Los países del G-20 están en riesgo si no paran las emisiones, también económicamente
  1. Medioambiente
  2. Clima
Bajada anual del 4% del PIB

Los países del G-20 están en riesgo si no paran las emisiones, también económicamente

Un nuevo informe elaborado por el Centro Euro-Mediterráneo para el Cambio Climático ha analizado cómo el cambio climático afectará a los países más ricos de la tierra, tanto medioambientalmente como en el bolsillo

Foto: Al ritmo actual de emisiones, se espera que la temperatura aumente hasta 3 ºC a final de siglo. Foto: Reuters
Al ritmo actual de emisiones, se espera que la temperatura aumente hasta 3 ºC a final de siglo. Foto: Reuters

A tan solo tres días de que de comienzo en Glasgow la Conferencia Sobre el Cambio Climático (COP26), donde los líderes mundiales volverán, de nuevo, a adoptar compromisos para hacer frente a la crisis climática, el Centro Euro-Mediterráneo para el Cambio Climático (CMCC), la institución que representa a Italia en el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés), ha publicado un nuevo informe sobre el impacto que tendrá el cambio climático en los países del G20 si no se frenan, de manera inmediata, las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Este, explican los expertos, es el primer estudio de este tipo, dado que analiza las previsiones del impacto climático en las principales economías del mundo durante los próximos años, y los resultados no son buenos.

"Es hora de que el G20 convierta su agenda económica en su agenda climática"

El trabajo científico muestra que el aumento de las temperaturas y las olas de calor extremo causarán severas sequías, lo que amenazará las fuentes esenciales de agua para la agricultura, lo que a su vez pondrá en riesgo la vida de las personas y provocará migraciones climáticas masivas.

No solo eso, sino que también analiza que estos factores aumentarán la probabilidad de incendios forestales. Algunas de las consecuencias, apís por país serán:

  • Las olas de calor "podrán durar hasta diez veces más tiempo en todos los países del G20". De hecho, según los modelos realizados por el CMCC, en algunos países como Argentina, Brasil e Indonesia, estas olas de calor, en el año 2050, podrán durar hasta 60 veces más tiempo.
  • En India, "una reducción en la producción de arroz y trigo podría provocar pérdidas económicas de hasta 81.000 millones de euros" y la reducción de un 15% de los ingresos de los agricultores a mitad de siglo.
placeholder La producción mundial de arroz está en peligro por el cambio climático. Foto: Unsplash
La producción mundial de arroz está en peligro por el cambio climático. Foto: Unsplash
  • En Australia, los incendios forestales, así como los huracanes y las inundaciones costeras podrían aumentar los costes de los seguros, lo que provocaría una reducción del valor de las tierras y propiedades inmobiliarias de hasta 611.000 millones de dólares australianos (395.000 millones de euros).
  • En Europa, "las muertes por olas de calor extremo podrían aumentar desde las 2.700 anuales de hoy en día hasta las 90.000 para el año 2100".
  • A este ritmo, la pesca en Indonesia podría reducirse a solo una quinta parte de la actual para el año 2050, "lo que amenazaría a cientos de miles de familias".
  • El aumento del nivel del mar podría "destrozar muchas infraestructuras costeras en tan solo 30 años, lo que provocaría unas pérdidas de 404.000 millones de euros en Japón y 815.000 millones de euros en Sudáfrica" de seguir con este camino de altas emisiones.

El análisis explica que, si no llevamos a cabo acciones inmediatas para reducir las emisiones de carbono, las reducciones del PIB de los países del G20 aumentarán año a año, a un ritmo que, calculan "se situaría en el 4% anual hasta el año 2050". De hecho, según su modelo, para final de siglo, esta reducción del producto interior bruto podría alcanzar el 8% anual, lo que supondría "el doble de las pérdidas económicas que provocó la pandemia por covid-19".

placeholder Laurence Tubiana, CEO de la European Climate Foundation y una de las arquitectas del Acuerdo de París. Foto: EFE
Laurence Tubiana, CEO de la European Climate Foundation y una de las arquitectas del Acuerdo de París. Foto: EFE

La coordinadora del informe, Donatella Spano, explica que "desde sequías a olas de calor; del aumento del nivel del mar a la reducción de la disponibilidad de la comida y las amenazas al turismo; estos datos muestran como de severamente el cambio climático impactará a las principales economías del planeta a no ser que actuemos ya". Y continúa: "Como científicos, sabemos que solo una acción rápida para reducir las emisiones y adaptarnos al cambio climático limitará sus impactos. En la cumbre que está a punto de celebrarse, invitamos a los miembros del G20 a escuchar lo que la ciencia tiene que decir y poner al planeta en un rumbo claro hacia un futuro mejor, más justo y más estable".

El estudio también analiza que, si fuésemos camino de cumplir lo que acordamos en la COP21 de París (en el Acuerdo de París nos comprometimos a que el aumento de la temperatura global no superase los 1,5 ºC) la reducción del PIB de los países del G20 se limitaría al 0,1% para el año 2050 y al 1,3% en el año 2100. El escenario real, avisan desde el CMCC es muy distinto, dado que "las políticas actuales y las promesas que se han hecho ponen al planeta en camino de alcanzar un aumento de la temperatura de 3 ºC".

Foto: La ONU reclama frenar ya la producción de combustibles fósiles (Reuters)

Laurence Tubiana, CEO de la European Climate Foundation y una de las arquitectas del Acuerdo de París ha explicado que "la ventana que tenemos para tomar medidas se está cerrando muy rápido. Ahora que los países del G20 están potenciando sus planes económicos con el objetivo de recuperarse de las consecuencias del covid-19, al mismo tiempo que preparan sus agencias para la COP26, se enfrentan a una decisión urgente: proteger la economía mundial y hacer una rápida transición hacia un futuro 'bajo en carbono' o descarrilar la economía mundial proponiendo políticas contaminantes". Y apostilla "Es hora de que el G20 convierta su agenda económica en su agenda climática".

El redactor recomienda