¿Vives en una ciudad? Las olas de calor del futuro te lo harán pasar muy mal
  1. Medioambiente
  2. Ciudad
auténticos hornos

¿Vives en una ciudad? Las olas de calor del futuro te lo harán pasar muy mal

Los entornos urbanos, a pesar de resultar muy cómodos y útiles en ciertos aspectos, son muy negativos en otros. Tienden a absorber el calor durante el día y liberarlo por la noche, por lo que la mortalidad asociada al calor aumenta en estas áreas

placeholder Foto: Foto: Unsplash/@chmiiller.
Foto: Unsplash/@chmiiller.

Las ciudades son muy útiles, de eso no cabe la menor duda. Esa es una de las principales razones de que no hayan parado de crecer en los últimos siglos (y con especial intensidad en los últimos 100 años). Pero también suponen una rotura casi absoluta con el entorno natural. No es de extrañar que algunos fenómenos atmosféricos y ambientales tengan una especial repercusión en estas áreas. Cierto es que el más visible de todos es la famosa 'boina' de contaminación, pero como bien muestran los datos, el calor es más intenso en las ciudades.

Esto supone que con el aumento constante de las temperaturas año a año, debamos preguntarnos cómo nos va a afectar la actual crisis climática a los que vivimos en grandes poblaciones porque, por desgracia, seremos de los más afectados. Tal vez en España estemos acostumbrados a las altas temperaturas, pero debemos tener en cuenta que, de todos los desastres naturales, los eventos de temperatura extrema son la principal causa de mortalidad relacionada con la climatología y también se espera que, en el futuro, sean la principal causa de mortalidad derivada del cambio climático.

"Los entornos urbanos mantienen mucho mejor las altas temperaturas que las áreas verdes"

Tanto es así que los investigadores Marta Ellena, Margaretha Breil y Stefano Soriani, de la Universidad Ca' Foscari de Venecia y del Centro Euro-Mediterráneo del Cambio Climático (CMCC), han elaborado un exhaustivo estudio científico en el que analizan qué factores de vulnerabilidad determinan el nexo entre las olas de calor y la salud de los seres humanos en entornos urbanos.

"Existe una gran literatura científica acerca de qué variables pueden tener un impacto en la vulnerabilidad de los individuos sujetos a estrés térmico, considerando tanto la salud física y mental de los mismos como la demografía y los niveles económicos y sociales", explica Marta Ellena, la investigadora principal del estudio. Y continúa: "El nivel de exposición de la población está vinculado a la exposición física al calor de la zona".

placeholder Fontana de Trevi. (Foto: Unsplash/@vonshnauzer)
Fontana de Trevi. (Foto: Unsplash/@vonshnauzer)

"Las áreas construidas [las ciudades] absorben energía solar durante el día y la liberan en forma de calor por la noche. Es por esto que los entornos urbanos mantienen mucho mejor las altas temperaturas que las áreas verdes circundantes. Esto ocurre en mayor o menor medida dependiendo de la forma de las ciudades y su diseño", explica Margaretha Breil, urbanista e investigadora del CMCC.

Como se explica en el estudio, las diferencias sociales pueden intensificar todavía más la exposición al calor y a los riesgos que este conlleva. De hecho, una de las fuentes citadas en el estudio aporta un dato más que interesante: la mortalidad por altas temperaturas en ciudades durante olas de calor es más alta en las áreas de las ciudades donde el nivel de criminalidad es más alto.

Es extraordinariamente difícil alterar la forma, la arquitectura y la tecnología de las ciudades ya construidas, pero dado que estas no paran de crecer, es importantísimo diseñarlas de tal forma que mitiguemos todo lo que podamos el impacto del calor. Eso es algo más que factible y que solo jugaría en beneficio de todos.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Cambio climático Demografía
El redactor recomienda