La OMM pide invertir en gestión de recursos hídricos ante la “inminente” crisis mundial del agua
  1. Medioambiente
  2. Agua
Antes de 2030

La OMM pide invertir en gestión de recursos hídricos ante la “inminente” crisis mundial del agua

Según un nuevo informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), para el año 2050 los 3.600 millones de personas sin un acceso adecuado a este recurso se convertirán en 5.000 millones

Foto: Según la OMM,  3.600 millones de personas no tiene un acceso adecuado al agua. Foto: Unsplash
Según la OMM, 3.600 millones de personas no tiene un acceso adecuado al agua. Foto: Unsplash

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) recomienda a los países que mejoren la eficacia de los servicios climáticos para el agua “en todo el mundo”, dadas las deficiencias detectadas en la inversión de la gestión de los recursos hídricos y ante la necesidad de soluciones para frenar el estrés hídrico, especialmente en los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID) y en los países menos adelantados.

En su informe sobre el ‘Estado de los servicios climáticos en 2021: agua’, la OMM constata que más de 3.600 millones de personas no tiene un acceso adecuado a este recurso, una cifra que puede llegar a 5.000 millones en 2050. Por ello, reclama “medidas urgentes” para mejorar la gestión cooperativa, adoptar políticas integradas sobre el agua y el clima e incrementar las inversiones para este recurso de cara a facilitar tanto el desarrollo sostenible como la adaptación al cambio climático y la no menos importante reducción del riesgo ante desastres.

Solo en África, más de 2.000 millones de personas viven en países con estrés hídrico y sin agua potable o servicios de saneamiento

El secretario general de la OMM, el doctor Petteri Taalas, ha alertado de que el aumento global de las temperaturas está generando cambios en las precipitaciones a nivel mundial y regional y esto da lugar a variaciones en la distribución de las lluvias y las estaciones agrícolas, con “importantes repercusiones en la seguridad alimentaria, así como en la salud y el bienestar de los seres humanos”.

Entre las recomendaciones, la organización aconseja también subsanar las deficiencias a la hora de recopilar datos sobre las variables hidrológicas básicas que sustentan los servicios climáticos y los sistemas de alerta temprana. El informe detecta una “necesidad apremiante” de optimizar el seguimiento y la "evaluación de los beneficios socioeconómicos" para exponer mejores prácticas.

placeholder El Secretario General de la OMM, Petteri Taalas. Foto: EFE
El Secretario General de la OMM, Petteri Taalas. Foto: EFE

Taalas ha explicado que en 2020 se contabilizaron “numerosos fenómenos extremos” en materia de agua y ha recordado que en Asia las lluvias extremas causaron inundaciones masivas en Japón, China, Indonesia, Nepal, Pakistán o India donde millones de personas se vieron forzadas a desplazarse y otros “cientos de seres humanos perdieron la vida”. Pero advierte de que esto no solo ocurrió en Asia, sino que en Europa “las catastróficas inundaciones” ocasionaron cientos de víctimas y cuantiosos daños.

Aviso: crisis "inminente"

Solo en África, insiste el informe, más de 2.000 millones de personas viven en países con estrés hídrico y sin agua potable o servicios de saneamiento. “Debemos tomar conciencia de la inminente crisis del agua”, advirtió el profesor Taalas.

Los datos para la alarma que expone el estudio de la OMM reflejan que en los últimos 20 años la suma de toda el agua que hay sobre la superficie de la tierra y bajo esta, incluida la nieve, el hielo y la humedad del suelo, se ha reducido a un ritmo de 1 centímetro anual y, además, las mayores pérdidas se registran en la Antártida y en Groenlandia.

placeholder Casas destruidas tras las inundaciones que asolaron Altenahr, en el distrito de Ahrweiler, Alemania, en septiembre. Foto: EFE
Casas destruidas tras las inundaciones que asolaron Altenahr, en el distrito de Ahrweiler, Alemania, en septiembre. Foto: EFE

Sin embargo, refleja que otros muchos lugares con alta densidad de población en latitudes más bajas están registrando pérdidas considerables de agua en zonas que, tradicionalmente, han sido fuentes de abastecimiento, lo que “conlleva importantes consecuencias para la seguridad hídrica”.

Al mismo tiempo, recuerda que apenas el 0,5 por ciento de todos los recursos hídricos de la Tierra es agua dulce disponible y aprovechable, mientras que en estas dos décadas han aumentado un 134 por ciento los desastres relacionados con las crecidas, mientras que el número y duración de las sequías se incrementó un 29 por ciento en ese periodo.

Foto: Caravanas bajo el agua en un 'camping' holandés. (EFE)

En definitiva, para la OMM es “esencial” alcanzar una buena gestión integrada de los recursos hídricos para garantizar el bienestar social, económico y medioambiental a largo plazo. Sin embargo, admite que, a pesar de los avances logrados, 107 países siguen estando lejos de cumplir el objetivo de gestión sostenible, algo que a más tardar debería llegar en 2030.

La organización multilateral constata así que el mundo está “considerablemente atrasado” en la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible 6: “Garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos”, por lo que urge a los países a poner en marcha medidas para avanzar en este asunto crucial del que depende la salud y el bienestar de los ciudadanos del mundo, sobre todo en los países con mayores dificultades.

Cambio climático
El redactor recomienda