Es noticia
Menú
Las consecuencias medioambientales del vertido de petróleo en la costa de Perú
  1. Medioambiente
  2. Agua
más de 6.000 barriles de crudo

Las consecuencias medioambientales del vertido de petróleo en la costa de Perú

La erupción submarina del día 15 en Tonga provocó un tsunami que, a su vez, causó el derrame de crudo por parte de un buque petrolero en la costa de Perú. Todavía se están descubriendo los impactos que está teniendo en el entorno natural local

Foto: Un pingüino Humboldt muerto a causa del derrame de petróleo. (SERNANP)
Un pingüino Humboldt muerto a causa del derrame de petróleo. (SERNANP)

Tras la erupción volcánica submarina del día 15 producida en Tonga, un tsunami resultante recorrió las costas del Pacífico de punta a punta. Uno de los efectos de esta masiva ola afectó a las inmediaciones de Lima, en Perú, donde un barco petrolero de la compañía española Repsol sufrió el impacto. Como resultado, se vertieron un total, calcula el ministro del Ambiente del país sudamericano, Rubén Ramírez, de unos "6.000 barriles de petróleo".

El derrame tuvo lugar debido a que ocurrió en el momento más inoportuno, cuando el barco en cuestión, el Mare Doricum, se encontraba en pleno proceso de descarga de crudo para que este fuera procesado por la refinería La Pampilla (que pertenece a la empresa española desde el año 1996). Debido a lo delicado de la operación, los más de 6.000 barriles de petróleo acabaron en las aguas circundantes, anegando playas y aguas costeras.

"No hemos causado este desastre medioambiental y no podemos decir quién es el responsable de esto"

El Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado de Perú (SERNANP) inició inmediatamente, con la ayuda de la petrolera española, los procesos de limpieza.

placeholder Un ave marina muerta debido al derrame de petróleo. (Reuters/Ángela Ponce)
Un ave marina muerta debido al derrame de petróleo. (Reuters/Ángela Ponce)

En un primer momento, informan los medios peruanos, la compañía admitió el derrame de tan solo siete galones (26 litros) de crudo, cifras que se probaron erróneas pocas horas después. El Gobierno peruano calcula que el vertido ha afectado a un total de 1,8 hectáreas de aguas y costas.

El impacto medioambiental

El biólogo marino Yuri Hooker, director del laboratorio de biología de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, explicaba a los medios latinoamericanos que "el impacto ambiental del petróleo en el mar es muy grave pues, al no mezclarse con el agua, rápidamente se extiende sobre la superficie, dañando inicialmente a todos los organismos de la superficie y las orillas del mar". Desde el día 15, especialistas del Servicio Nacional Forestal y de la Fauna Silvestre de Perú (Serfor) han logrado el rescate de tres cormoranes, un piquero y un zarcillo.

placeholder Guardabosques del SERNANP en el proceso de limpieza. (SERNANP)
Guardabosques del SERNANP en el proceso de limpieza. (SERNANP)

Hooker, además, avisa de los tres niveles de impacto principales de los vertidos de petróleo. Según explica, el primero es el que se da en las aguas superficiales, y que afecta principalmente a aves marinas y mamíferos acuáticos, por la necesidad que tienen estos últimos de emerger para poder respirar. Además, también alerta sobre su efecto en el plancton: "Estos microorganismos no solo son alimento de muchas especies, sino que allí se encuentran los huevos y larvas de casi todos los peces e invertebrados (mariscos) que viven en la costa".

El segundo nivel de impacto ocurre, según explica el científico, en las playas, donde afecta a anémonas, cangrejos, bivalvos, estrellas de mar, caracoles... "Este impacto es catastrófico a este nivel". Por último, comenta, los efectos de los vertidos llegan al fondo marino. En un primer momento, esto no ocurre, dado que la insolubilidad del petróleo en agua lo mantiene a flote en la superficie, pero, según pasa el tiempo, este hidrocarburo es capaz de 'atrapar' pequeñas partículas de arena, que aumentan su masa y su densidad, haciendo que acabe en el fondo marino, donde "puede afectar a las branquias de los peces".

Foto: Pozos de extracción de petróleo (EFE)

Pero muchas otras especies no han tenido tanta suerte. Entre las devastadoras imágenes difundidas por el SERNANP se puede observar como el derrame ya ha acabado con la vida de muchas aves, entre ellas pingüinos y cómo ha plagado las costas rocosas cercanas a la ciudad de Lima en la Reserva Nacional Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras, uno de los parques naturales más importantes del país sudamericano.

El desastre ha afectado a multitud de especies animales y vegetales que tienen la Zona Reservada de Ancón y los Islotes de Pescadores como hábitats naturales. Entre las especies más afectadas, explican desde la ONG medioambientalista Oceana, se encuentran el pingüino Humboldt y la nutria marina, ambas especies protegidas tanto en Perú como a nivel internacional.

placeholder Aves marinas buscando comida entre el vertido de petróleo en Perú. (Reuters/Angela Ponce)
Aves marinas buscando comida entre el vertido de petróleo en Perú. (Reuters/Angela Ponce)

Estas especies están catalogadas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como amenazada (en el caso del pingüino Humboldt —'Spheniscus humboldti'—, que solo se encuentra en las costas de Perú y Chile) y en peligro (en el caso de la nutria marina —'Enhydra lutris'—).

Los portavoces de Oceana han expresado su tremenda preocupación porque, "hasta cuatro días después del desastre ambiental, no se tomaron las medidas necesarias para contenerlo, lo que provocó que este se siga extendiendo". Esto supone que, en las próximas semanas, descubriremos cuál es el verdadero alcance medioambiental de este vertido que, según apuntan los expertos, será peor de lo que pronosticamos.

Tras la erupción volcánica submarina del día 15 producida en Tonga, un tsunami resultante recorrió las costas del Pacífico de punta a punta. Uno de los efectos de esta masiva ola afectó a las inmediaciones de Lima, en Perú, donde un barco petrolero de la compañía española Repsol sufrió el impacto. Como resultado, se vertieron un total, calcula el ministro del Ambiente del país sudamericano, Rubén Ramírez, de unos "6.000 barriles de petróleo".

Repsol Petróleo
El redactor recomienda