Es noticia
Menú
Demandas colectivas y multas por privacidad: los dolores de cabeza de las empresas en 2023
  1. Jurídico
Según un informe de Baker

Demandas colectivas y multas por privacidad: los dolores de cabeza de las empresas en 2023

Un estudio de Baker McKenzie analiza los principales motivos que llevarán las compañías ante los tribunales en el próximo año y augura un repunte de los pleitos masa

Foto: Una reunión de trabajo. (iStock)
Una reunión de trabajo. (iStock)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las demandas colectivas y las infracciones en materia de privacidad serán uno de los grandes dolores de cabeza de las empresas para este 2023. Estas dos materias cobrarán una mayor relevancia en Europa tras la aprobación de la última Directiva sobre litigios en masa, que ha cristalizado en nuestro país en forma del Anteproyecto de Ley de Acciones de Representación para los Intereses Colectivos de los Consumidores. De hecho, los pleitos masivos contra empresas por vulnerar de la ley de protección de datos experimentarán un crecimiento en varios países como Holanda, Italia, Francia, Bélgica y España.

En términos generales, además, el número de pleitos en los que se ven inmersas las compañías permanecerá igual o, incluso, aumentará durante este año. Especialmente, entre las entidades financieras y las organizaciones del sector industrial, manufacturero y de transportes. Estas son, al menos, algunas de las conclusiones del informe The Year Ahead. Global Disputes Forecast 2023, publicado recientemente por el despacho de abogados Baker McKenzie, en el que se analiza la tendencia mundial de los litigios para 2023.

El estudio recoge la opinión de más de 600 abogados senior de multinacionales de todo el mundo. Aunque las conclusiones varían entre regiones, hay cierto consenso en un punto: la ciberseguridad y los litigios sobre datos son la principal amenaza para las compañías a nivel global. Esto incluye no solo posibles infracciones por privacidad, sino también ataques informáticos y robos de datos.

Le siguen de cerca los pleitos relacionados con causas medioambientales, sociales y de gobernanza, que se posicionan como la segunda causa que puede generar problemas legales a las compañías. Este campo abarca una gran cantidad de riesgos; desde la responsabilidad jurídica de las empresas en materia penal hasta reclamaciones por vulnerar derechos humanos. "Los abogados que participaron en nuestra encuesta consideran que el principal riesgo es el consejo de administración. Les preocupa su composición, calidad y experiencia. Tienen dudas sobre las estructuras de remuneración y los conflictos de intereses. Y les disgusta especialmente que los consejeros hagan caso omiso de sus consejos", subraya el informe.

Foto: Vista del exterior del Parlamento Europeo en Bruselas. (EFE/Olivier Hoslet)

Cierran el top 3 los conflictos en materia de seguros, que aumentarán significativamente respecto al pasado año. Una tendencia lógica, según subraya el documento, ya que estas demandas "suelen aumentar cuando la economía se enfría, se disparan los umbrales de siniestralidad y las organizaciones tratan de recuperar las pérdidas".

En territorio europeo, en cambio, la privacidad también tiene un papel protagonista, pero compartido con las demandas colectivas, que experimentarán un repunte al calor de la expansión de los fondos de financiación de litigios. "Algunas jurisdicciones se acercan a la madurez, con normas establecidas y el desarrollo de mercados secundarios. Otras todavía están tratando de encontrar el equilibrio normativo adecuado", explica el informe, y agrega que esta cuestión preocupa al 85% de las empresas consultadas.

Causas: del covid a la crisis

¿Cuál es el factor externo que plantea una mayor amenaza en materia de litigios? Mientras que la encuesta de 2022 mostró una preocupación casi unánime por el covid, las compañías parecen haber pasado página de la pandemia. En su lugar, señalan ahora al ciclo económico o la volatilidad del mercado bursátil. "Este es un patrón consistente en todas las regiones geográficas encuestadas", detalla el documento.

Otros de los elementos que generan desasosiego entre las áreas legales de las compañías son el entorno competitivo y las cuestiones geopolíticas. Sorprendentemente, dentro de este último concepto, las organizaciones no suelen tener en mente la invasión de Ucrania por parte de Rusia, sino que hacen referencia a Estados Unidos, China y el Brexit. ¿Por qué? "Muchas empresas internacionales están experimentando el impacto de la guerra; sin embargo, este suele ser indirecto, e incluso cuando hay un efecto directo, este puede no desencadenar un riesgo de demanda".

Foto: EC.

Por otro lado, el informe arroja un dato preocupante, y es que mientras que las compañías prevén un incremento de los litigios, una mayoría afirma no sentirse preparada para el escenario venidero. Un tercio dice estar muy poco segura de poder afrontar el futuro en este sentido, mientras que algo más del 40% se siente que está moderadamente confiada. Únicamente el 22% de los encuestados se fía plenamente de su nivel de preparación. Además, la mayoría de las organizaciones no tienen muchas esperanzas en encontrar los servicios adecuados de apoyo en litigios y arbitrajes.

Las demandas colectivas y las infracciones en materia de privacidad serán uno de los grandes dolores de cabeza de las empresas para este 2023. Estas dos materias cobrarán una mayor relevancia en Europa tras la aprobación de la última Directiva sobre litigios en masa, que ha cristalizado en nuestro país en forma del Anteproyecto de Ley de Acciones de Representación para los Intereses Colectivos de los Consumidores. De hecho, los pleitos masivos contra empresas por vulnerar de la ley de protección de datos experimentarán un crecimiento en varios países como Holanda, Italia, Francia, Bélgica y España.

Despachos Abogados Empresas
El redactor recomienda