por la crisis.

Pero lo más destacable es el mensaje lanzado (cargado de matices y sometido a constantes cambios) respecto a los combustibles fósiles, a los que por primera vez se recomienda ir abandonando de forma progresiva, instando a limitar las inversiones en tecnologías ‘ineficientes’ que no consigan una generación libre de emisiones de GEI.

placeholder La delegación de la India en la última jornada de la COP26 (REUTERS Phil Noble)
La delegación de la India en la última jornada de la COP26 (REUTERS Phil Noble)

Prueba de las reticencias respecto al uso del lenguaje y de las susceptibilidades en juego en este ámbito ha sido la apelación de la delegación india, en el último instante de la cumbre, para suavizar el texto final del acuerdo sustituyendo "eliminar gradualmente" por "reducir gradualmente" el uso del carbón. Este cambio en el último segundo provocó una respuesta airada de muchas de las delegaciones, con la UE al frente, y llevo al propio presidente británico de la cumbre a pedir disculpas por ello, “lo siento profundamente” manifestó un cabizbajo y visiblemente agotado Alok Sharma, que recogió el aplauso de sus compañeros de la ONU en la mesa.

placeholder Foto final con los delegados representando los 1,5 grados. (REUTERS Yves Herman)
Foto final con los delegados representando los 1,5 grados. (REUTERS Yves Herman)
El redactor recomienda