¿Qué pasaría en España si el nivel del mar subiera 18 metros? Ya pasó antes
  1. Medioambiente
  2. Clima
Un escenario extremo

¿Qué pasaría en España si el nivel del mar subiera 18 metros? Ya pasó antes

Un grupo de investigadores ha descubierto que estos episodios ocurrieron de forma rápida. Tal vez no lo vivamos nosotros, pero nuestros hijos y nietos verán desaparecer calles y playas bajo el mar si no actuamos

placeholder Foto: Las playas de Barcelona podrían desaparecer (EFE)
Las playas de Barcelona podrían desaparecer (EFE)

Ya ha pasado antes. Esos escenarios de los que los científicos nos llevan avisando desde hace décadas como consecuencia de la crisis climática actual, no son un mero ejercicio de ciencia ficción, sino que están basados en modelos elaborados en base a datos reales, contrastados. Además tenemos pruebas de la relación causa-efecto: porque ya se dieron antes de que nuestra especie poblara el planeta.

Ha habido otros episodios catastróficos de calentamiento global en La Tierra, pero este es el primero causado por el ser humano. Y tenemos registros paleoclimáticos, es decir testimonios directos de estos hechos incrustados en el hielo y las rocas, alrededor del globo.

"Descubrimos que el aumento rápido del nivel del mar se debía al deshielo del permafrost que cubría parte de Norteamérica y Escandinavia"

Por ejemplo, uno de los testimonios más inquietantes es el del aumento del nivel del mar provocado por el deshielo de los casquetes polares. En la actualidad se calcula que, solo en el polo sur, se encuentra el 80% del total de las reservas de agua dulce del planeta, un total de, aproximadamente 27,5 trillones (de los españoles, no de los anglosajones), de toneladas. Pero eso no fue siempre así.

Durante los anteriores episodios de calentamiento global (todos ellos debidos a causas naturales) estas enormes capas de hielo se fundieron parcialmente, lo que provocó un notable aumento del nivel del mar, dado que toda esa agua atrapada paso a sumarse a la que contienen los océanos.

Así lo detallan en un nuevo estudio un grupo de investigadores de las Universidades de Durhan y de York en el Reino Unido. En su trabajo científico detallan que, en los anteriores episodios de calentamiento global, el nivel del mar llegó a subir 3,6 por siglo y, en el peor de todo, en total, el nivel del agua aumentó 18 metros. Como explica la autora principal del estudio, Yuncheng Lin: "A pesar de que llevamos más de 30 años sabiendo que estos episodios tuvieron lugar, ha sido un desafío determinar los niveles exactos, así como saber con certeza de qué deshielo era el responsable directo".

La respuesta a esa última pregunta también sorprendió a los investigadores. Así lo detalla Pippa Whitehouse, otra de las autoras del estudio: "Descubrimos que el aumento rápido del nivel del mar se debía al deshielo del permafrost que cubría parte de Norteamérica y Escandinavia, con una aportación sorprendentemente pequeña del deshielo antártico".

Qué nos pasaría a nosotros

La crisis climática, como bien sabemos, no supone una amenaza para el planeta, que ha superado muchas más, pero sí para nosotros, que nunca nos hemos enfrentado a un cambio tan severo. Por ejemplo: si seguimos sin acometer las acciones necesarias para mitigar sus efectos y los peores escenarios se cumplen, nuestro país al estar formado por dos archipiélagos, varios islotes y una península (además de Ceuta y Melilla), se vería seriamente afectado.

Una de las ciudades más afectadas sería Barcelona. En el peor escenario posible, las calles del Barri Gótic, Ciutat Vella y Sant Antoni, así como todo el distrito de Sant Martí, quedarían sumergidas bajo las aguas del mediterráneo. En Bilbao, la ría inundaría el Casco Viejo, así como San Vicente de Abando y en Málaga, más de dos kilómetros tierra adentro en la ribera oeste del Guadalmedina quedarían cubiertas por el mar.

Foto: Varios pingüinos saltan a un iceberg en la Antártida. Foto: EFE Felipe Trueba

Las consecuencias de una subida tan espectacular del nivel del mar afectarían a la inmensa mayor parte de las poblaciones costeras de nuestro país y del resto del mundo. Se trata de un escenario extremo (aunque basado en evidencias científicas, conviene insistir), pero incluso con una subida mucho más leve del mar, de tan solo 3 metros, como señala el modelo hacia el que estaríamos avanzando según las previsiones de la propia Administración Nacional Atmosférica y Oceánica de Estados Unidos -NOAA por sus siglas en inglés- no solo desaparecerían buena parte de las playas y los frentes marítimos de las poblaciones costeras, sino también muchos de nuestros espacios naturales más destacados y que acogen mayor biodiversidad.

Cambio climático
El redactor recomienda